1. La Vaca Violeta y El Toro Pepito

Había una  vez una ternerita que se llamaba VIOLETA  y también había un ternero llamado pepito, y un día se conocieron y se hicieron mejores amigos y se querían mucho ellos jugaban muchísimo.

Después de pasar más tiempo se hicieran un poquito más grandes y un día pepito le dijo, ´´QUISIERAS SER MI NOVIA´´ y lolita le respondió, ´´CLARO QUE SI  QUIERO SER TU NOVIA ‘y pepito se puso muy feliz y hasta  salto de la felicidad que le dio.

Después paso mucho más tiempo y PEPITO  ya era un Toro y VIOLETA ya era una vaca, al otro día PEPITO le dijo, ´´QUISERAS SER MI ESPOSA´´ y VIOLETA le dijo, ‘CLARO QUE SI TU SABES QUE  YO TE QUIERO MUCHISIMO´´ y después pasaron 2 semanas y al fin se casaron…y año después VIOLETA tuvo una  ternerita llamada LULU y PEPITO y VIOLETA la querían muchísimo. Después paso un año y VIOLETA tuvo un ternero llamado PICAZO  y a  LULU quería mucho a su hermanito PICAZO después pasaron 10 años y LULU y PICAZO tuvo una  esposa y  LULU tuvo un esposo la hija  de LULU se llamaba PAQUITA y el hijo de PICAZO se llamaba PERICLES, y después VIOLETA y PICAZO ya eran abuelitos de los hijos de LULU y PICAZO Y después ¡TODOS  VIVIERON FELICES PARA SIEMPRE…!

María Daniela Arevalo Sánchez, Grado 3°, Centro Educativo Paulo Freire

2. El Mundo Fantástico Frozen City

Había una vez una niña llamada Ana. Ella quería viajar a frozen city donde vivían los padres. Ana vivía con su abuela Margarita y con su abuelo Sebastián. Ella siempre vivió con sus abuelos porque cuando Ana era pequeña  sus padres se fueron a vivir a frozen city y la dejaron sola con sus abuelos porque su mamá tenía 5 hijas y ella no podía contenerlas. Entonces regalo una hija que se llama Natalia. Ana no sabía que era su hermana, ella pesaba que no tenía. Ella se enteró porque le dijeron los abuelos. Ellos querían que Ana viviera feliz con ellos. Al otro día siguiente Ana quería viajar para vivir con sus padres y los abuelos de Ana le compraron un boleto para que ella viajara a frozen city a vivir con sus padres. Ana se fue feliz  y de pronto ella llego a frozen city y se encontró con sus padres que estaban en la puerta  del aeropuerto. Ana abrazo muy fuerte a su mamá y a su papá porque los estaba extrañando. Y Ana conoció a sus 4 hermanas que se llamaban: Sara, Manuela, Isabela y Raquel. Frozen city era muy lindo pero esa ciudad era congelada con nieve Y Hielo. Pasaron 10 días y los abuelos de Ana querían que volviera a la casa de ellos pero Ana no quería, se iba a quedar con sus padres porque ella habia pasado muy bien con sus padres y sus hermanas. Un día Ana  y sus hermanas fueron a patinar sobre hielo a todas les gustaron por eso Ana se queria quedar a ella le gusto estar  en frozen city, por eso le gusto estar con sus hermanas y sus padres. Los padres de Ana le dijeron a los abuelos de Ana que ella se iba a quedar con ellos, y los abuelos dijeron que si Ana se podia quedar con ellos. Ana iba a llamar a sus abuelos para decirles que chao. Los llamo y les dijo chao Ana  a sus abuelos. Ana vivio feliz por siempre. Fin

Ana Sofía Vargas Guzmán, Grado 4°, Centro Educativo Paulo Freire

3. El Anuncio Inesperado

Hola me llamo Thomas Spencer. Soy norteamericano y tengo 60 años.  Les quiero contar algo que me pasó cuando tan solo era un pequeño de doce años.

Vivía en el campo cerca al cañón del colorado en el año 1920. Un día de primavera en la mañana, mi madre me pidió que fuera y recogiera algo de agua en el arroyo. El arroyo quedaba tan solo a unos metros. Yo Salí y empecé a caminar, pero caminé durante horas y horas sin encontrar el arroyo. De pronto llegué a un lugar tan hermoso que nunca en mi vida lo olvidaré.

Era un lugar con agua cristalina, lleno de pastos verdes, árboles, flores, ¡¡¡la naturaleza era muy hermosa!!! Toda la gente que allí se encontraba era joven, yo pienso que más o menos de unos veinte años.

Todo era hermoso, no había noche, la gente no dormía, ni comía, y no hacía nada de lo que hace un ser humano de la tierra. No existía la muerte, los únicos sentimientos que habían allí eran gozo y alegría. ¡¡¡Era algo tan celestial!!!. Todas las personas me dieron la bienvenida a ese lugar, y eran muy amables. En medio de la bienvenida que me dieron se me acercó una mujer, era la mujer más hermosa que había visto en mi vida. Ella y yo empezamos a hablar, me contó de su familia y de cómo había empezado todo. Me habló de su esposo y de sus hijos, y me dijo que su familia era de apellido Spencer. Cuando escuche esto, quede de una sola pieza, me puse helado porque me di cuenta que esa mujer tan hermosa era mi tatarabuela.

Su nombre era Margaret Spencer. Ella me conto de mi tatarabuelo. Él era militar y vió la colonización de E.E.U.U en 1606. Me contó que mi tatarabuelo era Inglés y por esto sabia tantas cosas de la colonización. Me dijo que él era uno de los colonizadores que llegaron a partir de 1606 con la ilusión de descubrir oro y de encontrar una nueva tierra donde vivir. Los ríos no atravesaban el continente, así que el paso estaba bloqueado y tampoco encontraron oro, lo único que podían comerciar al principio fueron maderas extraídas de los bosques, por lo cual tuvieron que pasar muchas carencias, miserias y ataques de los indígenas durante algún tiempo. Ella me contó que mi tatarabuelo pasó muchas desgracias durante este viaje, y que se hicieron amigos de algunos Indígenas, pero que esto no fue en vano porque todos ellos lograron lo que querían.

Al final de hablar muchas cosas más supe que se estaba haciendo cada vez más tarde, ya que había pasado un día desde que había llegado allí. Ella no quería dejarme ir porque tenia algo que decirme. Me dijo que yo había llegado allí por un solo propósito; que en la tierra papá y mamá llevaban diez años buscándome, y que un año después de haber llegado a  mi hogar, mi padre iba a correr un gran riesgo de muerte en el campo, que el día 10 de febrero de 1931 a las 12:30 de la tarde él iba a salir al campo y se iba a parar al lado de un pino, y que en medio de una fuerte lluvia un rayo mataría a mi padre. Yo muy triste de haberme enterado de esta situación, le pedí a mi tatarabuela que quería regresar a mi casa para darle la noticia a mis padres y ella me dijo que con solo desearlo de todo corazón podría regresar, y asi lo hice. Regrese a mi casa y me reencontré con mis padres que durante 10 años me habían buscado en muchos lugares. Igual a lo que me había dicho mi tatarabuela, yo les conté lo que ella me había hablado sobre mi padre, pero ninguno de los dos me quiso creer.

Un año después mi padre, mi madre, y yo salimos al campo a recoger el trigo, y todo paso perfectamente como mi tatarabuela me lo había contado. Mi padre empezó a recoger el trigo al lado del pino y empezó a llover muy fuerte, y entonces yo le grité a mi padre con todas mis fuerzas llorando ¡¡¡Padre no te acuerdas lo que te conté!!!¡¡¡ Padre!!! ¡¡¡ Padre!!!

Mi padre me miró fijamente a los ojos y me dijo te creo hijo ¡¡¡perdóname!!!, ¡¡¡perdóname!!! lo dijo llorando. Le dije: vámonos al refugio con mamá antes de que sea demasiado tarde, y todos salimos corriendo al refugio que había debajo de la casa porque era una fuerte tormenta. El refugio tenía una ventana y mi padre vió la hora en su viejo reloj y eran las 12:30 del 10 de febrero de 1931, apenas miró la ventana el rayo cayó sobre el pino, el pino se abrió en dos y las dos partes del pino cayeron justo donde papá se había parado en el campo a recoger el trigo. El vió esto y empezó a llorar. De pronto todos empezamos a llorar y ellos me dieron las gracias por salvarle las vidas. Fin

Sara Victoria Peralta Valencia, Grado 4°, Centro Educativo Paulo Freire

4. La Tierna Perrita Mia

Enero  28, el frio y la neblina cubren  la tarde de aquel lugar, como  todos los pueblos que se encuentra a 3.000 metros de altura, calles silenciosas, brisa fría;  y en aquel rincón se escucha un pequeño aullido, acaba de nacer una linda cachorra, la única cría de su madre, una perra callejera, quien trae por cuarta vez cachorros a este mundo, quien a pesar  de sus años y su mal estado de nutrición hizo todo lo posible para criar a su juguetona, saltarina y loca perrita amarilla jaspeada. Su madre le enseñó con amor todas las cosas para poder sobrevivir en la fría población.

Al crecer ella emprendió su camino y gracias a lo aprendido de su madre supo  sobrevivir.  Su día a día transcurría buscando comida en las bolsas de basura, que las personas dejaban al frente de sus casas; visitaba los restaurantes esperando que alguien arrojase algo para comer y luchar contra la competencia que también se encontraba allí.  Pero su lugar favorito era la panadería de Doña Nubia, ella esperaba ansiosa, con su mirada tierna,  a que alguien noble arrojase un pan para calmar su hambre, pero a veces solo recibía regaños y golpes.  Corría con suerte cuando llegaba temprano y pasaban dos niños a comprar lo del desayuno, ellos la querían y siempre compartían algo de pan con ella.

Lo que no esperaba la bella perrita atigrada, era que pronto su vida daría un giro de 180°. En esa población trabajaba un médico muy bueno y amante  de los animales, quien a lo largo de su vida  había ayudado a muchos perros callejeros curándolos, adoptándolos y amándolos.  Por alguna razón el destino permite que ciertas cosas pasen, en esa época por remodelaciones del Hospital, todos los funcionarios fueron trasladados a un casa del parque,  y el médico debía dejar el carro en un parqueadero a dos cuadras de allí.  

Un día, él fue a la panadería y allí conoció a la bella perrita, y como a él le encantan los perros compró algo de pan y se lo dio, la perrita quedó muy feliz y agradecida.  Y así pasaron muchos meses en que ellos compartían gratos momentos en que ella alegraba su día, a él le gustaba acariciar su barriguita. Ella quiso seguirlo y llegó donde él trabajaba, desde entonces asumió un nuevo empleo como vigilante,  llegaba muy puntual desde la 7:40 am, antes de que abrieran la casa donde funcionaba provisionalmente el Hospital, allí lo esperaba y se quedaba cuidándolo fuera del consultorio, hasta que terminaba de atender a los pacientes.  La gente que ingresaba a consulta creía que era la mascota del Doctor. Ella lo acompañaba a todos los lados, incluso cuidaba el carro en el parqueadero; en algún momento el médico le dijo que ella estaba muy linda para llevársela para su casa en el campo. Bueno, así pasó el tiempo y el medico salió a vacaciones, pero la perrita angustiada y triste siempre iba temprano a esperarlo. Cuando regresó el Doctor de vacaciones la perrita se puso muy feliz y batía alegremente su colita.

A los pocos días de regresar, algo extraño sucedió, pasaron tres días y la perrita no  aparecía, la extrañó,  creyó que había sido  envenenada  o atropellada.  Pero ¡oh sorpresa!  Ese día ella lo esperaba en el parqueadero, lo saludó meneando su cola. Al marchar a casa, vio el retrovisor,  la perrita venía corriendo  para alcanzarlo, el aceleró pero ella también lo hizo, tal vez sabía que era la oportunidad para ir  a esa casa,  como él algún día se lo había dicho, quizá pensó que se iría nuevamente  y no lo vería. Él se detuvo,  la subió al carro, con preocupación pues  al alzarla  lo podía morder,  a pesar que se conocían, no sabía cómo iba a actuar.  Viajaron algunos kilómetros, ella se mareó y tuvo que bajarla nuevamente del vehículo y esperar un rato, la volvió a subir y así transcurrió su viaje para llegar feliz a su nuevo hogar.  El encuentro fue muy especial, desde el primer momento que la vi me enamoré de ella, acá conoció a dos perritas más quienes le dieron la bienvenida

Desde entonces la llamamos MIA, la bañamos, le aplicamos las vacunas, la llevamos al veterinario para que la operaran,  la cuidamos y ella nos alegra el día, es muy cariñosa.

Tomó un nuevo empleo de cuidarnos, hace la ronda por la mañana: espanta los pájaros negros que se posan en los árboles, saca las gallinas para que no estén cerca de la casa,  le ladra a mi papi antes de salir al trabajo, a lo mejor le dice en su lenguaje perruno: ¡que te vaya bien y vuelve pronto!, ella es muy amorosa,  es un miembro más de nuestra familia, la amamos mucho.

Pienso que los tres días que duró desaparecida, estaba despidiéndose de todos sus amigos que dejaba allá en ese pueblito donde pasó gran parte de su vida.

Hoy es una perrita muy afortunada llena de amor, comidita, porque parece una bolita, felicidad y compañía de sus amigas Nina y Sacha.

Ojala muchas personas adoptaran perros callejeros, de esta forma ayudaríamos dando hogar y amor a quienes lo necesitan.  Fin

Juan Esteban Ardila Barajas, Grado 4°, Centro Educativo Paulo Freire

5. Hitoshi Chan

CAPITULO 1

La pesadilla real

Eran cerca de las 3:00 de la mañana. Ahí estaba hitoshi chan en su cama dormida, hitoshi chan era una chica de Japón que sacaba buenas notas en su escuela tenía nada mas una sola compañera con la que se llevaba bien, se llamaba miku hatsune sacaba también buenas notas y todo, pero ella ocultaba un secreto que solo hitoshi sabia: la madre de miku es en especie una mujer-gata es decir que tiene cuerpo humano pero orejas y cola de gato. Por eso a miku no la aceptaron sus “compañeras”

Dieron las 3:30 de la mañana en el reloj de hitoshi y sonó una explosión hitoshi despertó sobresaltada cayéndose al suelo.

Sobándose la cabeza y la espalda se fue hacia le ventana y vio algo que nunca había visto; estaban invadiendo Japón, mandando explosiones, peleando, matándose gente entre ellos mismos. Hitoshi no pudo evitar vomitar en la caneca que tenia al lado suyo. Se levanto a tiempo para ver que venía una caravana de personas como soldados que venían en un filas, habían como miles de soldados en ese desfile, todos mataban a todos “que bien, gente matando gente inocente” pensó hitoshi.

Hitoshi vio para debajo de la ventana y vio a su padre con una katana peleando contra esos agentes raros vestidos de negro, estaba peleando con tres sujetos hasta que vio algo: había alguien detrás de su padre, un sujeto de negro con su madre apuntándola con una pistola. Hitoshi grito y empezó a llorar descontroladamente, sabía que tenía que hacer algo, cogió dos katanas las que había forzado en Okinawa con un experto llamado hattori hanzo. Mientras bajaba las escaleras hitoshi vio a su hermano hiro de catorce años bajo la mesa, hitoshi era mayor que su hermano tenia quince años, cogió su hermanito rápido pero cuando sintió fue una bomba explotar en frente su casa.

El jaleo ceso, fue con pasos inseguros, pero no sin antes darle una katana a su hermanito, hitoshi abrió la puerta de su casa y lo que vio fue una masacre.

Olía a sangre, a quemado, había cadáveres por todos lados pero lo que vio que le rompió el corazón fue a su padre y a su madre, los dos abrazados y el sujeto que vio hitoshi con su madre, muerto.

-¿hito?- escucho que llamaban por detrás de ella -¿hitoshi estas bien?-

-estoy bien hiro- dijo hitoshi, no quería que su hermanito viera eso, así que entro a su casa.

-tengo hambre- dijo hiro tocándose el estomago

-te voy a hacer algo de comida- dijo hitoshi

Pero antes de dar un paso escucho el teléfono de la sala comenzó a sonar

CAPITULO 2

La Chiva Herida y Los Graffitis

Hitoshi escucho el teléfono fijo de la sala sonar y fue corriendo a contestar.

-hola?- dijo hitoshi asustada

-hito ayúdame- decía una voz como herida, como si se estuviese muriendo

-quién es?- dijo hitoshi mas asustada aun

-soy mí…ku…- dijo la voz, como si le doliera hablar-

Hasta que hitoshi comprendió, la explosión que escucho al final y mato a todas esas personas que estaban afuera, la explosión por eso se escucho cerca, pero no cayo ahí, cayo donde miku, por eso miku estaba herida…se estaba muriendo.

-miku? Donde estas? Iré a por ti, no te preocupes solo dime donde estas- dijo hitoshi hablando rápido pero muy claro

-mi… casa… ayúdame hito, duele… mu…cho- dijo miku con sus últimos alientos

Hitoshi cogió a su hermanito y salió corriendo, para asegurarse cogió otras cuatro katanas, lo bueno era que su padre fabricaba katanas en su tiempo libre, así que cogió las mejores y más fuertes katanas y echo a correr por la calle ahora hecha cenizas con su hermanito al lado de ella.

Mientras cruzaron una calle vieron unos cinco sujetos haciendo unos grafitis en una pared, los grafitis estaban en japonés y decían cosas como:

私たちは平和を望みます (queremos Paz)

人間は物事はありません (somos humanos no cosas)

これ以上日本を砲撃しません (no más bombardeos a Japón)

我々は焼く場合は、私たちと一緒に焼きます (si nosotros ardemos ustedes arderán con nosotros)

夜と反乱はいつも来ます (la noche y la rebeldía siempre vienen)

Hitoshi quedo impresionada con ese montón de frases, y lo supo venia una guerra, la tercera guerra mundial

Hitoshi quería hacer algo, pelear, pero solo tenía quince años, moriría, pero aun así quería hacer algo, o al menos intentarlo.

Hitoshi llego a casa de miku la puerta estaba fuera de los goznes, entro con hiro al lado y mientras daba un paso escuchaba gritos, pasos, como fugas y mas gritos. Desde lo lejos se escuchaban las explosiones, estaban en el otro lado de Japón las explosiones.

-hito… mira- dijo hiro señalando a la cocina de la casa de miku – vi moverse algo ahí, vamos a mirar-

-está bien vamos- hitoshi vio algo, fue lo peor que vio en su vida, estaba miku en suelo mal herida y con un sujeto quitándole la ropa lentamente mientras ella lloraba silenciosamente

-¡SUELTALA O TE ASESINO!- dijo una voz al lado de hitoshi, era hiro quien había dicho eso

-идти или умирает выбрать- dijo el sujeto levantándose y con una daga y una espada en las manos mirando a hiro furioso. No nos movimos no sabíamos que decía el

-Хорошо, я вижу, вы хотите, чтобы умереть- dijo el sujeto abalanzándose a hiro con una daga-

Hitoshi con un movimiento rápido le tiro un cuchillo carnicero al sujeto antes de que llegara donde hiro, el cuchillo le había dado en el pecho, dejo al sujeto muerto en el suelo enseguida.

-estas bien hiro?- dijo miku desde el suelo con lagrimas en los ojos y un corte en la mejilla

-s… s… si lo… lo… estoy- dijo hiro conmocionado por lo que acababa de pasar

-¿miku estas bien?- dijo hitoshi levantando a miku

-si lo estoy, debemos irnos de aquí, hay muchos agentes rusos aquí, vengan por aquí- dijo miku yendo a donde estaba el horno para cocinar cojeando

-¿me ayudan?- dijo tratando de mover el horno

Hitoshi y hiro ayudaron a miku desconcertados moviendo el horno y hitoshi comprendió, detrás del horno había una puerta secreta.

Capitulo 3

El gatito negro

Los tres salieron a el patio delantero por la puerta secreta, cuando salieron hitoshi le dio dos katanas a miku

-gracias hitoshi, si no hubiesen llegado a tiempo ese hombre me hubiese- dijo miku pero se cayó enseguida y hitoshi supo lo que iba a decir.

Por lo que hitoshi veía estaba saliendo el sol, ya estaba amaneciendo, si eso había pasado hacia tres horas, que no pasaría en los siguientes días, se sorprendió hitoshi pasaron por donde ella había pasado donde los grafitis y no había nadie, solamente un gatito negro buscando comida en un basurero

Miku como se lo esperaba hitoshi, fue a por él gatito, el gatito ni se inmuto, solamente se fue hacia los brazos de miku, como si ella fuese su ama

-hiro!, mira que gatito tan hermoso!- dijo miku a hiro

Hitoshi apenas miro con ternura al gatito, pero vio algo, ese gatito no era normal, tenía un ojito verde y otro azul, según lo que había leído hitoshi en la escuela los gatos que tienen un ojo de un color y otro ojo de otro color, son especiales y traen buena suerte y más si son negros

-es hermoso, quedémonoslo- dijo hitoshi mirando sus ojos embobada

El gatito maulló y miku le dio un poco de pan que trajo de su casa el gatito se lo comió con agilidad miku vio algo que no se había dado cuenta cuando fue por el gatito, grito fuerte y asustada retrocedió, hitoshi y hiro fueron a ver qué había pasado y vieron el cadáver de un agente ruso, los dos hermanos también gritaron al unisonó, el gatito fue hacia hitoshi y hiro se dio cuenta de que el gatito tenía sangre en la barbilla, se acerco lentamente al agente ruso, y vio que tenía como mordiscos en el cuello, en la pierna, en los brazos y en la cara

El gatito llego a donde estaba el sujeto y empezó a comerse una parte de su cuello.

Los tres gritaron aun mas fuerte pero hitoshi se dio cuenta de que el gatito tenía un pequeño corte en la cola y en el estomago y lo entendió: el gatito solamente se defendía.

Capitulo 4

El amigo caído

Los tres escucharon una explosión y corrieron lo más lejos de ese lugar con el gatito en brazos de hitoshi,

-vamos a Okinawa- dijo miku –allí vive, una tía mía, nos podremos quedar con ella-

-no lo sé… eso implicaría ir en avión y es muy peligroso- dijo hiro

-ahora que lo pienso no es peligroso, podremos ir a Okinawa y quedarnos allí a vivir, y el aeropuerto es a veinte minutos si vamos corriendo a diez minutos- dijo hitoshi guardando el gatito negro

-está bien, vamos pero el gatito se llamara neko- dijo hiro-

-vale hiro, neko- dijo miku-

Escucharon otra explosión pero esa explosión cayó en la otra calle de atrás e hizo volar a hitoshi y a los demás, cayeron con un golpe sordo en el piso.

Hitoshi se levanto mareada, escuchaba gritos, alarmas, pasos, y más explosiones.

-HIRO!, HIRO DESPIERTA POR FAVOR! DEBEMOS IRNOS! HIRO? NO, NO!

Hitoshi pudo ver un poco más claro y vio a su hermano hiro en brazos de un sujeto vestido y encapuchado de rojo y      naranja pero con la cara descubierta y burlándose de miku.

Hitoshi sintió que le cogieron las manos, empezó a forcejar pero sin éxito alguno, neko estaba mordiendo y arañando a un hombre raro de esos mientras el hombre huía, vio que agarraron a miku y ella trataba de forcejar como hitoshi.

-히로? 즉, 그 녀석의 이름입니까? – dijo el sujeto o más bien la mujer que tenia a miku

-그래서 그 이름을 역겨운 오른쪽 유키- dijo el hombre que sujetaba a hitoshi

-종료 그들은 당신이 볼 수있는 마지막 일 내 칼이 자신의 더러운 몸을지나 제 1 구동 될 것이라고 맹세 때문에 경우에 그들을 귀찮게- dijo el hombre que sujetaba a hiro y lo que hizo sorprendió a miku y a hitoshi fue que el hombre que sujetaba a hiro, con un movimiento rápido de manos en el pecho al hombre y la mujer, les empezó a salir sangre de la boca y el los empujo y dieron cinco pasos y cayeron en el piso muertos.

-qué demonios hiciste- dijo miku

-los cinco golpes del corazón explosivo

-me enseñas a hacerlo?

-no

-venga

-te dije que no

-ven con nosotras

-corran ustedes el chico ya está muerto

El corazón de hitoshi se detuvo por lo que a ella le pareció siglos, corran ustedes el chico ya está muerto

Esa palabra se le repitió un montón de veces en la cabeza de hitoshi.

-no, hiro? Hermanito?- dijo hitoshi cayéndose de rodillas al lado del difunto cuerpo de hiro ahora frio como el hielo

-el es tu… hermano?- dijo el sujeto raro

-pues… si, el es mi hermano…-dijo hitoshi levantándose admitiéndolo su hermanito hiro, estaba muerto, y ya no habría marcha atrás.

-tienen que irse, me llamo Lin-Won, tengan, llévense esto, lo van a necesitar-dijo dándoles a hitoshi y a miku dos granadas- ese gatito suyo se ve que es muy bueno cazando-dijo de nuevo refiriéndose a neko-

-¿Qué pasa? ¿Por qué todo empezó así nada más? De la nada empezaron a lanzar bombas y empezaron a atacar, ¿Qué pasa?- dijo miku mirando al cuerpo fallecido e inmóvil de hiro con lágrimas en los ojos-

-terroristas, Rusia, estados unidos y la tercera guerra mundial, eso pasa madame – dijo Lin-Won con mucha ironía, como si eso que estaba pasando fuese normal- corran, y no hagan tanto ruido ni dejen que nadie las toque y manténganse alejadas de la gente-

-vale, vamos hito, ¿hitoshi? ¿Estás en tierra o en Júpiter? – dijo miku en tono burlón-

-¿corre?-dijo hitoshi mirando una bandada de agentes rusos y con terroristas hacia donde ellos estaban-

-muy buena elección-dijeron miku y Lin-Won al mismo tiempo mientras miku cogía a neko y lo metía en la mochila.

Capitulo 5

El destino que nunca llego (Narrado por hitoshi)

Corríamos lo más rápido que podíamos, íbamos de camino al aeropuerto a ir al primer avión que despegara pero que nos alejara de Japón

-ya casi llegamos-dijo Lin tras correr durante quince minutos-

-vale-dijimos miku y yo al unisonó

Llegamos al aeropuerto y había una revuelta personas corriendo, y manifestaciones en donde se compraban los boletos para avión y los vimos, eran horribles, eran personas sin cara eran… terroristas

Corrimos miku y yo, miku aun llevaba a neko en el bolso el pillo estaba acostado como si nada… vida de gatos, mientras corríamos divise una puerta de avión, había un avión ahí mismo, sin despegar estaban cerrando la puerta y entramos miku y yo la azafata cerró la puerta rápido, se escucho una explosión como a veinte metros.

-tengan chicas, nunca se sabe que pasa aquí con terroristas-nos dijo la azafata dándonos a miku y a mi unas caretas de oxigeno y unos salvavidas

Miku y yo entramos al avión, era grande, miku antes de venir conmigo le dijo a la azafata:

-para donde va este avión?

-para parís Francia -respondió la azafata

Le dije a miku que viniera conmigo ya que había visto tres puestos, uno para mi, uno para miku y uno para Lin-Won ahora que me doy cuenta… donde está Lin?

miku?, has visto a Lin?- dije preocupada-

-a Lin-Won? Si, está allí, hablando con la azafata-dijo miku señalando a la puerta, y efectivamente ahí estaba Lin, con la azafata-

Duramos viajando durante más de 8 horas

Desperté, estaba en el avión con Lin-won y miku todo el mundo dormía, me levante de mi asiento y todos estaban en sillas o en el suelo, había una chica de pelo violeta que gemía de dolor mientras se vendaba una herida profunda que tenía en el brazo.

Vuelvo a mi asiento, alguien grita mi nombre “Hitoshi… Hitoshi, el desayuno está listo…” sabia quien era, era hiro.

Sabía que eran visiones… era su fantasma… el murió y no volverá.

Me senté en mi asiento y me puse cómoda, neko se sentó en mi regazo, me puse a acariciarle las orejas y me quedo dormida enseguida…

Capitulo 6

¿Hitoshi estas bien?

-HITOSHI!, HITOSHI POR EL AMOR DE DIOS DESPIERTA!

Me dolía la cabeza como si me hubiese golpeado, estaba gritando, escuchaba voces y gritos que decían mi nombre hasta que ¡PLAF¡ me tiraron un balde de agua fría en la cara

-¿hitoshi estas bien? Estabas gritando como loca- dijo la madre de hitoshi con cara de preocupación-

-cierto estabas gritando y no te despertabas- dijo hiro- estábamos muy preocupados

Lo primero que hice fue abrazar a hiro y el sorprendido me devolvió el  abrazo

¡Resulta que todo era un sueño! Una horripilante pesadilla-pensé mientras comía mi trozo de tocino- y hiro y sus padres no habían muerto y no había guerra.

Sara Lucia Acosta Gómez, Grado 5°, Centro Educativo Paulo Freire

6. Mi Día de Suerte

Un día en un bosque muy lejano, vivía un hambriento lobo que se preparaba para salir a cazar su cena y mientras limaba sus garras, le sorprendió un golpe en la puerta.

“Oye conejo”, grito alguien  desde afuera, “estas en casa? conejo?” pensó el lobo, “sería una buena cena”. Cuando abrió la puerta vio a una deliciosa cabrita, la cabrita grito ¡Ho no!, en seguida el lobo arrastró a la cabrita hasta su cocina.

La cabrita lloraba y pataleaba y el lobo le dijo cumplirás mi ordenes porque hoy es mi día de suerte. La cabrita aceptó e hizo todo lo que el lobo le pidió.

Primero la cabrita tenía que meterse en la olla y luego el lobo le iba a poner vegetales alrededor cuando la cabrita dijo, “señor lobo no sería mejor que me bañaras porque estoy muy sucia? el lobo dijo, “es una grandiosa idea”, y se puso a recolectar leña y  llevo agua hasta su casa.

Luego el lobo bañó a la cabrita y esta quedo muy limpia. El lobo dijo “ahora si metete a la olla”, la cabrita obedeció, pero luego le dijo al lobo, “no sería mejor que me engordaras para tener más carne” y el lobo dijo “es una buena idea”.

Entonces el lobo se puso a recolectar tomates y lechuga y para preparar con  la cabrita unas deliciosas pastas y unas galletas. Después de haber terminado de comer, la cabrita se acostó en la olla y el lobo ya la iba a adornar con lechuga alrededor, cuando la cabrita dijo, “no sería mejor que me hicieras unos masajes para que mi carne no sea tan dura?”.

El lobo contestó, “porque no se me ocurrió antes”, entonces el lobo empezó a hacerle masajes a la cabrita. Cuando la cabrita ya no sintió más las garras del lobo, empezó a llamarlo “señor lobo, se encuentra bien?”, entonces la cabrita se dio cuenta que el lobo ya no la escuchaba porque se había quedado dormido del cansancio y por esta razón la cabrita pudo escapar de las garras del lobo.

Finalmente, la cabrita empezó a guardar algunas galletas que habían sobrado y se las llevo para su casa. Luego miro su libreta y dijo “a quién visitare mañana?”.

Mariana Jaime Bernal, Grado 6°, Centro Educativo Paulo Freire

7. Una Historia a Través del Espejo

Era nueva en mi colegio, me sorprendió que con mi familia fuésemos tan nómadas pues no había estado dos años seguidos en ningún colegio, pero ya te vas acostumbrando a ello, la idea era que nos quedáramos mucho más tiempo en Agor, ya teníamos planes para la casa pero a veces tu no previenes lo que puede pasar, eso fue lo que nos pasó a nosotros, teníamos  planes para un mini golf para remodelar la casa hasta para un museo del juego pero nunca pensamos en la seguridad, gran error, una noche como cualquier otra salimos a ver las estrellas con el portátil en un programa llamado Stellarium, estaba haciendo mucho frio así que decidí entrar a la casa, prendí el televisor me tape con la chaqueta gris o beige de mi papa y me puse a ver un minuto para ganar mi programa favorito, a mi hermanito lo venció el sueño y yo estaba empezando a cabecear, después escuche un ladrido de un perro pero ya era normal pues ese ladrido llevaba como tres días seguidos pero no entendíamos el por qué, seguí mirando el canal hasta que escuche algo, mis ojos que estaban medio cerrados se abrieron como un huevo frito, pues era mi mama con mi papa estaban caminando con las manos arriba y de para atrás, al principio pensé que era un juego y le pregunte a mi mama que pasaba, no entendía nada de lo que pasaba tan solo tenía 8 años, seguí mirando a ver qué pasaba vi a un señor de estatura media todo negro menos el cinturón que era como amarillo parecía un ninja, tenía un tapabocas en ese momento pensé que era un amigo de mi papa pero no comprendía cómo se podía aguantar ese coso que le tapaba la boca, en su mano tenía una pistola y le estaba apuntando a todo primero a mi mama e hizo un circulo revisando hubiese nadie más aparte de nosotros cuatro, estaba a mi lado no le alcance a ver su cara pero podía asegurar que estaba herido por como movía el brazo derecho, lo primero que nos pidió fue alcohol y algodón, seguía pensando que era un amigo de mi papa hasta que le apunto a él  y movía el arma sin quitarle la mirada, mi mama en lo primero que pensó fue en mí y mi hermanito mi papa alzo a mi hermanito y lo subió al camarote yo también me subí y me escondí debajo de las cobijas, me dedique a escuchar lo que decía pero a la vez quería seguir escuchando el programa, pidió todos los celulares pero no encontrábamos el mío, también nos pidió que apagáramos todas las luces y que solo dejáramos la de la sala y el televisor, me puse feliz al saber que iba a poder seguir viendo televisión, mi perrito no paraba de ladrar y nos dijo que lo debíamos callar apuntándole a mi mama pero mi perrito Toby hacia caso omiso, ya estaba empezando a dudar que fuera amigo de mi papa. El tiempo paso algo rápido, cuando vi el televisor estaban dando una novela lo cual quería decir que a esa hora nos debíamos acostar, intentaba dormir pero ese señor solo hablaba… no entendía bastantes de los términos que utilizaba el, solo entendí que si no le dábamos 10 millones mataría a mi papa, tenía mucho miedo, estaba pensando en mi cabeza el cómo hacer para conseguirlos, pensaba en los ahorros que tenía pero no tenía ni 50 mil, decía algo de la guerrilla no me acuerdo muy bien que era, duro como dos horas hablando, se llevó el celular de mi mama, el alcohol (que me pareció algo injusto porque se suponía que se lo estábamos dando prestado), y el computador portátil, sabía que era un ladrón pero cuando se fue me baje corriendo del camarote y corrí a abrazar a mi papi tenía bastante miedo y quería ir al baño, le pregunte se podía encender la luz y me dijo que mejor no, estaba temblando y ese baño era oscuro así que deje la puerta medio abierta, hablamos y agradecíamos que no nos pasó nada malo a nadie yo no entendía nada de lo que él dijo pero si sabía que iba a regresar le dije a mi mama ¿si iba a volver? Y me dijo que en una semana, yo no quería que volviera, así que a la mañana siguiente no fuimos corriendo de allí, fuimos desplazados se puede decir llegamos a la casa de mis abuelos contamos lo sucedido aunque antes ya habíamos hablado con la policía de allá, pero no les importo mucho el caso, luego pues alquilamos un revolver para protegernos lo usaba mi tío que fue pensionado de la fuerza aérea, cada vez que mi perrito ladraba llamábamos a la policía a que cogiese a ese señor pero siempre se escapaba, ya mis padres habían logrado un traslado de la gobernación a Alnnas así que nos fuimos a vivir allá, nos recibieron muy bien en especial la señora que nos arrendo la casa, dormíamos en colchonetas porque no teníamos dinero para el trasteo, jugábamos en el celular de mi mama el jueguito típico de la culebrita, no teníamos casi dinero pero lo que era más valioso era que estábamos lo cuatro juntos, que nos hicieron zancadilla y nos levantamos, eso era lo importante. En el trasteo de Agor solo pensaba en mi hermano mayor Andrés Leonardo, nunca lo conocí, murió antes de que yo naciera, pero por alguna razón lo conocía, mis padres siempre hablaban de él, era mi amigo imaginario de pequeña en Boíta, no dejaba que nadie se sentara a mi lado porque él estaba ahí, luego de un tiempo no me acuerdo bien a qué edad estaba con él, soñaba cada nada con él, me decía hermanita dentro de poco estarás con migo, siempre se presentaba en un sitio oscuro y el salía, era una sombra blanca, a veces yo lo veía a él recostado en el camarote o caminando pero siempre con una cara triste como si fuese un emo, luego desaparecía, me asustaba mucho, mientras me acordaba llegamos a alnnas y ahí fue donde empezó esta travesía.

Me metieron a la escuela del pueblo, allí pues me hice amiga de todos especialmente de calvo o bueno a si le llamaban ya ni me acuerdo el nombre, nos molestaban mucho pero no importaba, todas las noches soñaba una pesadilla muy fea trataba sobre ladrones, no podía dejar el pasado atrás se me dificultaba bastante, en los descansos me sentaba con calvo y Lina, los demás me trataban de extranjera de tonta de llorona pero ellos no supieron en realidad por qué a veces cuando hablaba de Agor lloraba.

Un día, no sé en realidad el cómo paso eso, estábamos caminando con mis amigos y pues nos encontramos con alguien no recuerdo bien su cara pero puedo asegurar que medía 1.73,  luego nos puso un trapo en la boca y la nariz no sé si a calvo y a Lina también espero que se hallan salvado era lo único que decía, empecé a sentir como un zumbido en los oídos o más bien escuchaba como cuando un televisor está dañado, me dolía la garganta sentía las manos y la cara algo dormida y me pusieron a caminar no sabía exactamente hacia donde me llevaban solo sabía que tenía miedo y sueño, no me acuerdo de nada más de lo que siguió, solo me acuerdo que después me hallaba en un sitio muy oscuro y habían voces que me llamaba decían mi nombre, estaba muy asustada, en la sala solo había un rayo de luz, el cual me llegaba a la cara, me intente levantar pero no pude, la sala en si era muy oscura, sentía como una sensación de tristeza de llanto y sufrimiento, mire el pequeño rayo de luz y veía el cómo se cerraba, no sé muy bien el como pero podía ver en la oscuridad, era como si estuviera la sala iluminada con focos, no quería abrir casi los ojos, solo veía el suelo me sentía extraña, por lo general me la paso riendo pero sentía como ganas de llorar y la presencia de algo o alguien, mire a mi alrededor pero con bastante miedo, vi que la sala estaba llena de espejos, no puedo decir bien la magnitud de la sala, pues ustedes saben que los espejos hacen que los lugares se vean más grandes, no sabía que hacían esos espejos hay, estaban muy sucios y oxidados habían en toda parte espejos, había uno en la parte inferior de una pared, ese no sé qué tendría de especial pero por alguna razón me llamo la atención y me acerque hacia el como pude, me arrastre, no me podía parar era como si una mano no me dejase, era una sensación muy fea, cuando llegue a ese espejo lo toque y fue como si simultáneamente se pusiera una mano de sangre al otro lado del espejo o si mi mano estuviera untada, quite la mano al momento y la mire, no había nada pero luego me mire en el espejo, reflejo a alguien, como a una dama de blanco y el pelo negro por delante, miraba como diciendo con la mirada vete o una advertencia, luego vi como la cogieron del pelo y ella gritaba del dolor pero a ellos no les importaba me hizo señas de que me fuera pero no las entendí, además no sabía cómo salir de ahí, sabía que era un espejo, así que voltee a mirar pero no había nada, después la misma señora regreso, se estaba peinando, le pregunte qué había pasado pero se enojó, no entendía que había dicho malo, solo maldecía y decía unas cosas todas raras pero quienes la escuchaban y le entendían se alejaban, a mí me gustaba lo que decía sin saber que era, lo decía como con una voz muy dulce, luego si me asuste porque se puso a gritar, así que me aparte de ese espejo, vi otro el cual tenía una forma muy linda, el borde era como tallado en madera y con los detalles tan bien marcados que me acerque a él, puse mi mano sobre el espejo limpie un poco el polvo y de un momento a otro escuche un grito de una mujer fue un grito como si le estuvieran maltratando, mire a mi alrededor y no vi nada mire el espejo, y sentí como de un momento a otro se fuera todo sonido existente como si me hubieran puesto tapones en los oídos o me hubiese quedado sorda mire por doquier y otra vez escuche un grito pero esta vez gritaba AYUDA DEJEMEN, ME VENGARE, mire hacia el espejo y vi una señora que gritaba me asuste bastante, vi que era una mujer embarazada y algo o alguien la estaba apuñalando era como una sombra negra o la silueta de alguien la señora estaba dando a luz, estaba desnuda pero llena de sangre y con una cara de ira de piedra, de sed de venganza, gritaba con todas sus fuerzas diciendo ME VENGARE LO HARE yo quería ayudar pero no sabía cómo, pero cuando tocaba el espejo salía la mano de sangre, mire para otro lado, estaba acurrucada (como la posición del ratón de yoga, pero no me relajaba), volví a ver el espejo ya se había desvanecido la mancha de sangre, tenía bastante miedo de que saliera esa imagen, maldecía un nombre, la señora quería abortar y no podía, sufría mucho solo gritaba y con su cuerpo lleno de sangre, asustaba bastante, solo miraba el como ella se limpiaba la sangre y le volvía a salir más, vi que le estaban echando sal, esa imagen no duro mucho, vi como una cuerda o una soga la cogía  del cuello y la arrastraba y  ella en su desespero solo maldecía y no me apartaba la mirada, decía que se vengaría y me señalaba y pues yo no pensé que me dijese a mi así que voltee a mirar no vi a nadie, de un momento a otro el espejo volvió a la normalidad reflejándome lo toque, coloque tan solo la mano y otra vez salió simultáneamente la mano de  sangre, me miraba en el espejo y era como mi lado opuesto el que se reflejaba, estaba triste y no paraba de llorar, empecé a moverme y no me reflejaba, luego cuando el espejo me empezó a reflejar tal y como era empecé a verificar que si fuese yo así que movía las manos y las puse como si tuviera un bebe en los brazos, luego mirando el espejo había un niño, era recién nacido y estaba lleno de sangre, me asuste bastante cerré los ojos tan fuerte como pude y sentía a un peso en los brazos así que lentamente abrí los ojos y él bebe no paraba de llorar, yo estaba empezando a llorar del miedo, lo empecé a acariciar y a limpiarle la sangre que tenía, me di cuenta que él también estaba apuñalado, revise si estaba vivo y en ese momento fue como cuando el viento se lleva el polvo y se fue sin dejar rastro alguno, seguía mirando a mi alrededor, vi otro espejo el cual tenía una forma extraña y con bordes de oro, me mire en el con miedo de que algo malo pudiera suceder, me acerque lentamente y me mire, no pasó nada, hasta que vi una sombra que se acercaba al espejo, voltee a mirar y no vi, nada me asuste así que cerré los ojos tan fuerte como pude sin ver lo que pasaba, mire por entre los huecos de los dedos y vi dos sombras una era blanca y la otra negra peleando miraba de reojo al espejo pero daba miedo al final yo estaba temblando y acurrucada sentí que alguien me toco el hombro, así que me voltee, era alto, tenía un cinturón dorado y de resto era todo blanco, no tenía cara, me dijo “este es un lugar el cual nos permite ver la gente que está agonizando por cosas del pasado y decidimos si debe sufrir de esa manera o más, al igual que tu yo también  fue atrapado en este mundo, cuando llegue aquí alguien me dijo:

  • Si quieres regresar solo debes buscar una lámina de arcilla tallada una vez la halles, lo único que debes hacer es leerla, ella te indicara el camino y de esa forma podrás ayudar a todos los que se quedaron atrapados en este laberinto, la placa está en un cuarto de este laberinto, te ayudare en tu camino, veras cosas nunca antes vistas. Yo ya tuve mi oportunidad y la desperdicie, deberás aprender a ser paciente, (de un momento a otro la sala se movió y empecé a oír su voz entrecortada) me debo ir adiós

Me señalo un espejo, luego miro a todos lados y desapareció por un espejo, salí corriendo al espejo por donde desapareció, aparecieron dos siluetas negras y le estaban maltratando grite para que lo dejasen pero se me acercaron así que salí corriendo por un corredor lleno de espejos, choque con uno y me halle en un callejón sin salida la sombra blanca como pudo me hizo señas diciéndome que apoyara mi mano en el lado derecho del espejo y eso hice, fue como caer en un túnel o en un tobogán, iba muy rápido y llegue a un baño público de un hospital o al menos eso parecía, me alegre bastante de saber que había salido de ese sitio tan oscuro y lleno de espejos, mire el espejo del baño público y logre ver el cómo esa sombra blanca pasaba el espejo llegando a mi lado, me dijo que no podía volver a desperdiciar mis oportunidades, me regaño y me dijo que si no me iba al espejo que él me señalase me quedaría atrapada con él en ese mundo, yo no quería eso así que le hice caso, me señalo un baño el cual tenía la puerta cerrada, paso entre la puerta y la abrió por dentro, ni se despidió ni nada simplemente paso por el espejo y se fue, yo sabía que había algo malo, algo me lo decía pero nunca se me paso por la cabeza lo que había.

Miraba como la sombra blanca se desaparecía por el espejo, decidí mirar el baño que había abierto, cuando mire me asuste bastante, vi el cuerpo de una señora apuñalada en todas partes, me asusto bastante los ojos, no tenía pestañas ni cejas, estaba agonizando y gritaba, de un momento a otro sentí como si algo o alguien me cogiese de la cintura y me arrastrara, tenía esa sensación de no poder gritar, llegue a una casa, era como una cabaña, tenía una escalera vertical, era como esas cabañas que te hacen sentir como en una cueva, era bien oscura y con plantas en todas partes, había una señora, estaba sentada en un sillón en el cual se podían sentar buenamente tres personas, ella lo ocupaba todo, estaba acostada, le notaba que está muy aburrida y no tenía nada que hacer Así que encendió el televisor cogió su celular y se puso   hablar con sus amigas estás se estaban proponiendo cita en el edificio donde ella trabajaba, en ese momento la sombra Blanca se desapareció fue como una distorsión y se fue, lo único que me dijo fue que mirara a ver que hacia yo para regresar e iba a buscar la placa, estaba muy asustada pero no quería volver a ese sitio, seguí mirando la señora y su conversación por el WhatsApp hablar con una tal Lina y a la vez hablar con otro grupo por el WhatsApp el cual se llamaba “sólo chicas” y ahí estaban acordando sobre su encuentro en el edificio la señora aceptó, pues no tenía nada que hacer, mientras se alistaba estaba hablando mal de sus amigas diciendo que se iba a ir a ver con esas… recibió una llamada y hablo una voz ronca, en ese instante regreso la sombra y  me alegre de volverle a ver, pero esta vez no hablo, pensé que pasaba algo malo, me cogió del brazo y me llevo a la calle, no entendí muy bien  lo que decía le decía esa voz ronca a ella , pero pienso que le dijo que se dejase de burlar de las personas, sospecho que sea eso lo que le dijo porque después se quedó diciendo el quien era para decirle que se callase, llegaron a aquel edificio, habían bastantes personas muy elegantes al parecer había una fiesta en el sótano salieron de la fiesta más o menos a las 2 o 3 am según vi en el reloj de allá,  salieron  dos o tres personas hablando, mire atrás y vi una sombra negra que se les acercaba, ellas siguieron como si nada hasta que les hizo parar, se paró al frente de ellas y con un arma les dijo que le dieran todo lo que tenían ellas se negaron, una de ellas se desmayó las otras dos gritaron El ladrón al ver que una de ellas intentaba huir le apunto, en ese momento la sombra blanca me cogió de la mano pues en menos de un segundo llegamos a una casa, apenas la vi me acordó a  la casa de Agor, entramos a la casa y vi toda la escena del robo que presencie años antes, me trajo bastantes recuerdos, le pregunte a la sombra blanca si era la misma persona del robo de la señora y solo me señalo el espejo del baño, estaba oscuro y me acorde las ganas que tenia de ir al baño en esas, mire el espejo y vi dentro de él, la escena del robo de la señora, compare y vi que era muy parecido, mire a la sombra, me señalaba al ladrón de la casa y era el mismo, le dije que no quería volver a ver esa escena que me traía muy malos recuerdos, así que la sombra fue tan amable y lo que hizo fue cogerme la mano y hacerme pasar por dentro del espejo estaba algo asustada, pasamos por el vidrio y fue como pasar una ventana abierta

Cuando llegue vi una mesa grandísima muy elegante con semejantes platos Gigantes y se veían muy apetitosos me empezó a dar hambre, me estaba acordando de hace cuánto no comía, empecé a contar y calcule más o menos un día o dos, en ese sitio tan oscuro ni si quiera sabía si era noche o día, y pues el viaje de espejo a espejo a veces marea y no solo eso sino que no sabes a donde te lleven esos espejos, era como viajar en el tiempo ir de un sitio al otro,  no sabía si era de día o de noche ya hasta empezaba a dudar si estaba viva o muerta pero bueno estaba feliz de saber que estaba ayudando a las personas, algo que siempre había querido, estaba sentada en esa mesa con un hambre feroz, estaba pensando el cómo llegue ahí, miraba a todos lados y no veía ningún espejo, el hecho es que me estaban sirviendo un plato de comida no sabía que era, pero si sabía que era riquísimo, un plato que nunca había probado, a un plato con una combinación tan rica entre dulce y salado entre duro y blando era una combinación que es difícil describir, al frente mío había señor, mono, alto, ojos azules gringo como lo veía, él estaba hablando sobre la paz en Colombia, también sobre los sirios y por qué no querían que hubiese paz en Colombia, hablaba sobre su empresa de armas, no me acuerdo bien el nombre pero si decían cosas como que si Colombia deja de ser un país subdesarrollado ellos quebrarían,  a quien le venderían entonces sus armas, a ellos no les convenía la paz debido a que es un negocio redondo las armas se venden a los guerrilleros y ellos su ves dicen sus promesas políticas, esas promesas que dicen que cumplirán y que nunca lo hacen, habían muchísimos políticos en esa mesa, no reconocía a ninguno, solo escuchaba lo que ellos decían, también hablaban del dinero para dar agua y alimentación a los niños de la guajira, un señor al escuchar que tocaron ere tema se levantó, era de una estatura baja, apenas lo vi me acordó al señor barriga del chavo, tenía bigote y pelo negro y calvo en el centro, dijo que gracias a lo que recogieron para los niños de la guajira pudo comprarse una mansión en Hawái de no me acuerdo cuantos billones y pues todos lo aplaudieron diciéndole que fue una excelente inversión, pero que donaron muy poco dinero, que la gente era muy tacaña, y que deberían aumentar los impuestos, luego hablaron de las armas, que no les convenía que hubiese paz debido a que las armas se acabarían y quebrarían muchas empresas hablaron algo de siria, en ese momento me acorde de un artículo que había leído, sobre el estado islámico y pues puse bastante atención a lo que decían, de hecho hablaban bastantes términos que no entendía, lo poco que entendí fue que, (no me acuerdo el nombre que dijeron, el hecho es que era alguien de EEUU) organizo  a Arabia Saudita y Turquía para que financiaran y apoyaran a los rebeldes en Siria que en estas ya era un pro-estado islámico, también estaba el presidente de Colombia o al menos eso creo, hablaban sobre sus intereses, decían que si había paz en Colombia ellos perderían un gran comprador de armas, si algún día Colombia dejase de ser un país subdesarrollo entonces a quien podría quitarle los recursos, ahí me di cuenta que hay dos tipos de ladrones, El ladrón que roba por necesidad o simplemente por deseo venganza y el ladrón que roba por interés o simplemente por ambición, no me cabía en la cabeza saber que aquellas personas por las que nosotros los votamos fueran así, que no cumplen nada de lo que dicen y que el dinero de los impuestos y donaciones para la gente pobre se lo gasten en mansiones o cosas así solo por ambición, el solo pensarlo me daba una piedra y más aún el saber que mucha gente le encantaría tomarse o darle la mano a una persona de esas, fue algo escalofriante, mirar gente tan elegante y pensar que esas personas habían matado desde su silla a mucha gente, por más hambre que tenía no fui capaz de comerme ese plato tan costoso, era difícil comer y más con semejante charla tan fría y cruel, no entendía como decían eso con tanta facilidad como si fuese una conversación común entre ellos, no podía estar tranquila luego mire a la sombra que estaba al lado de un espejo grandísimo con bordes de oro como con hojas talladas la sombra lo único que hizo fue señalarme la puerta, voltee a mirar, vi la puerta y estaba entrando un señor, ese señor no sé qué tendría de especial pero me dio bastante miedo, se me había quitado el hambre me dolía el estómago no sé, creo que era por miedo le hice entender a la sombra que tenía bastante miedo, la sombra apenas le dije eso me respondió que aún no había acabado mi misión en ese espejo, le pregunte cual era mi misión ahí, que tenía que hacer o que, no entendía nada, me volvió a señalar el señor que había entrado tiempo atrás y pues me respondió que él era el ladrón que nos había atracado en Agor y el mismo de la señora, en ese momento la sombra me explico todo, me explico que el político (el mismo que acababa de entrar tiempo atrás, que era el mismo de la mansión de Hawái) en su vida pasada había sido muy buena persona así que probaron su alma poniéndolo como político pero la ambición le gano llego hasta un punto en el cual quería y quería más y más dinero así que se le castigo severamente, cuando muere la gente debe pasar por una etapa, ahí se decide qué rumbo va a coger, el alma va a un sitio, de allí se puede transmitir a dos sitios, al sitio lleno de espejos, que es donde paran a dar las almas que deben penar, una vez cumplida su pena vuelven, según el Karma que se les haya puesto, el otro sitio es…  en ese instante llegaron varias sombras, venían a toda velocidad por el espejo, tenían una formas aterradoras, eran con dientes filudos y separados entre sí, tenían ojos blancos pero era muy curioso, de todas las sombras que había visto en ese día no había visto esta, por lo general sombras que veía era como una persona pero toda negra o blanca como mi amigo/a pero estas eran como si anduvieran sin dueño por así decirlo, cuando tu caminas ves tu sombra reflejada en el suelo pues estas sombras eran así, solo se veían reflejadas en el suelo, tenían formas extrañas, la que más me llamo la atención era la silueta de una mujer, esta era delgada, larguísima y era como la pintura del grito de Van Gogh esa persona que está gritando era tal cual la sombra, iban rapidísimo no pude contarlas, pero eran como 5 o 6, eran muy curiosas, cuando menos pensé cogieron a la sombra blanca, lo único que hizo fue señalarme un sitio, no mire hacia donde me señalaba, de un momento a otro un pedazo de la pared amarilla se volvió oscura como si se hubiese regado pintura pero era una pintura roja con negro, la toque, era suave, de ahí salió un espejo el cual reflejaba una imagen, detrás mío era de un señor lleno de sangre, este estaba desnudo pero era como si lo hubiesen bañado de sangre, era calvo y tenía una mirada aterradora, era como si no pudiera cerrar los ojos, los tenía muy abiertos, tenía como joroba, andaba siempre agachado pero mirándome, cerré los ojos fuertemente, no quería volear a ver solo cerré los ojos y me agache al piso, solo pensaba en esa imagen, luego de cierto tiempo que para mí fue muchísimo pero a lo mejor fueron solo 2 minutos abrí mis ojos mire por todas partes y vi el espejo lo examine y mire que no hubiera nada, pensé que debía entrar ahí pero tenía miedo de ver a esa persona, dure bastante tiempo discutiendo sobre entrar o no, solo daba vueltas y miraba el espejo de arriba a abajo de un lado a otro, también  esperaba si venia la sombra blanca pero nunca llego, solo pensaba en la escena, en esa escena, cuando cogieron a la sombra, no pude hacer nada para ayudarla, tenía los ojos cerrados retomando esa escena y arrepintiéndome por qué no le ayude, daba vueltas por todo lado, hasta que sentí un vacío en mi cuerpo, fue como si estuviera en una caída libre quería gritar pero tenía esa sensación tan fea de no poder gritar, mire arriba y vi el espejo, pues había caído en el espejo, tenía miedo de saber que habría abajo, solo caía y caía pero no paraba de caer, vi una roca así que me sostuve de ella muy fuerte y me subí, la roca estaba cayendo muy lentamente pero nunca tocaba suelo era muy curioso, luego me de bajar de la roca, pensé que no faltaba mucho para llegar al suelo así que decidí bajar, mientras bajaba sentía una sensación de vacío en el estómago, pero para mi sorpresa mi caída era una ilusión, la roca en si bajaba pero en realidad no, el suelo estaba debajo mío solo que no lo había buscado bien, llegue a un edificio, de él estaban saliendo bastantes personas muy elegantes al parecer había una fiesta en el sótano salieron de la fiesta más o menos a las 2 o 3 según vi en el reloj de allá,  salieron  dos o tres personas hablando, mire atrás y vi una sombra negra que se les acercaba ellas siguieron como si nada hasta que les hizo parar, se paró al frente de ellas y con un arma les dijo que le dieran todo lo que tenía ellas se negaron, una de ellas se desmayó las otras dos gritaron El ladrón al ver que una de ellas intentaba huir le apunto a la pierna con el arma, la señora (para entender está pasando lo mismo que antes y la señora es la misma de la cabaña y la de baño) lo que hizo fue salir corriendo mientras oía los gritos de su amiga Lina pero quería salvarse ella y sólo ella así que no le importó sus amigas,  llego a su casa y se sentó en la silla, prendió el televisor y vio las noticias, el título de la noticia era “una muerte extraña”, consistía en un asesinato de un robo de su amiga Lina y el cadáver de su otra amiga, mire la expresión de la señora, ella se puso muy feliz de saber que no estuvo en escena se reía y sus amigas por bobas solo escuchaba sus risas e insultos “jajajajaja que tontas el no haber escapado”,  con el tiempo el destino hizo de las suyas, la mamá de la señora estaba muy enferma así que decidió visitarla al hospital, allí quiso entrar al baño, se estaba peinando, pues era muy vanidosa no paraba de mirarse al espejo y tomarse selfies, en una de todas esas selfies vio a una mujer, parecía triste estaba vestida totalmente de blanco, esta aparecía en el espejo, así que ella miro aterrorizada al espejo y no la vio, mientras yo si la veía, yo la veía perfectamente pero ella no la veía, era como si… deje de pensar en ello porque la mujer se acercaba cada vez más, saludo a la señora por su nombre pero no me acuerdo de su nombre, pues yo para nombres soy pésima, la mujer estaba saliendo del espejo muy lentamente, alzo la mirada y miro a la señora a los ojos, la cogió el mentón y le dijo – te acuerdas quien soy yo – la señora movió la cabeza de lado a lado – yo soy tu amiga a la que traicionaste, esa persona que me mato era un sicario y te buscaban a ti mas no a mí- la señora estaba aterrorizada, en ese instante la mujer de blanco se quitó el pelo de la cara, su cara daba miedo, era un color verde en unas partes de la cara, café también  en otras y negro en los cachetes, tenía sangre en la parte izquierda de su cabeza, hecha con una bala, se puso a reír y a decirle que era una gallina por no haberse quedado con ella también  le dijo que le haría sentir lo mismo y allí a sangre fría se corta las manos las cejas las pestañas el cómo cogía su mano y se la ponía en la cara fue algo esquero, lo único que hice fue voltear a mirar buscaba la sombra pero no la hallaba por ninguna parte, en el suelo había una esfera de cristal, se me hizo tan hermosa que la cogí, mire dentro de ella, vi que estaban las dos señoras, estaban hablando yo estaba al lado y cuando la mujer de blanco le iba a empezar a cortar las manos yo intervine y le estaba explicando algo, de un momento a otro llego una luz blanca, pensé que eso era lo que tenía que hacer así que mire a la señora y a la mujer de blanco, pero la mujer de blanco ya se estaba volviendo a meter al espejo, mire la esfera la acaricie y me mostro como devolver el tiempo, vi un reloj dentro de ella y lo devolví 5 minutos, mire hacia ellas y hasta ahora estaban discutiendo, luego cuando le dijo que pagaría por lo que hizo intervine pero me acorde que la esfera nunca me mostro que era lo que había dicho así que pensé que ella era una alma penando así que le dije – la venganza nunca es buena mata el alma y la envenena (Frase que escuche en el chavo del 8) no debes vivir con ese rencor, debes aprender a perdonar, olvida el pasado y vive el presente, descansa y líbrate de ese rencor.- me miro como si me fuese a hacer algo malo, me aparte y en ese instante una luz llego e ilumino su cabeza, ella la miro, la toco y su cuerpo volvió a tener colores era hermosa, fue cubierta de palomas blancas, me miro y me dio las gracias y entre tantas palomas desapareció. Pensé que ya había cumplido mi misión así que decidí irme a ese sitio nuevamente, al sitio que llegue primero donde esos espejos, intente entrar al espejo pero no pude, en esas una voz asustadora se puso a hablar y me dijo que no podría volver hasta no terminar mi misión, no entendía, se suponía que ya la había hecho, me dijo que faltaba alguien, mire a todos lados y vi en un espejo al ladrón, me dijo que debía ponerle un karma más fuerte que este, debía decidir cuánto tiempo se debía quedar en ese sitio de espejos y como renacería, le pregunte donde haría eso y me respondió diciendo que mirase el espejo que quedaba detrás del jabón, me apoye sobre él y caí en un tobogán que a la vez subía, llegue a un sitio, era un cuarto chiquitito, el color de las paredes era de un rojo oscuro que parecía más negro, por todas partes habían rasguños, mire por todos lados y no había nada ni nadie, di una vuelta asombrada de tantos rasguños y también  buscando la salida (me refiero a un espejo) cuando di otra vuelta me tropecé con un escritorio, tenía una silla, la silla estaba volteada, apenas me acerque al escritorio la silla se voltio y lo que vi era peor de lo que había visto antes y me gustaría compartirlo con ustedes, cuando la silla se voltio todo se puso negro, el cuarto en el que estaba se oscureció totalmente, luego un rayo ilumino la silla (no entiendo de donde salió ese rayo porque no habían ventanas el hecho es que hubo un rayo), el rayo ilumino la silla donde estaba un muñeco, tenía una cara de molesto era chiquito con la nariz arrugada y los ojos bien abiertos, en una mano tenía una pluma o un esfero y la otra estaba llena de sangre, se trataba del muñeco de un ventrílocuo, – QUIEN SE ATREVE A MOLESTARME – me dijo, yo lo único que hice fue mirarlo a los ojos azules que tenía, cambio notoriamente el cambio de voz  a una voz dulce y calmada y dijo – ahhh pero si eres tu querida niña – yo mire a todas partes – tú me refiero a ti querida niña – me dijo, no entendida nada, luego dijo – ¿ya sabes que karma ponerle? – Ya iba empezando a entender, le respondí – ¿un animal quizás?  ¿Qué tal un insecto? – Dije con voz de miedo y a la vez de intriga – ¡¡¡QUE!!! – dijo el gritando, yo creo que salte del miedo, luego continuo – un animal como quieres un animal – estaba susurrando algo, era como “esta supuesta elegida como se le ocurre es más inútil que…” no entendí más, luego respiro profundo y me explico de forma pasiva – un animal a veces es un karma pero el merece penar en esta y en la otra vida, la pregunta que te hago es cómo quieres que pene en esta vida, luego cuanto tiempo quieres que este en el ghurfa  (me explico que era el mismo sitio de espejos pero aquí se le llama así) y luego que karma le pondrás, no sabía que decirle estaba temblando, ese muñeco asustaba mucho, le dije que quizás estuviese en el sitio de espejos un año quizás, -jajajajaja un año quieres que este allí jajajajaja, no te han explicado cierto- dijo el  – explicarme que- repuse yo, te explicare me dijo:

  • Aquí no existe el tiempo, aquí no hay años ni días, medimos el tiempo con esto, es un reloj de agua, (yo no le veía nada de agua parecía más un chorro de sangre o algo así pero como la habitación era tan oscura no podía ver el color) funciona según el espesor del agua así que tú lo que me debes decir es que tipo de agua que aquí llamamos ma’an, así que debes decidir qué tipo de ma’an y que ‘arqam (numero), existen estos tipos de ma’an.

Estaba sacando 5 tarros, con unas cucharas, cogió el primer frasco y la primera cuchara, saco un poco del líquido que había adentro y lo dejo caer, este cayo rápidamente, luego fue con el siguiente, este caía más lento que el anterior, y así sucesivamente hasta llegar al último, este último me acordó al punto de nieve en la cocina que queda tan bien  batido que casi no se despega de la cuchara, yo decidí el del medio, el tarro número 3, luego me pidió el ‘arqam, le pregunte que números habían y me dijo que eran 10 separados entre sí por mitr wuahid (un metro en árabe متر واحد)  pensaba también  en poner el medio 5, pero el líquido caía siempre rápido así que decidí el 7, lo mire y vi que su pluma era un cuchillo, y su tinta roja, para terminar las preguntas me pregunto sobre el Karma que le pondría, le respondí que un niño pobre, que aguante hambre, que sienta lo que les hizo a los niños wayuu, – excelente decisión al fin y al cabo si eres la elegida –  dijo el – ¿yo?- pregunte – pero elegida de que- acababa de terminar la frase cuando cayó un rayo, parecido al primero, sin ventana ni nada apareció, todo el cuarto se ilumino, mire la mesa, la silla y el muñeco se les prendió llamas, me corrí haciéndome en un rincón, luego de un tiempo todo estuvo como tranquilo, después de la tempestad viene la calma, no había nada, la mesa y la silla habían desaparecido, miraba por todos lado y no había ningún espejo, – DONDE ESTAS ESPEJO- dije gritando, había eco pero no reboto lo mismo que yo había dicho,  dijo hayth hadhih almura, solo reconocí la palabra almura que quiere decir el espejo, mire y en la pared que estaba a mi izquierda empezó a aparecer un espejo, alrededor tenia alambres de púas, supuse que me llevaría a una prisión o a un lugar encerrado, decidí entrar, llegue a un sitio lleno de alambre de púas, era como un laberinto, pero este era blanco y pues con el alambre de púas que era plateado, venia volando una carta, la cogí y la leí, la letra no se entendía muy bien pues era un letra alargada, decía:

       Si quieres continuar deberás llegar al centro de este laberinto, allí         encontraras algo que creíste haber perdido

No sé porque pero se me vino de una vez la sombra blanca, no había parado de pensar en ella y ya empezaba a pensar que me había abandonado, al respaldo de la carta había un laberinto, lo resolví pero el único problema era que no sabía dónde estaba, mire detenidamente el mapa, luego se ilumino el papel, hubo un pequeño rayo que salía de allí, pensé que sería donde estaba así que empezó mi rumbo hacia el centro del laberinto, una vez en el centro vi la sombra blanca, llegue corriendo, la abrace y luego me di cuenta que estaban amarradas las manos y los pies, con alambre de púas, intente quitárselo pero me raspaba muy feo, luego vi que debajo del alambre había una cuerda, la baje, en ese momento el grito, le dije que tranquilo, que ahora cuando te quite eso se te calmara el dolor, desate el nudo, me quede con la cuerda en la mano, luego vi que la cuerda conducía al alambre de púas,  le quite todo el alambre que tenía, tenía en la mano, en los pies y en la boca, tenía mucha piedra con esos quienes le pusieron tan salvajemente ese alambre, le pregunte quienes eran a lo que  me respondió que luego de un tiempo lo sabré mientras tanto debía esperar, me felicito, no sabía cómo se había enterado de mi éxito en la otra misión, todo pasaba tan momentáneamente como a la velocidad de la luz, me dijo que ya podríamos volver,  no entendía por qué tenía tantas ganas de volver al ghurfa yo no quería volver, tenía miedo, el luego me dijo que si no volvía nunca podríamos salir, quería irme de ese sitio pero no podría hacerlo sin ir primero al ghurfa, luego vino un silencio total

– lo siento hermanita pero solo sé que nuestros padres deben estar sufriendo por ti- dijo con voz como si fuese a llorar

 – ¿nuestros padres? – repuse yo

–si nuestros padres, mi nombre es Leonardo, Andrés Leonardo, tu hermano, y estoy atorado aquí, quiero reencarnar ya me canse de estar aquí, estar aquí para liberar a las almas perdidas, y no poder cumplir mi misión es algo feo, veras nuestra familia es la elegida, yo también tengo miedo de volver allí pero ya llevo 13 años aquí atorado debido a que ya malgaste todas mis oportunidades y no quiero que eso pase con tigo vamos, sé que juntos lograremos salir de aquí –

Lo abrace, me dijo – al fin y al cabo estarías con migo tarde que temprano, ahora debemos salir de aquí, ahora ¿dónde tu llegaste? Me refiero ¿dónde está el espejo por dónde entraste?-

Pues esta exactamente, me agache a buscar el papel pero no estaba, el hizo una cara como de bravo – COMO-   grito el   –LO HAS PERDIDO-  yo estaba temblando dije con voz de miedo que aún recuerdo el camino, lo guie hasta el espejo, el con la mano hizo un movimiento todo raro, e hizo que el espejo cambiara, antes era un espejo lleno de alambre de púas ahora el espejo era oxidado, puse mi mano sobre él y salió una mano de sangre la cual se fue desvaneciendo lentamente, lo mire a él y me hizo como una señal que entrara, intente entrar pero fue como si el espejo se cerrase lo empuje con las dos manos y nada solo salían las dos manos de sangre, debajo había una nota, decía: Solo podrá entrar el elegido, solo el podrá resolver este problema matemático, era un cuadrado mágico, de los que hace mi papa, se lo mostré a mi hermano pero él me dijo que no conocía ese problema y que además yo era la elegida, debía escribir el resultado del cuadrado mágico en el espejo, mire el espejo y vi la mano la toque, la mano se estaba moviendo y yo la seguía con mi mano, vi que había formado un cuadrado, con toques se solucionaría ese me puse con el primer número un toque con el segundo tres toques y así sucesivamente hasta llegar al último, este espejo se abrió de una manera muy curiosa, pues se abrió como una puerta, entre a ella y vi por última vez a mi hermano quien me seguía atrás, iba entrando pero llegaron sombras negras gritando solo uno usted se queda lo sentimos, lo último que me dijo fue – sigue sin mi luego te alcanzare- quede con un escalofrió enorme, sabía que debía seguir sin que me importase lo sucedido, pero no tenía la sangre fría para hacer eso, estaba caminando sin rumbo fijo solo caminaba con pasos lentos pensando en mi hermano, estaba caminando por un pasillo angosto el cual llegaba a una sala inmensa como siempre solo espejos y más espejos, una cualidad de esa sala era que los espejos la hacían ver gigante y también hacían que no vieses la salida, apenas llegue allí empezaron a moverse los espejos, era como si se fuesen a caer tenía miedo pero pensaba en mi hermano y se me pasaba, mire a todos lados era como si los espejos estuvieran anunciando la llegada de alguien en ese momento llego una sombra negra, era gigante, no le veía forma de nada porque ni forma tenia, era una combinación entre un humano un dinosaurio y una bestia, supuse que se trataba del rey de las sombras o algo así.

-¿PORQUE TE LLEVASTE A MI HERMANO?-

-Hasta ahora nos conocemos y ya mira como me estas tratando ten un poco más de respeto ante mí – dijo esa sombra

– Dime porque lo hiciste –

– Porque incumplió las normas-

– ¿Acaso hay normas aquí? –

-Claro que las ahí y el incumplió una de ellas, solamente puede haber un elegido, y yo soy el único que lo puede guiar.

– Y qué hiciste con el donde esta-

– ahora no está aquí pero pronto se verán de nuevo, ahora te explicare ciertas cosas, aquí tu estas para liberar a ciertas almas pero tienes solo tres oportunidades de las cuales ya has desaprovechado una, ojo, en ese caso saliste exitosa pero si en otro te pasa lo contrario te estarás sometiendo a estar toda la vida aquí sin poder hacer algo, por meterte en donde no debías, deberás buscar una lámina, decirla en voz alta y todas las almas podrán ser libres pero el único problema es encontrarla, yo tampoco la he podido encontrar pero si te puedo asegurar que está cerca de la masrah, aquí tienes un mapa para ubicarte, lo mire y estaba todo en árabe, solo buscaba donde dijera  (sala de cine en árabe se pronuncia masrah), la encontré y vi que el camino más corto seria pasando por la salun tajmil (salón de belleza en árabe) y luego llegar a masrah pensé que sería cerca, debía salir por la puerta raqm thlath, no sabía cómo contar hasta la puerta tres, levante la mirada hacia la sombra pero ya se había ido, no sabía cuántas puertas habían, los espejos hacían perderte y que te mareases, pase la mano por las paredes, pasando la mano sobre los espejos, y sintiendo las puertas conté 4 puertas, pero en el mapa aparecía que habían 5, me acerque a la tercera y me di cuenta que de tercera a cuarta había una separación algo extrema, me pare en la mitad de las dos puertas y pues vi que había un espejo más grande de lo normal, tenía mi estatura, pensé que pues la puerta estaba cerrada, pero no encontré la cerradura, puse la mano donde pensé que podría estar, apareció la cerradura, una cerradura muy curiosa de hecho, tenía una corona encima, era como con escarcha y con una gema en el centro, la cerradura era de color fucsia, cuando mire detenidamente el espejo vi que se estaba tornando de un color café, como una puerta, cuando no quedo rastro de espejo en ese espacio decidí girar la cerradura, cuando intente abrirla estaba cerrada, me asuste, wajae fue lo único que dije, sentí un temblor, todo temblaba, pensé que vendría de nuevo la sombra pero no, cayo algo, salí corriendo para ver que era y efectivamente era wajae la llave, la llave era muy extraña, tenía la forma de hello kitty o al menos la cabeza, tenía el moñito y abajo la llave para entrar, decidí probarla y efectivamente funciono, cuando entre por el pasillo los espejos eran bonitos, se podía ver la pared de color morado y los espejos redondos con bordes fucsias, me dije a mi misma que este sería un sitio bonito, luego de unos cuantos pasos los espejos se empezaron a oscurecer y el color morado era cada vez más oscuro, hasta que todo se volvió negro y los espejos se veían oxidados, llegue creo yo que a la sala principal, donde las personas se peluquean, era oscuro, un pequeño foco lo iluminaba, el piso era baldosa, era tipo ajedrezado, en el suelo había muchísimo pelo, escuchaba constantemente que alguien se quejaba, tenía miedo pero en los espejos no había nada, seguí los pelos, miraba al suelo, me estrelle con una silla fucsia la cual rodo hasta la pared, seguí los pelos hasta escuchar – tu qué quieres que haces aquí- dijo gritando alguien, por la voz pensé que fuese una niña, de mi edad, – ¿quién eres? ¿Dónde estás?- repuse yo con voz un poco temblorosa, ella se calmó y me dijo – afortunadamente eres mujer- dijo ella con voz de calma, su grito anterior ahora era una voz pasiva, no entendía el porque me había dicho eso, solo le preguntaba dónde estaba, me explico que ella le temía mucho a los hombres, y que el último hombre que había pasado por ahí ella lo había sacado, sabía que se refería a mi hermano pero no sabía porque lo había sacado, me explico que ella estaba también  cumpliendo la misma misión mía pero cuando llego ahí  se encontró con un señor, lo saludo amablemente pero él lo que hizo fue cogerle la boca tapársela hacerle tomar algo, luego ella quedo inconsciente y al despertar vio que estaba desnuda, luego vio al señor que llevaba un puñal y la amenazaba, ella lo único que hizo fue asentir a lo que dijo, luego la encerró en una pieza de la cual no puede salir, me explico que estaba encerrada debajo de donde yo estaba y se puso a golpear lo que para ella era el techo pero para mí era el suelo, decidí coger una hacha que estaba por ahí cerca y cuando me disponía a golpear el suelo empezaron a moverse nuevamente los espejos, pues venia otra vez el líder de las sombras negras, me regaño me dijo que no debería hacer eso y que si estaba ahí era porque se lo merecía, me asusto que me dijese eso solo le refute diciéndole que ella estaba sufriendo y que no podría dejarla allí me regaño y me empujo con un palo para que siguiese mi camino, seguía caminando y después de pasar por la peluquería llegue a la sala del manicure, tenía un letrero grande que decía “Spa de Uñas”  mire mis uñas y estaban todas negras, las paredes eran blancas menos una que era de color fucsia esta era la que decía en letra grande “Spa de uñas” estaba muy bonito y lo que más me gustaba era lo elegante que se veía, me senté en una silla y en ese momento alguien llego, era una señora tenía su traje como si fuese una enfermera, llego le dio una vuelta a la silla donde estaba sentada, se acercó hacia a mí, – TU quien eres para estar aquí- dijo ella levantando notoriamente el tono de voz, le explique qué estaba pasando por aquí, me cogió y me llevo arrastrada hacia arriba, su mano era gruesa por lo que supuse que era un hombre, no me había podido sacar la historia de la chica anterior vi que el señor  me llevaba a una pieza, sabía que también  me pasaría lo mismo si no reaccionaba rápido, intente soltarme como pude pero él me cogía más fuerte, llegamos a un pasillo, era oscuro, sabía que era mi oportunidad para soltarme, cogí su mano y la pellizque, parecía como si no sintiese nada, así que decidí morderle la mano, sabia como a pegante o silicona o algo así, me soltó, baje corriendo las escaleras y mire el mapa, vi que detrás venia el señor corriendo, así que me escondí bajo el mantel de una mesa, ahí dentro solo veía la sombra que se movía de un lado a otro buscándome, luego cuando pensé que se había ido decidí esperar otro momento y pues leer el mapa para saber por dónde salir, el mapa era un papel, el cual tu tocabas un punto doble vez y se agrandaba, estaba en el Spa de uñas, me faltaba pasar por el Spa y luego por la tienda de ropa para llegar finalmente a masrah, decidí salir, debía pasar por un pasillo, Salí de la mesa y corrí hasta la puerta, la puerta conducía a un pasillo el cual cuando más caminabas más estrecho se volvía, los primeros pasos fueron normales hasta llegar al tercer o cuarto paso, empecé a oír un gemido me asuste y me quede quieta, di media vuelta para salir de allí pero cuando iba a devolverme la puerta se cerró, solo me quedaba una opción, seguir adelante, estaba caminando cuando sentí que alguien me cogió el pelo, luego me encerraron en ese sitio, pues era un callejón sin salida cuando quise devolverme por donde había entrado antes alguien me cogió el pelo y me halo hasta la pared que había, quede encerrada en un cuarto, habían puesto una pared en la entrada, el cuarto era oscuro, creo yo que de 1m2, unas manos o bueno muchas me hicieron sentar en una butaca, me pusieron una bolsa negra encima y se pusieron a contarme una historia.

– Aquí está la víctima- susurraban entre ellos

-ahh ya estamos listos para empezar la diversión- decía otro

-Hola querida niña- Decían mientras me quitaban la bolsa y me ponían una venda en los ojos para que no pudiese ver nada, empezaba a oír gemidos de las personas y entre tantos gemidos escuche un señor pidiendo ayuda me asuste, y empezó una historia

– En 1942 en la segunda guerra mundial hubo un soldado que había muerto, su pierna llego a nosotros, y aquí esta-  me hicieron tocar la pierna o al menos eso creía, – nosotros la cogimos como una ofrenda hacia nosotros, y nos pusimos a comerla y pues nos gustaría que probases un poco de ella- me hicieron coger la pierna hasta la rodilla creo yo y allí había carne fresca, me hicieron comer un poco de eso yo puse una cara algo de pavor –aparte de eso también nos dieron su corazón- dijeron con voz algo dulce, -¡NO!  No más por favor déjenme en paz- dije yo gritando  – Pero no quieres saber cómo termina la historia-  dijeron mientras me ponían algo en la cara –No, no me interesa saber nada de lo que ustedes hablan, en ese momento se escuchó que los vidrios se movían pero no sabía que era pensé que eran espejos, los que me tenían se fueron corriendo, así que decidí quitarme la venda de los ojos y vi que la pierna pertenecía a un maniquí, y le habían puesto media velada, con una media de soldado, al lado había un trozo de carne de res, supuse que todo era una broma solo que no entendía porque, se abrieron las paredes dejándome seguir mi paso, llegue a un sitio lleno me maniquíes, supuse que ya había llegado al almacén de ropa, pero si hay algo a lo que más le temo es a los maniquíes, intente pasar rápido hasta la otra puerta estaba mirando para todos lados menos para delante, me estrelle con un muñeco, el cual tenía el brazo estirado y no me dejaba pasar por la puerta, se movió como una persona, y luego se volvió nuevamente un muñeco, intente soltarme pero no pude, así que le quite la mano al maniquí y salí corriendo, cuando por fin había llegado a la puerta los maniquíes cobraron vida y me taparon la salida, cogía uno por uno y los sacaba, luego me quede quieta y volvieron a moverse a donde estaban antes, salí corriendo hacia la puerta y cuando por fin llegue a la puerta la mano que me tenía no me dejaba salir, hay pensé que no podía salir con nada de allí intente quitármela pero fue imposible, vi que cada minuto los maniquíes se movían, espere que pasase el minuto y cuando se movieron logre quitarme la mano, salí corriendo hacia el masrah vi la pantalla gigante, estaba todo oscuro y apagado no sabía dónde podría estar esa tabla, decidí entrar a los camerinos pero no había nada, eran cuatro, el primero era de mujeres y era pequeñito, habían muchos disfraces, en el segundo el de hombres, el tercero era uno especial, estaba lleno de chécheres (cosas que ya no se usan), y el cuarto no tenía nada, decidí devolverme al tercero, me puse a mover cosas y vi algo que brillaba, lo cogí y dejo de brillar, quite  todo y lo volví a poner donde estaba antes, en la base decía lo siguiente:

lenguaje2

Que significaba:

Para hacer que la profecía se cumpla solo debes coger la lámina y recitarla en el salón principal, donde llegan todos, si lo logras habrás terminado tu misión, la lámina te ayudara a guiarte por el camino sigue su luz.

Cogí la lámina y efectivamente empezó a iluminar el camino, la luz me hizo entrar por un pasillo eterno hasta llegar a un espejo, pase el espejo y llegue al salón lleno de espejos nuevamente, allí recite lo que decía, la verdad no me acuerdo que significaba era un árabe extraño, lo recite y  al terminar se empezaron a oír voces de alegría, los espejos se soltaban, flotaban salía de ellos una luz amarilla y desaparecían, las sombras negras salían y cuando un rayo de luz los tocaban salía de ellos una luz amarilla y quedaban como sombras blancas, me puse feliz de saber que ya podría volver a casa pero aun no quería salir, solo esperaba a mi hermano, veía tantos rayos amarillos y espejos que flotaban y desaparecían, pero esperaba a mi hermano si no estaba mal era la única sombra blanca, la esperaba, el piso negro sobre el que estaba se volvió transparente y vi abajo todas esas almas libres que subían, vi una sombra que subía lentamente como con pereza, era una sombra blanca, luego tuvo fuerzas y subió tan rápido como pudo, pensé que no me saludaría pero me equivoque salió tan rápido me cogió la mano y siguió subiendo, lo abrace el me dio las gracias, le pregunte si ahora el regresaría con nuestra familia, movió la cabeza de lado a lado, lo mire y creo que se me aguaron los ojos, le pregunte porque me respondió que él no podía regresar con migo pero que si nos estaría cuidando desde allá y señalo el cielo, me dio tristeza, al menos sabía que había podido salir de ahí, mi hermano me cogió y me llevo hasta la casa de alnnas, allí mi familia me abrazo bastante y pues por más que les dije a mis compañeros no me creyeron mi historia, mi familia algo, y pues desde ahí te recuerdo todos los días hermano.

Ana María Solano Pachon, Grado 9°, Centro Educativo Paulo Freire

8. Para Jenny

Estaba sólo en casa, de nuevo sentado en el suelo del balcón. No puedo decir si el polvo en mis rodillas era tierra o cenizas, tal vez ambas; sabes como podía contemplar por horas la forma en que la luz naranja acariciaba el bosque de ladrillo frente a nuestra ventana sin importarme siquiera la existencia fuera de ese momento. La tarde era perfumada por mi cigarrillo, la forma en la que el viento frío hacía bailar las cenizas me hacía pensar que mi soledad era la música justa para mis pensamientos, sin embargo el silencio de la tarde parecía sospechoso.

Se cruzó en mis ojos la cajetilla de cigarros, asomándose en mi bolsillo como lo haría un mal consejo. Tomé el último de los cigarrillos, me disponía a encenderlo y llegaste tú con mayor estrépito del acostumbrado, golpeando la ventana como si desconocieras la fragilidad del cristal, gritabas algo que no lograba escuchar, de todas formas tampoco lo lograría entender si pudiera, ya que mi atención se apagaba intentando entender el desorden de tu cabello y  forma en la que se fusionaba con tu cara manchada de maquillaje.

Finalmente me paré con la parsimonia que tanto odiabas, abrí la ventana y entré en la habitación. -¿no puedes sentarte y mirar televisión como un hombre normal? empezaste a decir sin intentar ocultar tu embriaguez

-¿otra vez estás borracha?

-¿y tú no lo estás? ¿Por qué te importaría?

-Tienes toda la razón, no sé por qué me importaría la condición en la que llega mi esposa cuando tampoco apareció la noche anterior.

El desprecio en tu mirada lo dijo todo, aunque aún no estoy seguro si lo dirigías a mí o al cuadro detrás. Volteaste de nuevo mirando al espejo, arreglándote como si realmente fuera posible.

Tomé tus hombros y con toda la suavidad posible te llevé a la cama mientras te dije –ya es hora de que duermas- tú me miraste con indiferencia y solo dijiste –eres un idiota- mientras te acostabas e instantáneamente te dormías –descansa- te escuché decir entre mormullos.

Estaba a tu lado, aún era muy temprano para dormir y así quisiera tus ronquidos no tenían la intención de dejarme hacerlo. Te miraba, me faltaban razones para despertarte, sin embargo sabes que te imaginaba de nuevo cantando junto a mí en esas tardes que duraban por siempre; nunca podré saber si realmente te amé, pero si lo hice no podría decir que me arrepiento, siempre había una razón para estar amarrado a ti.

Desperté. Sentí mi alma caer entre mis sueños, estaba algo agitado, conoces esos momentos imposibles de explicar.

Aún tenía la vista nublada pero pude notar que ya no estabas a mi lado, la verdad en ese momento no me sorprendió. Mientras volvía mi conciencia empezaba a notar algo diferente, definitivamente la habitación en la que me despertaba no era la nuestra, no tenía siquiera algo parecido. Sentía como mi alma se agitaba de nuevo, era imposible recordar el momento en el que me dormí y a mi mente llegaban toda clase de conclusiones, incluso llegué a pensar que tu aliento me había arrastrado ebrio hasta esa habitación.

Detuve mi mente un momento, solo para analizar el lugar en el que estaba; era algo único, estaba encerrado en una cuna en la que seguramente cabíamos ambos, el techo estaba decorado con toda clase de colores y las paredes estaban divididas por un largo tapiz recorrido por un sonriente piloto en su avión. La altura de la cuna no me dejaba ver el resto del lugar, pero con lo que había visto me era suficiente para saber que solo el cielo y tú sabrían las cosas que se encontraban en tu aliento para llevarme hasta ahí.

Tenía hambre, no sabría decir que hora era, la luz apenas se asomaba con timidez por la persiana suavemente cerrada, sin embargo el mundo afuera no parecía tener intención de dejar de lado sus rugidos, era incluso aterrador.

Intenté pararme, a lo mejor al abrir la puerta te encontraría riéndote con los chicos de mi poca sagacidad, era la mejor conclusión a la que había llegado hasta el momento.   No esperaba que al pararme la altura de la enorme cuna fuera suficiente para detenerme, se me ocurrió treparla, no sé si era mi visión nublada o mi falta de atención la que hacía ver mis brazos más fuertes y mis manos más gordas, me sentía algo invencible.

Con un par de pasos ya había logrado trepar más de la mitad de la enorme reja entre la puerta, admito que un gran alivio me hacía olvidar lo rota que se encontraba mi mente en ese momento pero no tuve tiempo suficiente para notarlo, mis musculosos brazos re rindieron y mis torpes piernas los siguieron hasta el piso, cuando abrí los ojos me encontraba recostado en la alfombra junto a la cuna. Pude haberme sentido alegre al saber que por fin me encontraba fuera de las burdas rejas, pero el dolor se apoderaba de mi mente mientras sentía como la tristeza fluía por mi cuerpo de una forma que jamás lo había hecho, no tuve tiempo de pensarlo cuando cántaros de lágrimas escurrían por mis mejillas y mi sufrimiento gritaba con una fuerza de la que jamás había sido consiente. Después de un momento en el que no me logré controlar la puerta finalmente se abrió y ella entró con gran escándalo.

No podría describírtela, sabía que la había visto antes pero no lo recordaba con claridad, en cuanto me alzó supe que algo estaba mal, tal vez ella era gigante, fue lo primero que se me pasó por la mente, o tal vez era yo quien era más pequeño, pero en ese momento me parecía más improbable.

Parecía tener un poco más de cincuenta, su aroma era tranquilizante y sus delgados brazos parecían seguros, sin embargo mientras el dolor me abandonaba por completo las lágrimas parecían no querer detenerse, al menos ahora les hallaba una razón, no lograba entender lo más mínimo de lo que sucedía desde el momento en que desperté, solo podía seguir llorando en los brazos de una desconocida que hacía lo posible por calmarme.

Pasaron algunas horas o tal vez solo diez minutos, no puse atención al paso del tiempo, solo era consciente de que ya no lloraba más y de que tú no entraste por la puerta a decirme que había caído en tu juego o al menos a buscarme para hacer tu desayuno. Parecía que mi mejor opción era esperar a despertar de un sueño como pasa en los cuentos, pero parecía que ese momento era todo lo contrario a un cuento.

Más tarde me encontraba escurrido en un sofá en medio de una sala que no conocía, mirando al infinito mientras intentaba procesar todo lo que acababa de pasar. Ella volvió con una sonrisa y un abrigo amarillo. – ¿Quieres dar un paseo?- me dijo mientras me ponía el abrigo aprovechándose de mi mudez, solo la tomé de la mano en silencio mientras caminábamos hacia la puerta, admito que me sentía intrigado por la idea.

Mientras salíamos no podía dejar de notar la clara similitud con el exterior de nuestro apartamento, las escaleras de ladrillo viejo y piedra rodeadas por la baranda blanca que saltábamos al llegar en las noches, el mismo elevador gigante con los botones gastados, las ventanas oxidadas con una vista diferente. Me hicieron pensar las cosas que confirmé cuando salimos de la torre, solo tres pisos me separaban de nuestro apartamento, incluso intenté ver si un milagro te mantenía en casa ese día pero nuestro doceavo piso parecía estar más lejos que nunca, no lograba ver ni las cortinas.

En la salida estaba Guille, se veía mucho más imponente de lo usual, sin embargo mantenía la sonrisa al saludar a las personas, la saludó a ella, supe que se llama Martha, después me saludó haciendo varias  muecas que nunca me había hecho, sinceramente ya no me parecía extraño; abrió la puerta y estábamos en  la calle del frente, convulsiva como siempre, me hacía sucumbir ante la forma en la que el mundo giraba de la misma forma mientras mi vida entera carecía de sentido, es único el sentimiento deprimente que tienes cuando el mundo demuestra  lo insignificante que es tu vida, apreté más fuerte su mano y seguimos caminando.

Mientras pasábamos la calle observaba las cosas que había de camino a casa, me preguntaba si alguna de esas personas podría reconocerme, la tendera de la esquina, el panadero, la mujer de la tienda de regalos, las personas que saludaba al salir a trotar, todos me miraban pero no me daban más que una sonrisa, era desesperante, pero una sonrisa significaba suficiente apoyo para mí. Así cruzamos algunas cuadras y llegamos al parque en el que pasábamos las mañanas comiendo helado, me perturbaba como parecía encontrar un recuerdo tuyo en cualquier  parte de la ciudad, preferí solo ser consciente de ese momento, volteé mi mirada a Martha, pude apreciar la sinceridad de las arrugas que decoraban sonrisa, los ojos que se arrugaban levemente de felicidad, le sonreí y me llevó corriendo de la mano por el parque mientras reíamos, se sentó en el pasto mientras me observaba, tengo que ser sincero, ese momento justificaba todo mi día, jugaba con las mariposas mientras la tenue luz se asomaba entre los árboles, no recordaba el brillo que encuentro cada vez que me acerco a ese mundo que observaba desde la ventana, en ese momento nada tenía sentido y no había problema en eso, me sorprendía no haber encontrado momentos así antes, tal vez mi vida pudo haber sido mejor.

Cuando el sol se empezaba a esconder me enrolló con una cobija entre sus brazos y solo me destapó cuando estábamos en el apartamento, medio dormido me acosté en el sillón mientras ella me alcanzaba lo que parecía ser un pan con mermelada, comí la mitad y caí dormido.

Al día siguiente me volví a despertar en la misma cuna, de nuevo sentía la terrible confusión de mi alma pero esta vez fue ella quien me despertaba con una sonrisa y me sacaba de la cuna sin decirme a dónde me llevaba, ya me empezaba a acostumbrar, entramos al cuarto de baño y llenó una tina de agua tibia, me apenaba que  me bañara pero en el momento me divertía la idea de entrar a una tina, algo que hace mucho no hacía, mucho menos acompañado de tantos juguetes; me parecía algo tonto pero era inevitable no reír mientras ella hacía gestos graciosos y jugaba con el agua.

Algunos minutos después me sacó de la bañera y me llevó al cuarto con la cuna, empezó a buscar entre los cajones y sacaba la ropa que según ella era la más especial, no era consciente de lo que me estaba poniendo pero la felicidad en su rostro se ganaba mi confianza por completo. Intentaba recordar la última vez que me trataron con tanto cariño cuando ella interrumpió –Mírate, eres el chico más guapo de todos- dijo mientras me alzaba. Salimos a la sala y nos paramos frente un espejo. Se me hizo un nudo en la garganta, parecía la primera vez que me veía al espejo, se notaba, mi mente iba a estallar mientras observaba el chico en los brazos de Martha, parecía tener un poco más de un año y medio y aún conservaba gran parte de la ternura en su rostro, había una obvia diferencia a la última vez que me vi en el espejo, podía decir que para ese momento me acostumbraba a mi abrupto cambio de edad, sin embargo nunca había sido consciente del cambio que había hecho esto en mi cuerpo. Tenía unas fuertes ganas de llorar, volvía a mí el sentimiento que tenía cada vez que me despertaba en la cuna, sin embargo Martha había hecho un hermoso trabajo escogiendo la ropa, ella tenía razón, parecía el hombre más atractivo del mundo veinte años antes de saberlo, finalmente una risa se pudo escapar de mi boca y miré al espejo con la mejor sonrisa que podía hacer en el momento. Fue ahí cuando llamaron a la puerta, Martha me miró con gran sorpresa y me dijo –espero que te caiga bien la tía Claudia, serías la primera persona a la que le caería bien ese ogro-, no sé si sabía que era consciente de lo que decía pero pudimos compartir una risa antes de que se marchara a abrir.

Ella tenía razón, tampoco pude ser la primera persona que aprecia su  exasperante personalidad; en cuanto abrió la puerta lo primero que pude notar fue la sonrisa fingida entre un teñido cabello rubio estampado de quemaduras notables desde el otro lado de la ciudad que caían sobre la espalda más grande que había visto, me pregunté si era consciente de su edad a la hora de comprar su ropa, o de su tamaño a la hora de elegir la talla, o si realmente lo era  cuando hizo lo que hizo. Besó con desdén la mejilla de Martha y volteó a mirarme –uh debes ser el mocoso del que todos hablan- dijo mientras se acercaba, di un paso atrás pero me vi encerrado por su hostigante olor  de todo tipo de perfumes costosos, pensé que me iba a abrazar al menos pero solo le alcanzó el impulso para recostarse en sus rodillas y detallarme con desprecio por unos segundos.

Afortunadamente no podía contestar a sus materialistas pláticas sobre su ropa, su ineficiente dieta, algunos chismes forzados del peluquero y sus varios ex esposos, solo pude observar como Martha intentaba seguir sonriendo durante el largo monologo de su hermana que esperaba verla salir desde que entró. De hecho, me recordaba a las visitas a tu mamá.

El tiempo pasaba con una exasperante parsimonia, sin embargo el sol no tardó en ocultarse y finalmente el tinto y las galletas se habían acabado –Tengo que acostar al niño. Es una pena que te tengas que ir tan rápido, espero que sea un buen trayecto a casa- interrumpió el monologo de su hermana mientras la puerta rechinaba al unísono –nos vemos después querida- dijeron  algo poco convencidas las mujeres.

-Ya se fue esa desgraciada- murmuraba Martha después de cerrar la puerta mientras se desabrochaba el sostén por debajo de su abrigo y se relajaba en el sillón, después de algunos segundos me vio escondido detrás de la pared y se paró impulsivamente –ven, tenemos que bailar-. Puso un enorme acetato sobre el toca discos y empezó a bailar junto a toda la felicidad que brotaba de ella, creo que encontré la razón de la ruidosa música de la que tanto huías al anochecer, creo que debiste haberla visto bailar alguno de esos días, habría solucionado muchas cosas.

Sus pasos me hacían pensar en lo feliz que podía ser la vida cuando le hallabas una razón, de hecho llegué a pensar que tú eras la razón de la mía pero lo único claro es que solo el desayuno era la razón por la que te levantabas a diario. Terminaba por causarme cierto rencor el hecho de que personas conocedoras de la esencia más pura de la libertad como esa que bailaba en frente mío tuvieran que encajar en el mismo mundo con personas como tú o como tía Claudia, sin notarlo terminaba mi reflexión entre sueños.

El día siguiente por fin te vi, sabía que llegaría ese momento como sé que volverá a suceder. Te veías muy elegante, sin embargo tenías unas terribles ojeras y tu cabello no era muy diferente a como lo recordaba de la última vez.

–Buenos días- dijo Guille cuando entramos –Martha, llegó un paquete a tu nombre esta mañana-.

-Gracias Guille ¿tengo que firmar algo?-

-sí, por favor firma aquí-.

La intriga me mataba, intentaba trepar por el brazo de Martha para ver el paquete pero era casi imposible poder saber lo que pasaba detrás de mí. Ese fue el momento en el que entraste, con un paso marcado por el sonido de tus tacones, llamando la atención por tu apuro mientras te acercabas a la recepción.

-Guillermo, estoy esperando al cerrajero desde hace 20 minutos ¿seguro que no ha pasado por acá?

-No señora, de hecho no sabía que había llamado al cerrajero

-señorita- lo corregiste con dureza

-lo siento…-.

Después de un momento de silencio intervino Martha, se volteó y te dijo con algo de lástima en su voz –Me enteré lo de tu esposo ¿cómo era su nombre? Es una pena que haya muerto, se veían una linda pareja, si algún día necesitas algo puedes llamarme.

¿Morí? Mi mente se desbordaba en ese momento, pensaba cosas que no creía que algún niño pensara alguna vez. Tan pronto escuché eso me volteé como pude para mirarte a los ojos, notaste mi inquietud y me miraste-mira ese pequeño, que travieso eres- dijiste con ternura en tu cara –muchas gracias señora pero la verdad por el momento prefiero tener tiempo a solas para arreglar mi vida- dijiste con una sonrisa que podría describir como sincera, era la primera vez que te escuchaba dar las gracias, solo eso me había hecho feliz.

-Tu paquete Martha-

-Gracias Guille, ten buena tarde-

Así nos alejamos y entramos en un taxi, no estaba seguro de cuándo volvería a verte, sin embargo ese pequeño momento me parecía más que suficiente.

Nunca tuve la necesidad de pensar que había muerto, tal vez eso fue lo que hizo que la noticia me asombrara aunque siempre fue mucho más que obvia, era la primera vez que me preguntaba qué pasaría contigo, mucho menos me había preguntado el destino de mi vida, en la que era persona que ya tenía su destino construido. Sin embargo todas mis expectativas y metas me parecen ahora un  sueño borroso, lentamente se empañan los recuerdos que tengo de mis problemas, mis esperanzas e incluso de ti, a pesar de todo en estos días aprendí muchas más cosas de las que aprendí los últimos años de mi vida, el destino me contó lo efímera que es la vida de las personas que regalan su historia a otras, tal vez esa es la razón por la que podré olvidarnos en los próximos días, suena reconfortante la idea de iniciar de nuevo, tal vez podré aprender diferentes cosas, encontrar eso que llaman chispa e incluso ir más lejos de lo que planeaba ir antes, no lo sé, por el momento aprenderé lo que pueda de Martha, sé que su espíritu libre me acompañará por siempre y me guiará lejos de nuevos errores, o tal vez no, tal vez te encontraré de nuevo en otra persona y seré el mismo de hace unos días, la vida me ha demostrado que hay errores,  de hecho puede que solo sea otro error del destino la razón por la que aún te recuerde.

Sin embargo hoy te vi mejor, creo que también necesitabas dejar de verme a diario, a pesar de todo espero que hoy estés mejor y debo confesar que tengo miedo de olvidarte en algún momento, estoy seguro de que lo haré, por eso antes de lo que suceda en este taxi te escribo en mi mente lo que recuerdo de ti hasta este momento, tal vez sirva como despedida, solo quiero estar seguro de recordar un momento más la ternura en tu mirada la última vez que te vi.

Con amor, para Jenny.

Juan David Manrique, Grado 10°, Centro Educativo Paulo Freire

9. Cartas Para Olvidar

I

Hace un tiempo te fuiste pero sigue doliendo, y aunque ya no estés aquí los recuerdos se aferran a mí, me abrazan en las noches frías y lastimosamente es lo único que me queda de ti. Decido escribirlo porque no es bueno que el corazón se llene de tanta tristeza.

Deje de llorar para no preocuparlos, por lo menos no lo hago en frente de ellos, me enseñaste muchas cosas desde tu partida como a sonreír estando rota y hablar de una forma muy optimista aunque no lo esté sintiendo, me enseñaste a llorar en las noches sin que nadie me escuchara. Todos suponen que lo esto superando que estoy saliendo de esto, pero por favor nadie supera un perdida tan fácil. A veces mi mente me engaña y mi corazón le cree, son días buenos donde no dueles tanto, pero la noche tiene algo misterioso y es como un imán de recuerdos de todo lo que vivimos y cuando por fin creo que será una noche normal que por fin voy a salir de este pozo llegas y me hundes. Y aunque se nadar he dejado de luchar, me hundo en algo muy frio y oscuro que me atrapa, que llena mis pulmones siento que me ahoga pero aun puedo respirar ¿los has sentido? Estar ahogándose en vida.

Y no es justo ¿Sabes? Estoy cansada de extrañarte de despertar y no tenerte, he tenido conversaciones conmigo, en la que mi parte débil me pide que me encuentre contigo, pero eso no va hacer posible, no quiero sonar cruel pero tu estas muerto y yo aún sigo con esto que se llama vida estoy intentando recuperarme, quiero soñar otra vez, sin ti. Es injusto no tenerte y tener que reorganizar mi vida, pero en este mundo muchas cosas son injustas. Soy de esas afortunadas personas que tiene que luchar por lo que quiere y ya no te quiero.

Es por eso que voy a dejar de luchar por ti, por un nosotros porque no es posible y aunque duele más que tu perdida sé que voy a lograrlo y no sé si estés de acuerdo pero no importa porque es mi vida, solo te voy a pedir unas cosas: aléjate de mis pensamientos y déjame dormir en la noche ¿No estás cansado de venir? Tienes que descansar y dejarme descansar no puedo estar contigo, no por ahora. No se lo he dicho a nadie pero te he visto y sé que lo haces a propósito apareces ante mi sin decir nada solo estas ahí y no sé qué esperas que haga, me quedo quieta tratando de no perderme nada de ti el aire se llena de lo que fuiste alguna vez y luego cuando por fin te siento, te vas, te vas dejando el aire frio difícil de respirar y ya no estas.  Y si haz de esperarme hazlo en el cielo donde puedes cuidarme o donde sea que estés pero por favor te lo pido con las pocas fuerzas que me quedan. No vuelvas.

Ya ni siquiera recuerdo cuando te conocí, no recuerdo las razones que nos hacían estar juntos te estoy perdiendo y solo me quedan imágenes borrosas de lo que fuimos. Lo siento todo es mi culpa en vez de recordarte lleno de vida cada vez que te pienso puedo verte en ese ataúd, el día en que todos se despidieron de ti yo no estuve presente no quería ver cómo te enterraban, no quería ver a tu hermana preguntando en donde estas y mucho menos ver a tu madre arrodillada en el piso lamentándose, pero más que todo eso no quería verme a mi destruirme por dentro. Cuando los niños pequeños deciden armar una torre muy grande se toman el trabajo de hacerla muy alta para luego hacerla caer, les atrae derrumbar cosas aunque les tome mucho tiempo armarlas. Algo así me sucedió contigo. Decidimos construir algo que nos costó mucho tiempo y mucho esfuerzo y cuando te fuiste lo derrumbaste, si fuiste tú eres el culpable de que este derrumbándome, de que me esté cayendo a pedazos.

II

Cuatro meses, ¿Cuántos días han pasado desde nuestra última conversación? De una conversación normal donde podía escuchar tu voz.

He decidido firmemente en sacar la palabra ‘’Ojala’’  de mi léxico ‘’Ojala no te hubieras ido’’ ‘’Ojala me hubiera ido contigo’’ ‘’Ojala estuviéramos juntos’’ ‘’Ojala pudiera verte sonreír una vez más’’  pero así es como mato las esperanzas de algo imposible. Esta no es más que otra carta que escribí desde mi soledad que por cierto ya no me visita tan seguido ¿Sabes cuantas personas estaban preocupadas por mí? Son espectaculares a veces pienso que las enviaste especialmente para que me ayudaran y gracias por eso como siempre has tenido razón fueron mi barco en medio de la tormenta, fueron una luz en tu oscura perdida.

Esta no es más que la última carta que te leeré, como lo dije he continuado con mi vida y aún tengo muchas cosas que me recuerdan a ti, como las películas de comedia que veíamos todos los jueves sin falta alguna, como el algodón de azúcar pero el azul porque el rosado sabia a papel. Tú y tus teorías tontas, tú y tus frases crueles, tú y tus defectos que me hacían quererte más.

Todo eso está guardado en una cajita de madera que me regalaste me dijiste que guardara lo que más me gustaba y es donde están  todos tus recuerdos. Decido enterrarlos junto al amor que te tengo, porque ya es hora de  dejarte ir, no volveré más a este cementerio lo prometo y no me veras sentada frente a esta lapida otro día porque estoy hablando con un montón de tierra y  flores secas y aprovechando que es mi último día junto a ti solo quiero agradecerte.

Gracias por la brisa en las mañanas esa que movía los arboles de una manera tan ligera que parecía que bailaran para mí, gracias por las noches heladas esas que me enfermaron el mes pasado, gracias por mostrarme tu sonrisa a través de las persona que quiero, piensa que aún tengo una parte de ti en ellos, pero sobre todas estas cosas gracias por amarme como nadie lo va hacer jamás y aunque voy a extrañarte tengo que dejarte ir , eres libre ve al lugar donde seas más feliz de seguro nos encontraremos a través del tiempo, hoy me despido de ti y te dejo una de mis mejores sonrisas está en la caja de recuerdos que pedí que enterraran a ti, no me puedo quedar a ver como la dejan a tu lado porque seguro mi corazón me obligara a que me entierren contigo.

III

Después de mucho tiempo…

Muchas veces creí que alejarse era de cobardes, que los verdaderos guerreros se quedan a enfrentar la batalla pero ¿De qué me sirve enfrentarme a algo que ya se perdió? ¿Cuál es el punto de jugar un juego que siempre vas a perder? Al principio no aceptas la derrota y siguen intentando, cambias de estrategia pero no cambias de juego porque algo te obliga a quedarte, pero soy cobarde y abandone el juego o más bien lo  cambie por un juego que seguro voy a ganar: mi vida.

Deje todo lo que quería en aquella ciudad, era difícil quedarme cuanto todo me recordaba a ti, no puedo describir lo que sentí cuando me fui una mezcla de alivio y nostalgia llenaba cada espacio de mi mientras me iba; mis pies avanzaban y mi corazón se quedaba pero poco a poco todas las piezas se juntaron y empecé avanzar. Era como cuando un niño aprende a caminar, primero tiene que tener estabilidad luego avanza dos pasos y se cae, pero se levanta de nuevo.

Estoy lejos de ti, ya no te siento pero no me preocupo tu estas bien y creo que has notado que yo igual lo estoy logre empezar de nuevo, hay personas nuevas y sentimientos nuevos fue como nacer de nuevo y aunque nadie se compara a ti he encontrado a alguien. No tiene tu sonrisa,  ni tus ojos, los abrazos no son los mismo pero está vivo y está conmigo. Ojala los conocieras a todos he llegado a pensar que uno de ellos tiene algunas de tus cualidades, es callado y está lleno de sorpresas y hasta ahora tiene dos años.

El tiempo me dirá si una parte de ti aún está conmigo, por lo pronto he roto mi promesa volví a estar sentada en frente de esta lapida donde hace algunos años te llore, quería anunciarte las buenas nuevas este ya no es un lugar para llorar es más bien uno de esos lugares que siempre están iguales y que cuando vuelves a ellos los recuerdos siguen intactos, ahora es donde puedo ver todo desde otra perspectiva, gracias por darle a mi mundo una sacudida, la necesitaba, siempre vas a saber qué es lo que necesito dame una mano de vez en cuando igual desde el otro lado sigo necesitando tu ayuda.

Juliana Barbosa Ramírez, Grado 11°, Centro Educativo Paulo Freire

10. El Inicio de Mi Carrera

Vivo en Londres, es el Año 1889. Estoy Caminando hacia el Estudio de mis Amigos y Colegas Lord Matthew y Sir John.

Lord Matthew es un Doctor Famoso, es un Gran Amigo que Conocí en el Colegio Imperial. Sir John es un Retirado del Ejército Británico, después de Servir al País se Convirtió en un Comerciante. Lo Conocí en el Puerto de Londres, pues lo Salvé de Ser Asesinado. Mi Nombre es Lord Philips y soy un Investigador Privado.

  • El Nuevo Caso – Comente – es Encontrar a una Joven Perdida en París.
  • ¿La Policía de París – pregunto Matthew – saben algo de la Victima?
  • No – respondí – ellos solo recibieron la Queja; pero lo que se sabe es que la Joven es norteamericana.
  • ¿Y lo Padres de la Joven? – pregunto John.
  • Estaban con Ella – respondí – observando la bella Ciudad de París.
  • ¿Qué pistas tienes Philips?  – pregunto John.
  • Según los Padres de la Joven – comente – estaban celebrando los 18 años de su hija, y decidieron llevarla a París.
  • ¿Los padres conocían a alguien en Paris?  – pregunto John
  • No, tenían un guía del Hotel – respondí.
  • ¿Respecto a eso – pregunto Matthew – en que Hotel se Hospedaron?
  • Decidieron Hospedarse – respondí – en el Hotel Saint James París.
  • ¿Sabes algo respecto al caso y a la Victima? – pregunto John.
  • El Nombre de la Joven- comente – es Irene. Nació en 1871, su Novio es el Hijo del Presidente. Viven Jackson, su padre es el Gobernador del Estado de Mississippi.
  • ¿En qué lugar se Perdió la Joven?  – Pregunto John
  • Estaban en la Inauguración de la Torre Eiffel – comente- almorzando cerca de la Torre, ella les dijo que iría a ver nuevamente la Torre.

Así que decidimos ir al Puerto de Londres. Tomamos un Barco que Cruzaba el Canal de la Mancha. Para dirigirnos a París

Cuando llegamos a París hable con los Padres de la Joven.

  • Buenas Tardes Gobernador Thompson – comente
  • Buenas Tardes Lord Philips – dijo el Gobernador Thompson.
  • Le Presento a mis Colegas Lord Matthew y Sir John.
  • Buenas Tardes Gobernador –  dijeron Matthew y John.
  • Se toda la Información que Necesito – comente- pero lo que no entiendo Gobernador es ¿Cómo no se Dieron cuenta sino a las tres horas de desaparecida?
  • Pues vera Usted – dijo el Gobernador – Mi Hija es Importante en el Gobierno de Estados Unidos, pues es la prometida del Hijo del Presidente.
  • Una Pregunta un poco comprometedora – comente- ¿su hija ha tenido algún otro novio?
  • No – dijo el Gobernador.
  • Si – respondió la Esposa del Gobernador – lo conoció mientras estuvo en la Secundaria. Pero ella un día lo trato mal y se alejaron.
  • Gracias Madam –  dijo Matthew – sabe si el Joven aun la Sigue.
  • No que yo sepa –  dijo la Dama – pero ella no lo ama.
  • Pero pueda que el Si – dijo John.
  • Haremos lo que podamos – dijo Matthew.
  • La encontraremos e Investigaremos a Fondo – dijo John.
  • Lo que les Recomiendo – comente – es que no salga ni pongan recompensa por ella.

Caminamos hacia la Torre Eiffel. Lo que yo pensaba era que como habían dejado pasar tanto tiempo perdida.

  • Es una Torre muy alta – dijo John.
  • Y es un Gran escondite – dijo Matthew.
  • Si están siguiendo y Observando a la Joven – comente- pero sería casi imposible debido a tanta Personas.
  • Eso es muy Cierto – dijo Matthew.
  • Necesitaremos Ayuda – dijo John.
  • Es Cierto Philips – dijo Matthew.
  • Pero en Otro momento – comente.
  • A la Hora de Capturar a los Ultrajadores – dijo Matthew.
  • Bien hace menos de seis horas que está perdida la Joven  -comente- vamos al Hotel e Investiguemos.

Al cabo de Media Noche me Acompañaba el Inspector de la Policía de Londres y el inspector de la Policía de París. Matthew estaba con el Inspector de Londres y John con el Inspector de París, yo iba a pie y ellos me seguían.

Entramos a Orillas del Rio Sena, en los Túneles de Alcantarillado me dirigían unas Escaleras, allí había seis hombres Armados, Matthew se Enfrentó a Dos y John igualmente.

Yo tome a los dos guardas espaldas del Hombre que pretendía Asesinar a la Joven y quedaron Inconscientes, que estaba sentada en una Silla atada sus manos y pies. El hombre la Iba a Degollar.

La Joven estaba masacrada y golpeada. Tome al Joven y empezó un Enfrentamiento frente a frente, la verdad es que yo se técnicas de Baritsu, pero el Joven es Campeón de Boxeo en La Universidad Harvard. El Joven Queda con tres huesos rotos y la Mandíbula Dislocada.

Al Final el Joven es Sentenciado a la Horca por Intento de Homicidio.

Los Padres de la Joven Agradecen, aunque todo fue Gracias a mis Colegas, sin ellos no hubiera podido ejecutar el Caso sin ellos.

El Padre de la Joven pago 100.000 libras esterlinas, aunque todo se lo di a Matthew y John.

Kevin Felipe Ríos González, Grado 11°, Centro Educativo Paulo Freire

11. De Aquel Mágico Olvido

…“No comprendía el significado de amar con inocente corazón, hasta que experimente la distancia de un amor, que marco el mío; mi ingenuo corazón infantil”…

Aquel dulce 31 de diciembre, en los días de mi niñez, mi madre muy emocionada de pasear conmigo a la visita de mis familiares a finales del año, yo, una niña poco sociable, anhelando quedarme en casa, dejando que la vida me llevase al rumbo que esta ha determinado. Eran uno de esos años en los que una vez más se cumplía la costumbre de viajar a Manizales, mi familia esperaba por nosotras, en aquel viaje, mis lágrimas caían del dolor que me causaba dejar a mi pequeña y bella sobrinita, quien con sus preciosos ojos azules empañados se despidió de mi antes de tomar el bus. En el transcurso del viaje, no me afecto el volcó del bus, salimos del barranco, enlodadas, mi madre y yo, y nuevamente subimos para continuar nuestro destino. Fue un largo viaje, al fin llegamos, tocar la puerta y ver a doña Emilia con su peculiar sonrisa nos hizo sentir acogidas; Mi hermana Julia, don Alberto, mi pequeño Diego, todos nos recibieron al unísono con gran emoción.

Al paso de los días, al contemplar el cálido amanecer de aquella ciudad que aún recuerdo con nostalgia, cuna de grandes historias, la cual me recuerda que mi lugar es Vallesierto, en Vallesierto se vive una realidad extraña y fuerte, pero en Manizales vivo mi pequeño sueño final en el cual la ilusión se ejerce por un mes que me lleva volando hasta allí y luego bruscamente me tira a una realidad en Vallesierto; y despierto con aquella energía que con el pasar de los días se va agotando hasta dejarme medio seca y recobrar nuevas fuerzas con El; con mi Dios.

Aquellos primeros días de estadía en Manizales, en una pequeña salida de urgencia lo vi; lo vi; mis ojos se llenaban de ilusión, no lo podía contener, era hermoso lo que tenía frente a mí, mientras me despertaba la lejana voz de mi hermana Julia que me decía: Clara, sal rápido, cierra la puerta, vamos de afán.

Aquellos ojos, aquella sonrisa, tal aspecto cautivador, no se borraba de mi memoria.

En la noche de año nuevo, como costumbre, los vecinos fuera de casa reunidos, doña Emilia entusiasmada preparo la cena de fin de año, mi hermana, mi pequeño sobrinito Diego, todos muy emocionados alistando su ropa de estreno, fue una de esas noches en las que sentía aquella emoción, aquella felicidad enorme dentro de mí, aun lo recuerdo y no puedo contener revivir tal momento, al salir de casa, sentarnos allí afuera como costumbre, sintiendo la incomodidad y molestia, la presencia de aquellos chicos que no paraban de dar vueltas en su skater a mi alrededor; me provocaba mareo . Al paso de las horas, ya sin saber que hacer; el sueño me atrapaba más y más, pero fue suficiente contemplar un pequeño detalle aquella noche, logrando que mi sueño se desvaneciera y me mantuviera despierta. Él; si el, Dany Sáenz, en su tabla skater junto a su primo, no tenía ni la menor idea de mi existencia, y si la tenía, no le interesaba; fue su sonrisa, su picardía, sus ojos, los que dieron ese toque energizante al sueño que ya me vencía…

…Dicen por ahí que el primer amor, ese amor de niñez jamás se olvida…

Qué lindo es disfrutar de otras tierras, mágicas y lejanas, aunque solo son reales en la imaginación, aunque me transporten a otra dimensión que me sacude en el entendimiento de que solo es un sueño que se vive con todo el corazón y al final su despertar me hace más fuerte. Esa semana como costumbre lo vi, solo intentaba hablar ruidosamente o hacer cualquier otra señal para que notara mi existencia, pero ni eso funciono.

Felicidad, solo eso, felicidad, el único sentimiento que recorría mi alma aquellos días, todos en casa corrían de un lado a otro con afán, se acercaba la hora del cumpleaños de mi pequeño Diego. Yo era feliz, en la niñez todo es felicidad, la mente no funciona de la misma manera que un adulto aburrido y estereotipado; llego el día, para ese entonces cuatro de enero de 2009, mis ojos ya rojos de tanta piscina y mi estómago hambriento de jarundas, plato típico de Vallesierto, receta dada por mi madre Marta a doña Emilia. Al caer la tarde, listos para el cumpleaños, aquella felicidad comenzó a esfumarse, esa incertidumbre de no ver entrar a Dany por la puerta, mi corazón se arrugaba de ver a su primo Jorge sin él. Todo parecía ir en la dirección contraria, pero sorpresa que no fue así…

A la hora de la piscina, intentando de nuevo capturar su atención, el tiempo pasaba, yo solo quería una cosa; estar siempre cerca de él, entiéndanme, en ese instante mi sueño era solo buscar una excusa, un pequeño accidente que me tropezara con su encuentro; esta es la hora y aun no recuerdo como empezamos a hablar, solo sé que fue para mí un momento mágico, el sentir que ni siquiera hablas, el sentir que tan solo sonríes, todo es magia, todo es un sueño. Fue ese momento en el que todos empiezan a notar lo que está sucediendo, solo bastaron unas horas, las más hermosas, en las que mi familia entera se unió a bromear con Dany su interés hacia mí.

“dile, dile”, exclamaban todos, ya por la incomodidad que me causaba este hecho, decidí salir del agua. No lo podía creer, no sentía mis pies tocar el piso, tan solo mi ser, parecía levitar. Al entrar por el pasillo de casa, hacia una puerta infinita, mi mente permanecía estática. Varios días pasaron desde entonces, solo sé que aquella historia desapareció, el día se pintaba triste, se acercaban los días para el viaje a Vallesierto, para completar la tristeza del día, solo basto que toda mi familia se diese cuenta de mi amor sin sentido hacia él, un amor que surgió de la nada, pero que para mí se convirtió en todo, aquel sentimiento de vergüenza, cuando en mi diario escribía la historia, en cada mágica hoja que se derretía como chocolate al fluir de la escritura, mi sobrinito muy bromista, intentando interrumpir mi momento de paz, arrebato el pequeño candado de mi diario, dejándolo al descubierto, tal escandalo provoco que doña Emilia, don Alberto, mi madre y todos se acercaran con intriga a ver qué había ocurrido, todas mis paginas derretidas al descubierto, paginas voladoras fueron reveladas por doña Emilia, quien vio y leyó

absolutamente todo, la desnudez de mi corazón plasmada, en el relato detallista de esta pequeña historia, doña Emilia, comunicándome con su mirada que se había enterado de todo, con su sabiduría y experiencia, solo veía mis ojos y sonreía. No sé qué fue peor, que doña Emilia se diera cuenta de toda la verdad, o el viaje a Vallesierto, siendo consciente de que debía esperar un año para ver de nuevo a Dany, o la realidad que sabía que debía enfrentar allí.

Al inicio de aquel año, solo contaba los meses, en Septiembre, mi afán se aumentó, esperaba con ansias Diciembre, estar un año lejos de él era muy fuerte para mí. Los primeros días de Diciembre recibimos una noticia no esperada, colgar el teléfono y sentir como alrededor todo se derrumbaba, encerrada en mi angustia, sumida en la tristeza del saber que no había viaje, sin poder decir una sola palabra, callando, guardando todo en mi corazón.

El siguiente año, ya para viajar, pensé por un momento que había olvidado todo, que solo quedaban recuerdos enterrados, me resigne a darlo todo por perdido, llegar de nuevo a ese lugar, ya nada importaba, solo basto el transcurrir de una semana y verlo de nuevo allí, aquel momento fue como si todo se congelase, ya no levitaba; más bien sentía mis pies pegados al suelo sin la menor posibilidad de recobrar movimiento. El agua, protagonista de nuestra historia, Enero el mes protagonista de nuestra historia, aquel dos de Enero de 2011, piscina familiar, el reencuentro y revivir de aquel momento. Ya en la noche, al llegar a casa, Jorge, él y yo, en la sala, una mágica noche, surgió de todas las verdades que en palabras hablamos, marco un momento que jamás volverá.

Saber que él no volvería a Manizales, todo se mezcló, todo parecía indicar que definitivamente era algo imposible, él se iba, yo me iba, aquel fue el último momento de encuentro que tuvimos.

2 de enero de 2015:

Me despierto de mi cama, miro a mi alrededor, es muy temprano, me cuesta levantarme, cuando finalmente mi cabeza vuelve a su sitio, me doy cuenta que todo está en su lugar, misma casa, mismo cuarto, no puedo creer que todo hubiese ocurrido en una sola noche de sueño, una historia completa se escribió en mi alma, miro a mi madre, me pregunta por mi cara de confusión, aun me cuesta creer lo que soñé, es como si aún lo viviera, siento en mi corazón como si hubiese sido real, aun no lo creo. Dany Sáenz, el único nombre que retumbaba en mi memoria. ¿Quién es Dany Sáenz?, no tengo la menor idea de cómo pude sentirme niña otra vez, de como pude viajar tan lejos en el autobús de mi mente, como una historia completa se plasmó allí, en mi alma. Solo quiero decir una cosa; ha pasado el tiempo y siento que dentro de mi corazón existe tal Dany Sáenz, tengo la esperanza que algún día en vida real lo veré, hoy escribo estas palabras que en mi corazón guardo, como toda una vida que se vive en otro mundo, como una ilusión que pasa volando temporalmente, como la sensación de que todo se ha perdido, pero que luego de eso nada en mi vida vuelve a ser igual. Vuelve Dany Sáenz, vuelve a endulzar con melodías tiernas mi pequeño corazón, vuelve a sonreír, mírame otra vez, vuelve a ser quien eras, vuelve historia, por favor no te esfumes, aunque solo haya sido un sueño.

María Isabel Gómez Soler, Grado 11°, Centro Educativo Paulo Freire

12. Un Amor Imposible

Había una vez en un pueblo, en el que habitaba un joven llamado Dylan, de una edad de 20 años, el cual trabajaba pescando.

Un Día su familia le pidió que consiguiera los mejores pescados, para la familia Ortiz de mucho dinero.

Dylan se fue día y noche a pescar para la familia Ortiz; cuando ya pudo conseguir el mejor pescado se dirigió a la casa de la familia Ortiz.

Dylan no tenía nada que ponerse para ir, entonces se fue con el traje más limpio que tenía.

Cuando llegó entro a la casa y se encontró con una linda joven: su nombre era María Dylan.

Se sorprendió de ver tan gran hermosura, María lo miró con una sonrisa en su rostro; Dylan se sonrojó.

Después llego el padre de María y dijo que dejaran los pescados en la cocina, cuando Dylan salió de la cocina se encontró con María y la saludó amablemente; María también lo saludo y le dio las gracias.

Dylan feliz se fue a su casa y le conto a sus padres lo que había sucedido y después, se fue a dormir; soñó con María la linda joven que había conocido.

Al día siguiente sus padres le pidieron el favor que fuera a comprar los ingredientes del almuerzo; el feliz se fue al pueblo, seguía pensando en María que había conocido el día anterior; fue tienda por tienda comprando los ingredientes; cuando se devolvió se encontró con unos adolescentes que querían robarle.

Dylan les dijo que por favor no lo robaran, que él era pobre, que no tenía casi nada, los adolescentes no le dieron importancia, le pegaron y le robaron todo lo que tenía.

Dylan se devolvió a su casa triste por lo que había sucedido y le conto a sus padres lo ocurrido, y los padres le preguntaron que quienes fueron, él dijo: eran 4, uno era alto, parecía ser el líder y los otros tres, que lo acompañaban, bajitos.

Dylan dijo que no se preocuparan por lo ocurrido, que volvería a conseguir el dinero trabajando duro; así por una semana trabajo día y noche, consiguió el dinero para sus padres; pero como ya era de noche no pudo ir a comprar los ingredientes para el almuerzo del siguiente día, entonces se fue a su casa a dormir.

Por el camino seguía pensando en María, quedó completamente enamorado.

En las noches mientras dormía, María también estaba pensado en Dylan; un día ella se escapó de la casa por la noche porque quería verlo de nuevo, ella cogió una capa que tenía y se fue por la ventana, pero los guardias la siguieron.

Mientras tanto, ese mismo día Dylan despertó y se fue a pasear por el pueblo cuando lo golpeo una extraña sombra negra, la cual persiguió hasta que paro en un puente cerca de una laguna, Dylan se acercó y le pregunta quién eres y que haces de noche en este pueblo, es muy peligroso estar aquí; la sombra misteriosa se quitó la capa y era María la joven que había conocido.

Dylan se asombró y le dice porque saliste de tu casa María? Ella le responde: lo hice por ti porque estoy enamorada de ti, Dylan se sorprendió y dijo yo también estoy enamorado de ti, pero lo nuestro no es posible.

María se acercó y le dio un beso a Dylan y este se sonrojó, María le dijo que se vieran al día siguiente en ese mismo lugar para hablar de su amor imposible.

María se devolvió a su casa y Dylan también; por el camino regreso a su casa pensando en lo sucedido, estaba sorprendido y muy contento, cuando llego a casa sus padres estaban despiertos, pero Dylan pensó: no le puedo decir que estaba con ella porque ella es de una familia con dinero, no podrían encajar.

Minutos tarde decidió contarles a sus padres otra versión: que salió porque quería ver el lago tan lindo que había, sus padres dijeron bueno pero no salgas a escondidas porque nos preocupa; Dylan tan feliz se fue a su cuarto pensando lo que había ocurrido en el lago, el tan enamorado de María pensó en darle un detalle: voy a comprarle algo, pero dijo como soy pobre tocara algo sencillo le comprare un “anillo” se fue a dormir.

Al Día Siguiente Dylan salió de su casa a la tienda a comprar el anillo para María, cuando llegó a la tienda, vio muchos tipos de anillos; pero había unos bien caros y lujosos. No puedo comprar esos tipos de anillos, le daré un detalle con todo mi corazón, y se le ocurrió regalarle un collar con un dije de corazón. El contento se dirigió a su casa esperando que ya fuera de noche, cuando al fin fue de noche, Dylan esperando en el lugar acordado, mientras tanto María cogió su capa pero en ese momento entro su madre, quien le pregunto para dónde vas y ella le respondió a encontrarme con el amor de mi vida, la madre le dijo quién es? ella dijo se llama Dylan quien vino a la casa a traer un encargo que mi padre, estas segura que lo amaras para toda tu vida, María respondió yo lo amo y haría lo que fuera, por el no importa que él sea pobre la madre dijo te deseo mucha suerte con tu enamorado ojala tu padre entendiera eso pero no le contare a tu padre no te preocupes pero si vas a ir todas las noches yo te ayudare con eso, cuando te vayas ve por el lugar que esta por el sótano que por ahí es un lugar secreto.

María pregunto por qué eso está ahí la madre contesto yo también hacia lo mismo con tu padre, tu padre también era un joven de pueblo, pero yo me enamore de él y nos casamos, ese lugar lo mande construir para poder escaparme de la casa para ver a tu padre por eso te digo.

María dice gracias madre, luego la madre le dice ve hija con tu amor yo hablare con tu padre para que entienda y apoye, María se fue a ver a su enamorado cuando ella llego Dylan estaba esperando, él dijo llegaste, María le cuenta si vine como pude para que no me descubrieran.

Dylan le entrega el detalle, es para ti, te lo doy con mi corazón, te amo, ella se sonrojo y cuando lo abrió miro al joven, el joven preocupado que no le gustara y la chica dijo me “encanta” y le dio un abrazo tan fuerte y le dio un beso, yo también te amo.

Dylan feliz que le haya gustado, luego regresaron a sus casas, María cuando regreso su padre estaba esperando a la entrada y le dijo que haces fuera tan tarde? ella trato de explicarle, pero su padre no le importo lo que dijo y la castigo dijo no volverás a salir.

María triste se fue a su cuarto y se puso a llorar, mientras tanto, Dylan feliz por lo que dijo María su fue a su cuarto pensando en ella para volver a verla y pedirle Matrimonio y se fue a dormir.

Al Día siguiente María en su cuarto, encerrada, muy triste por no poder salir y volverlo a ver, y su madre acompañándola para que no se sienta sola; Dylan feliz porque le iba a declarar Matrimonio, entonces les dijo a sus padres la verdad, lo que hacía cuando salía de noche, los padres se sorprendieron y dijeron: te felicito hijo que tengas una vida feliz con ella.

El tan feliz, se fue a comprar unas flores para ella, para dárselas cuando se encontrarán en la noche, y gastó todo su dinero en un anillo de matrimonio.

Ya se hizo de noche y él la estaba esperando, y pensó: ¿será que la descubrieron? ¿porque se está tardando mucho?, ¿y se fue a la casa de María, y toco la puerta, y la que abrió fue la madre y dijo quién eres? El respondió Dylan el hombre que va a proteger a su hija como fuera; la madre respondió ella no pudo ir por que su padre la descubrió; ¿Dylan le pregunto sabes de lo nuestro? Si, ella me conto y la estoy ayudando Dylan le dio un abrazo y le dio las gracias, la madre dijo: entra, está en el cuarto encerrada y está muy triste, el tocó la puerta del cuarto y ella contesto: ¿quién es? tu amor, ella sorprendida le abrió la puerta rápidamente y dijo: madre lo dejaste entrar? y ella contesto: ¿claro, no lo querías? María muy emocionada le dijo: “gracias” y le dio un beso a Dylan y se puso de rodillas y le pregunta: ¿te quieres casar conmigo?  ella dijo inmediatamente: SI, tan feliz dijo: mañana en el día voy hablar con tu padre para que nos deje casar.

Al Día siguiente Dylan fue a la casa de su prometida y se fue donde el padre; el padre dice: que haces aquí? eres el muchacho que nos trajo los pescados? el joven contesto: si, vine hablar con usted de su hija; el padre dijo ¿Qué? dijo estoy enamorado de su hija yo la protegeré con toda mi vida, para que nunca se decepcione o se ponga triste; el padre dijo voy a llamar a mi hija haber que dice Dylan nervioso espero, llego su prometida y la madre, María dijo padre yo lo amo él ya me propuso matrimonio el padre dijo: Qué está ocurriendo acá y le preguntó a su esposa sabias? y ella contesto: si, nuestra hija lo ama, el padre le preguntó nuevamente a su hija que si lo ama para toda la vida a este joven pobre; y el joven , la madre y el padre voltearon a ver a María y ella contesto: SI, Dylan se puso contento y al día siguiente hicieron el matrimonio de estos dos jóvenes y se besaron en un lindo amanecer, los padres contentos con sus hijos.

Esto dice que cualquier pareja que se aman mutuamente podrán estar juntos por siempre todas las personas somos iguales, no hay diferencia entre una persona rica y pobre entre los enamorados nada los podrán parar y lo importante es el respeto, tolerancia y amor.

Hansel Exmic Rasch Guerrer, Grado 7°, Centro Educativo Paulo Freire

13. La Vida de Andrés

Había una vez un chico de 10 años llamado Andrés, vivía en una zona muy pobre, Su madre le quería dar educación así que busco un colegio para su querido hijo. La señora encontró un colegio para niños estrato medio, con lo que encontró en su bolsillo pago la pensión.

Andrés estaba feliz y a la vez emocionado, pues estudiaría y tendría amigos. Eran épocas de febrero y Andrés ya tenía que ir al colegio, salió con su madre muy emocionado por conocer a nuevos amigos. Cuando llegaron al colegio Andrés entro despidiéndose de su madre.

Apenas llego a la clase vio a todos los chicos con uniformes y se sintió mal, pues a su madre no le alcanzaba ni para la pensión, ella tenía que pedir dinero prestado. Después de esto todos los chicos se presentaron a lo igual que su profesora, la profe les iba hacer una prueba de lectura pues ya estaban en 5 grado, fue el turno de Andrés… pero él no sabía nada porque él nunca había estudiado. Hiso un intento pero todo le salía mal, en ese momento todo el salón de clases se reía porque no sabía leer, hasta la profe se le salió una carcajada.

En el descanso estaba solo en una esquina, una chica de su mismo grado se sentó al lado suyo y le dijo.

  • ¿Porque estas solo?
  • Todos se ríen de mí…
  • Tranquilo, me pasa lo mismo.

En ese momento llego un grupo de chicos de 8 grado y uno de ellos dijo: “¡Miren allí está el que no sabe leer y la otra fea!”

Se les empezaron a burlar por sus estados económicos, los niños llorando no sabían que más hacer.

El colegio acababa su jornada, Andrés fue recogido por su madre y lo vio muy triste, fue a reclamar a las mamás de los grandulones, pero todas las señoras se le burlaron de ella y de su hijo.

Llegaron a casa, el niño no sabía que hacer agarro un lazo de saltar lo amarro a un árbol y se iba a suicidar… en ese momento llego Isabela la niña del colegio y le dijo:

  • Nooo, no lo hagas Andrés
  • Pero qué más puedo hacer. Todos me tratan mal, mi padre nos dejó dejando sola a mi madre. Todo es triste en mi vida.
  • Pero mira, tenemos que luchar por lo que queremos.

Los niños salieron a las calles a pedir trabajo, varias horas buscando algo, en una panadería les dijeron que podían trabajar de meseros, los niños felices.

Pasaron dos años y los chicos ahorraron 800.000 $, fueron al centro y vieron que estaban vendiendo un computador HP portátil, los niños lo compraron. Quedaron sin dinero pero estaban felices.

Llegaron a la casa de Andrés, no tenían ni idea del computador. En el centro había un señor de clase alta que les daba internet, ellos iban a investigar.

Entraron a muchas páginas de internet y vieron videos de matemáticas y otras materias.

Pasaron unos años y ya no eran niños, ahora eran adolescentes, no volvieron al colegio, pero sus estudios virtuales los convirtió en personas muy inteligentes, Después de unos meses decidieron volverse novios.

Iban un día por la calle y se encontraron con un señor muy apuesto que les dijo, necesito personas inteligentes y estudiadas para unas becas, la pareja probo sus habilidades, ¡y si! ¡LOGRARON SER DE LOS PRIMEROS!

Les dieron una beca para terminar sus estudios en estados unidos. Después Andrés le pidió matrimonio a su hermosa Isabela, ella acepto. Hicieron su boda con toda su familia.

En Colombia a la profesora Sandra, si su profesora de 5 grado había sido diagnosticada un una enfermedad prácticamente incurable que solo la podía curar médicos muy profesionales.

Era tan grave que la tuvieron que trasladar a estados unidos, en una sala la durmieron despertó y vio que un apuesto doctor dijo: “Lo hemos logrado” Y con una voz de impresión la profe dijo: “¡¡Ohh por Dios!!” ¿Eres tu Andrés?” Él Dijo: “Siseñora, mire quien soy hoy en día”.

Salvo a la profesora de su grave enfermedad, ella le agradeció y le pidió perdón, se volvieron amigos.

Después Andrés e Isabela crearon una fundación para niños pobres sin estudio, todo fue bueno en sus vidas, todos en Colombia los conocían, pues eran unas de las personas más inteligentes de Colombia, además de que eran muy cariñosos.

Pasaron muchos años y lamentablemente murieron de viejos, pero juntos.

Después en la capital de Colombia, Bogotá les hicieron una estatua en honor por dar ejemplo de estudio.

FIN

La Enseñanza: Vemos que gracias al estudio Andrés e Isabela se volvieron un ejemplo de muchas personas. En pocas palabras: ¡SI QUIERES SER ALGUIEN EN LA VIDA ESTUDIA!

Juan Diego Riaño Betancur, Grado 8°, Centro Educativo Paulo Freire

14. Los Jardines del Palacio

Había una vez una niña llamada margarita, era muy linda, tenía 8 años su padre era el rey y vivían en un gran palacio con muchos jardines por donde la niña paseaba y jugaba todos los día, era tanto el amor que ella pasmaba al tocar cada planta, cada animal que cada día aparecían más plantas y más especies animales, entonces se dijo la niña muy sorprendida: “de donde nacen, de donde y como llegan”?… Entonces pensó la niña “si yo les canto que pasara”? y fue así como empezó a cantar al paso por los jardines la flores crecían, los pájaros llegaban y cantaban todo era muy lindo, parecía un paraíso por lo que, empezó a conocer la noticia en todas las comarcas y todos querían ir a ver todas las bellezas del gran palacio, hasta una corriente de aguan apareció recorriendo estos jardines.

Un día llego un grupo de niños a visitar el palacio, en su recorrido empezaron a arrancar flores, pellizcar las plantas y arrojarlas al agua, un niño cogió un pajarito y le maltrato su alita y luego lo arrojo al agua y se murió… La niña al ver todos estos daños de los niños, se entristeció mucho, todo esto afecto su salud. Y no volvió a salir a los jardines, por lo que los pájaros ya no cantaban, las plantas no dieron flores, otras especies de animales se fueron… El rey preocupado por lo que su niña no reaccionaba y el medico no sabía que formularle, llamo al colegio donde fueron esos destructores y hablo con el rector y le comento lo que sucedió explicándole que allí en su palacio era muy importante la naturaleza y por eso su hijita se encontraba muy mal.

El rector del colegio le pidió disculpas al rey y le que inmediatamente iba a solucionar esta situación.

Dos días después llego al palacio un bus con el rector, dos profesores y los niños que habían estado ahí, al enterarse el rey de esta visita hablo con su hijita y le dijo que salieran a recibir a los niños…

Cuando margarita salió se encontró con una sorpresa muy linda, pues cada niño llevaba una planta o un pajarito, y algo que le llamo la atención fue una jaula llena mariposas de todos los colores que fue abierta y ellas se posaban en todos lados y sobre las flores, y se hijita se levantó de la silla, le volvió a cantar a las flores con los pájaros, el rey y Margarita le dijeron al rector que siempre están invitados a su palacio.

Colorín colorado este cuento se ha acabado.

María Jose Murillo González, Grado 5°, Centro Educativo Paulo Freire

15. Ethan y El Dios Poseidón

El agua, este es el elemento más importante de todos, es la esencia de la vida; sin agua no hay vida, en esto se basa mi historia. Yo soy Ethan, soy el Jefe de la tribu Moaky; lo que les voy a contar es la historia de mi vida en la cual pase de ser un pequeño niño miedoso a ser un héroe.

Nací en las costas de Grecia, mi padre era el líder de la tribu; él era un hombre grande, fuerte y muy valiente y mi madre era una mujer amable y amorosa. A medida que pasaba el tiempo yo tenía que ir aprendiendo a ser un líder para poder algún día ser el jefe de la tribu. Cuando yo tenía 8 años mi madre murió en manos del enemigo, los espartanos. Mi padre quedó devastado y para que yo me distrajese, me dio más entrenamiento; todos los días tenía que entrenar contra Gard, un joven de la tribu que tenía todos los dotes para ser un guerrero, yo siempre acaba en el suelo, le tenía miedo; me sentía mal porque nunca podría ser como él, ni mucho menos como mi padre. Al pasar los años y muchas batallas después, mi padre ya no podía dirigir a los Moakyes por lo cual le cedió el mandato a Gard. Durante 10 años Gard lideró a la tribu y llegó a ser un hombre que inspiraba respeto; sus enemigos también le temían y no intentaban atacarnos ya que siempre caían ante él.

Cuando cumplí 25 años el mundo que conocíamos cambio; un dios nos visitó por primera vez, su nombre era Poseidón, dios de los mares y nos dio una advertencia diciendo -Ustedes los seres humanos no cuidan del agua, la desperdician, la ensucian y no la valoran; si en un mes no cambian su forma de vivir les quitaré su preciada agua y la alejaré  de ustedes.  Luego de decir estas palabras se marchó. Desesperados, los aldeanos empezaron a llenar reservas y a esconder agua, cuando pasó el mes, el dios regreso y dijo – Ustedes no quisieron cambiar, ahora el agua que tomaron y guardaron será lo único que tendrán, el resto, lo esconderé de ustedes. Cuando sus reservas se acaben verán a su prójimo morir lentamente, ese será su castigo. Después de dos semanas empezaron las muertes, familias tan grandes que el agua no alcanzó para todos ellos.

Comenzamos a racionar el agua; cada persona solo tenía derecho a un vaso de agua cada 3 días, no podíamos bañarnos ya que el agua tenía que ser exclusivamente para beber. El olor en las calles, la sed y la angustia me desesperaron; me fui de mi casa en busca de aquel dios que cruelmente nos había dejado en esta situación. Después de días caminando encontré el templo de ese dios y le pedí que por favor nos devolviese el agua; que yo haría lo que fuese para que nos la regresará. Entonces él se apareció ante mí y me dijo – Si superas 3 pruebas y demuestras que eres digno, les devolveré el agua y nunca volveré a quitárselas; pero si fallas, ningún ser humano volverá a ver una gota de agua y les quitare las reservas que dejé ¿aceptas?.  En ese momento dude, pero acepte su trato.

La primera prueba era un desafío de inteligencia en el que yo tenía que superar un laberinto lleno de trampas, en ese momento pensé ¿en qué me metí? yo no sería capaz de pasar esta prueba, si no podía ganar un combate, esto menos, pero aun así entre. Cuando por fin salí de allí no lo podía creer, había llegado al final del laberinto superando todos los obstáculos.  La segunda prueba fue la del corazón, en la cual yo tenía que demostrar que era puro de corazón; la prueba consistía en que el dios miraría en lo más profundo de mi ser y si encontraba maldad en mí no aprobaría este reto. Por último la prueba final, tendría que ganar un combate contra uno de los representantes del dios, en ese momento caí de rodillas al suelo y dije: – la humanidad está condenada, pero a mi mente llegó un recuerdo en el cual mi padre me decía – Tú tienes mucho talento Ethan no lo desperdicies, eres más grande de lo que puedes imaginar, no por tus músculos, no por tu inteligencia, sino por tu corazón; tienes un corazón gigante lleno de amor y cuando el amor está presente en tu vida te impulsa a proteger aquellos que amas. Piensa en todos aquellos que amas y protégelos, el amor es el arma más poderosa ¡úsala!.  Cuando recordé esas palabras pensé en mi esposa, en mi padre, en mis amigos, pensé en todos los Moakyes los cuales después de la muerte de mi madre me acompañaron y me ayudaron a seguir adelante; me levante y luche como nunca lo había hecho antes, pero cuando tuve la oportunidad de acabar con el representante del dios dije – ¡no puedo matar a este hombre! porque si lo hago manchare mi corazón y ya no podré  mirar a nadie a los ojos, le perdono la vida a este hombre para salvar la mía. El dios se comenzó a reír y me dijo – muchacho ¡En verdad eres puro de corazón! y has demostrado ser digno de perdón, os devuelvo el agua y no la quitare jamás, vete y regresa con tu pueblo, lleva esto y cuando llegues tíralo a donde solía estar el mar y veras el agua brotar nuevamente, me despido, ahora vete. Salí del templo y llegue a la ciudad, tire el objeto con forma de esfera que el dios me dio y el agua brotó nuevamente, más abundante que nunca y desde ese momento todas las tribus, civilizaciones y religiones nos unimos; dejamos de matarnos los unos a los otros y comenzamos a cuidar del agua, porque esta es la más importante de las esencias y sin ella no duraríamos mucho tiempo.

Oscar Santiago Frisneda Calderón, Grado 10°, Centro Educativo Paulo Freire

16. La Esperanza del Reino

En el reino más glorioso de la historia había un chico llamado Juan bueno él era un campesino feliz que no sabía sobre algo impresionante él tenía el don de dar vida y de curar a los heridos y tener lo que quisiera bueno lo que ocurrió fue que juan un día vio un extraño artefacto que parecía un dibujo pero no era un dibujo era un botón que liberaba al señor oscuro y sus tropas lo presiono y de repente apareció acercándose a lo lejos un ejército de vi quingos y monstruos de fuego con roca con furia aparecieron estos en poco tiempo llegaron al reino en poco tiempo se apoderaron de este. Juan al ver este acto fue a las montañas para huir cuando llego encontró una pequeña casa con un mago adentro. Este le comento sobre el poder y el destino que tenía que cumplir para que el reino tuviera paz y tranquilidad como antes el mago le pidió al joven que hiciera un instrumento de viento para alegrar la casa con las melodías del viento juan vio unos cristales cuerda e hiso un sonajero que cuando entrara viento sonara la música.

  Pasaron quince años desde entonces, juan es un guerrero que controla  las aguas el viento la tierra y el fuego le ha hecho bastantes ataque a los enemigos y a monstruos desprevenidos en la noche su maestro el mago le dijo el plan para atacar

-Primero invoca a los soldados de piedra  ellos nos cubren la espalda, segundo atrae las aguas para apagar a los mounstros de fuego, tercero trae el aire para que tumbe a su líder y le clavas la espada de fuego sagrada  que te voy a entregar – así dijo el mago después de ejecutado el plan el señor del mal el que inicio esto el líder de todos los mounstros libero un gas que lo transporto a su guarida, el reino se reconstruyo y la población volvió pero eso solo duro seis meses el señor oscuro había vuelto esta vez con una especie de mounstro  gaseoso que transformaba a los ciudadanos en bestias que tenían un propósito destruir a juan por su parte el joven busco soluciones para no lastimar a nadie golpeo algunos pero no muchos hubo un combate entre el señor oscuro y juan  juan con la espada sagrada mato al mal pero los civiles seguían siendo bestias juan sospecho que el señor oscuro no era el líder en realidad resulto es uno de los mounstros de fuego el cual lo golpeo y quemo a juan este herido le pidió al agua que le ayudase pero no funciono de repente todo parecía perdido hasta que juan recordó que podía curarse al hacer eso le ataco con un golpe al mounstro este respondió con un golpe el cual incendio el cuerpo de juan pero afortunada mente callo  en un lago donde el mounstro desapareció juan al salir de este ve una piedra la cual se llevó. Al caer la noche la piedra se transformó en el mounstro el cual parecía mui diferente ya no era como antes esta vez tenía alas era más grande y lanzaba fuego   era un dragón nuestro héroe al escuchar el escándalo del dragón despertó cogió la espada sagrada y se puso listo para la acción  el dragón mando a volar la espada  juan al ver esto reacciono se hiso una espada de roca la cual se rompió al tocar a la bestia quien en un segundo lanzo al héroe al cielo donde cogió la espada sagrada se la clavo al dragón el cual dejo un huevo que era la clave para cerrar el portal que permitía que los mounstros entraran para atormentar a la gente, destruir casas, robar ganado y atacar a los inocentes pero juan no sabía dónde quedaba el portal así que empezó la ex pedión  con cinco de los mejores hombres que tenía después  montaron un barco el cual iban cargados con tripulación y alimento buscaron por todo el mundo combatiendo mounstros y bestias hasta que un día hay estaba el portal ya lo iban a cerrar hasta que –ayuda—ayuda- gritaba alguien ellos entraron combatieron los guardias del mundo de estos seres y visualizaron a una chica que gritaba desesperada – AYUDA- -AYUDA-  ellos la rescataron ella les dijo que era la princesa de los reinos de sur y que gracias al acto de valentía se casaría con nuestro héroe este acepto salieron de ese mundo viajaron a casa contaron sus aventuras el héroe se casó y vivieron felices para siempre.

Nikolai Felipe Torres Martínez, Grado 6°, Centro Educativo Paulo Freire

17. El Último Pensamiento de Zeus

Se encontraba Zeus en su trono meditando sobre unos problemas que sus hermanos e hijos le habían causado, primero empezó Apolo, él le trajo muchos problemas a Zeus ya que se aprovechó de sus musas fastidiándolas, luego hizo enojar a sus creyentes tanto así que muchos dejaron de adorarlo y por último fue cuando mando a matar a orión con un escorpión solo porque se había enamorado este de su hermana gemela artemisa.

Luego le seguía su hermano mayor Hades el cómo vivía  en el averno, inframundo, en el hades no le importaba cuantas almas llegaran, todo se lo encargaba a sus tres jueces del inframundo pero en esto entraba su segundo juez llamado Minos ya que este es el encargado de juzgar a las almas y decidir en qué parte del inframundo tendría que ir, pero ahí no solo entraba Minos si no también Caronte de Aqueronte que era uno de los 108 espectros del ejercito de hades, él era el banquero que llevaba las almas por el rio estigio para que Minos luego les diera un juicio, pero para pasar por el rio estigio se le tenía que pagar a Caronte con un óbolo que era la moneda que el recibía, si un alma que llegaba al inframundo no tenía para pagarle a Caronte tendría que espera 100 años para poder cruzar, después de los 100 años Caronte los dejaba pasar gratis por eso a los muertos se les colocaba un óbolo debajo de la lengua antes de enterrarlos para que le pudieran pagar a éste.

Después venia Dionisio, él era el dios del vino, él era indiferente a lo que lo rodeaba pero algo que siempre protegió fueron sus viñedos de todos los dioses, por eso ares pasa a hacerle una broma, le quemo todos los viñedos, Dionisio al ver esto se vengó de ares quitándole lo que más quería.

Ares también era un problema enorme para Zeus ya que como ares es un dios de la guerra siempre buscaba problemas por lo cual se metía en guerras y en lo que no le convenía ganándose el odio de algunos dioses.

Y por último estaba atenea con ella Zeus casi no tenía problemas ya que es su hija predilecta pero el único problema de ella es que como diosa de la sabiduría siempre se creía mejor que los demás por lo cual se estaba ganado el odio de los dioses menores, minotauros, centauros, ninfas, brujas, gorgonas, etc.

A raíz de eso Zeus estaba muy ocupado y tenía que resolver de una vez por todos sus problemas del olimpo.

Entonces se le ocurrió una idea genial crear una escuela especial para dioses con el único propósito de enseñarles el valor de perdonar y de que los humanos no son juguetes, así que eligió a sus dos creyentes más devotos al que se llamaban sarai y Johan para esta misión, pero antes que nada tenía que sellar sus poderes a estos dioses ya que podrían matar a sarai y a Johan y así empezó todo.

Pasaron los días y los cinco dioses empezaron a comprender que se puede cambiar para mejor sin dejar de ser uno mismo, que el futuro está destinado para aquellos que le dan la cara.

Al final paso medio año y los dioses ya en ese momento le creían todo a sarai y a Johan pero ellos solos los estaban utilizando ganándose su confianza hasta que llego navidad y fue cuando sarai y Johan mataron a Apolo, Hades, Dionisio, Ares y Atenea, Zeus al ver lo que ocurrió decidió matar a sarai y Johan lentamente para que sufrieran sin antes darles latigazos, cuando estos dos ya murieron Zeus al ver el error que él había cometido decidió dar su vida por los cinco, cuando ellos pudieron resucitar se dieron cuenta que Zeus dio su vida, su inmortalidad por ellos así que en venganza por los humanos les enviaron guerras, muerte, hambre, calamidades, plagas, etc., y decidieron cortar cualquier lazo de amistad con los humanos y ya que los cinco reunieron fuerzas y al no estar Zeus, eligieron reinar el olimpo partiéndolo en partes iguales para cada uno.

Cuando ya todo en el olimpo está en calma decidieron hacerle un réquiem a Zeus pero a la mitad del cántico, cuando todos los dioses lloraban la perdida oyeron una frase que nunca olvidaran:

“Si morí aquí era porque entonces yo no estaba destinado a llegar más lejos”.

Nicol Daniela Olmos Moreno, Grado 11°, Centro Educativo Paulo Freire

18. El Marinero y Briseyda

Había una vez un marinero llamado Sebastián quien tenía muchos sueños y deseos de superarse quería llegar a ser un general muy importante para ser el orgullos de sus papas y el ejemplo de su hermano menor fue difícil ingresar a la marina pero por sus cualidades y buenos exámenes lo consiguió se acercó el día en que debía presentarse y empezó su carrera militar muy satisfactoriamente después de ascender en la marina y tener un buen cargo tuvo unas vacaciones con su familia para ir luego a una  misión muy importante y en la que se demorara mucho tiempo sin verlos.

Llego el día se estaba despidiendo de sus papás y su único hermano porque se iba al mar con la marina  y estaban navegando durante muchos días, cuando empezó a llover y llover por varios meses y todos estaban muy cansados durmiendo  las personas se asustaron porque el barco se estaba  yendo de lado a lado y el capitán se había dormido y era por eso que el barco se iba de lado a lado  no podían despertarlo se les venían una grandes olas y empezó a hundirse el barco y  todos salieron corriendo a ver si había un bote salvavidas pero no había ninguno, porque Sebastián los estaba esperando en el bote pero se  cayó  porque las olas eran demasiado fuertes, entonces se hundió el barco fue una gran catástrofe la pérdida de muchas vidas de marinos .

Sebastián estando en el bote por 3 meses  como náufrago sintió que alguien lo estaba viendo por atrás y se voltio y vio a 2 sirenas y se asustó y ellas le dijeron que no le iban a hacer nada preguntaron si tenía hambre  dijo que sí,  le dijeron que las siguiera  y él las siguió, después vio una isla y dijeron que hay iba  a encontrar cocos y él les dijo que gracias, pregunto ¿quieren? ellas le dijeron que sí, y ellas se quedaron con él, y Sebastián se había enamorado de una sirena llamada Briseyda, Briseyda también estaba enamorada de Sebastián, al día siguiente Sebastián les pregunto sus nombres la que le gustaba se llamaba Briseyda y la otra se llamaba Old Lady y ellas también le preguntaron el nombre de él, y él les dijo que se llamaba Sebastián pero me pueden decir sebas listo dijeron las sirenas le preguntaron si sabía nadar? si, quieres nadar con nosotras ven y se tiró al agua y estaba nadando con ellas y ya había pasado una hora y él dijo que si íbamos a volver y ellas le dijeron que no y él dijo que porque íbamos a la isla de sirenas ya estamos cerca y él se rio y cuando llegaron se sorprendió dijeron traemos un humano llamado Sebastián, el rey de las sirenas y sirenos, dijo súbanlo acá, tu eres el único que sobrevivió? si, tu humano estas bienvenido a la tierra de las sirenas y sirenos, gracias rey, bueno si quieres volver a donde los humanos tienes que aprender nuestras costumbres y vivir como nosotros, llévenlo a su sitio  ve a tu sitio ustedes donde duermen ? en las rocas, debajo del mar, y en las esquinas de la arena bueno yo voy a vivir en esa casa de hojas? si, está bien, entro a la casa y escucho que las dos sirenas que conocía eran hermanas  y eran las princesas y se sorprendió, al día siguiente él se despertó y el rey al frente en el mar, él le dijo nosotros nos despertamos temprano, primera falla, ve a hacer ejercicio si señor, llegó al  ejercicio dijo te despertaste tarde si ya lo sé bueno empezamos el día con una carrera eso es fácil, jajaja eso lo veremos quién eres le preguntó Sebastián quien eres tu ? linio  bueno, se acercó a briseyda y le dijo hola princesa ya supiste y también supe que eras princesa, -perdón por no decirte tranquila, te quiero decir otra cosa, que, !arranca la carrera¡

te lo digo después de la carrera listo? listo y corre, después de una hora ya la mayoría había llegado solo faltaba Sebastián y un sireno que en el camino se hicieron amigos el amigo se llamaba ran , el primero que llegó entre ran y Sebastián, fue Sebastián y ran llegó detrás de él, bueno por lo menos no fuiste el ultimo jaja, ya deja de burlarte de Sebastián te volviste el amigo de él sí !vamos a comer¡ .

se hicieron buenos amigos pero fue creciendo mucho su amistad  y se enamoraron y querían casarse el amigo y la hermana de Briseyda y él dijo que quieren? jugar con conmigo, eso lo veremos el tiempo lo dirá.

!Un año después¡

Estaban en una reunión, estaban todas las sirenas y sirenos y dijo el rey cumpliste con tus derechos, aprendiste nuestras costumbre y aprendiste a vivir como nosotros  entonces por eso te dejo libre gracias rey Julien, alto, porque dijo el rey? porque Sebastián es novio de la princesa, pero cual dijo el rey? -con Briseyda,- que hija es cierto, pero yo quería que tu estuvieras con linio qué pasó?- pues que yo no lo quiero tengo  derecho de decidir,    linio desafío a Sebastián la quieres vamos a ser un desafío -listo linio -si entonces empiece yaaaa.

!Minutos después¡

Sebas vas a perder dijo roy -quien dijo linio de primeras, por esto, suéltame voy de estas algas ya veras,jajajaja.

quien viene ahi,- linio todos los sirenos y sirenas dijeron  que mal y el rey se sorprendió  que votaban  por el humano ,después cuando llegó linio dijo dénmela y el rey dijo esperemos a sebas unos minutos después¡ el amigo se sorprendió que no llegó y se fue a buscarlo cuando lo encontró amarrado a la alga y lo soltó y luego llegó a ya lo puso en la arena y se despertó y boto agua por la boca y se paro, dijo a linio yo gane a briseyda y sebas dijo acércate linio le gritó tramposo y el rey dijo que paso? pues el me amarro a una alga porque estaba ganando el rey preguntó  eso es cierto linio, y le dijo que no, y sebas lo cogió con un alga y lo cogió con el cuello y él dijo que sí y sebas lo soltó y el rey dijo Sebastián estas libre y te quedas con mi hija, pero como voy a volver con tu bote pero está a ya en la otra isla no lo tenemos acá, y se lo mostraron,  esta es la ruta y tu isla también cuando quieras puedes volver.

!dos meses después¡

Llegó al país, se fue a la marina y encontró al jefe y lo saludó le dijo hola sebas que te paso volviste ya fuiste a tu casa no ve rápido, pero primero quiero volver a la marina,-en serio? si hablaremos luego acá

2 horas después llegó a la casa y timbro el hermano dijo quién es? yo Sebastián tu hermano ha y abrió la puerta feliz e impactado al verlo, se abrazaron bajo el papa y  la mamá, estás vivo gritaban y se abrazaban pregunto la mama donde estuviste? el empezó a contarles, con sirenas isla con sirenas? Si papa si existen y tengo una de novia en serio hijo? si papa bueno les quería contar algo que quiero volver a la marina, en serio? voy a ir a  un crucero en serio? Sí y es en cinco días si? sí, quiero mostrarles algo fueron a la orilla de la marina donde  empezaba el mar papás y hermano miren esto vas a llamar algo del mar? si qué? miren eso son sirenas? sí y llegaron eran las princesas, les presento a la princesa Briseyda mi novia  y la otra princesa es Old Lady va ver en cinco días un crucero listo para que vayan en el mar  esa era la sorpresa hermano si pero esta es otra sorpresa delfines si hermano son muy amigos.

!5 días después¡

Nos vamos princesas, una hora después en el crucero miro abajo y los vio a todos papas recuerdan que dije que trajeran todo si trajimos todo menos la casa bueno nos vamos a una isla listo, allá viviremos vámonos, dice isla de las sirenas y sirenos, llegaron le hicieron la bienvenida y hicieron su casa de hoja estuvieron  allí por siempre.

Gabriel Mateo Torres Toro, Grado 4°, Centro Educativo Paulo Freire

19. Un HIstoria ¿Cómo Todas?

-Mamá voy a salir

-no hija no tienes mi permiso

-pero ¿por qué?

– ya sabes que has tenido problemas y no quiero que salgas

-pero… Me veré con él, (un amigo de la joven el cual no tenía buenas intenciones con ella)

 – pues menos, ya sabes que el no me gusta

– PUES NO ME IMPORTA! ME VOY!!  Y se va, esta es una pequeña parte de como transcurre la vida de alguien a sus 17 años. Lorena siempre se reconoció por ser una joven irreverente y un poco altanera, era porque la vida le había propinado golpes, aunque no golpes muy difíciles, más bien golpes difíciles a la percepción de ella, tenía muy baja autoestima, pero aún así nunca demostró que tan baja era.

Lorena se va de su casa sin permiso pero todo termina trágicamente, llega donde su amigo, pero empiezan unos toques acosadores y manoseos, ella siguió el juego pero en el fondo se sentía peor, sentía que nadie en este mundo la quería, él le ofrece algunas drogas y ella las acepta sin pensar en lo  que vendría. Ella tenía eso, eso de lo cual carecen muchos, valentía para hacer cosas indebidas nunca le vio un pero a nada. Con tan mala suerte, Lorena se dirige al lugar donde habitúa a estar, y en esas se encuentra a su mamá, Lorena estaba rota  y sola y se devolvió con una botella en la mano, su madre casi le hace el show del siglo, pero ella escapó, escapó de ese lugar y se quedó a la intemperie. Estando allí se puso a pensar en muchas cosas extrañas que le habían pasado, como por ejemplo esos sonidos raros que estaban en su mente, no sabía muy bien si eran voces, efectos de la droga o más bien amigos que no estaban en un plano físico, decidió volver a casa y esa noche dormía, cuando de repente.. un ente extraño se paró sobre ella y la paralizó, no podía mover ni un dedo, muy asustada intentó gritar pero tampoco pudo, ella ignoró eso y siguió con su vida normal, cuando al rato, sintió que la llamaban por su nombre.. miró pero no era nadie, empezó a creer que se estaba volviendo loca, que nada de esto era normal, y que lo único que debía hacer era morir, le entraron ideas suicidas en esos días, cuando por fin estaba decidida fue a un puente muy alto de su ciudad, estaba a punto de tirarse cuando de repente algo la cogió por detrás, no sabría describir que fue, fue una energía, un espectro, algo paranormal. Este le dijo:

Deberás empezar a cambiar tu vida, niña… eres la elegida.

¿Quién es usted? Y ¿por qué me salva?

Ya lo sabrás..

Lorena quedó completamente asustada pero en esos días siguió una vida normal, libre de todo lo que acostumbraba a hacer.

Un día mientras la noche, Lorena desapareció, y nadie sabe sobre su paradero.

¿Casualidad o coincidencia?

María Jose Perdomo, Grado 9°, Centro Educativo Paulo Freire

20. Los Hermanitos

En un pueblo que se llamaba caminos por todo lugar habían flores, árboles…

Estaba gobernado por unos reyes muy poderosos y vanidosos, pero habían unas personas que pensaban diferente eran unas personas nobles. Vivían pasando un puente ellos se llamaban Antonio y María ellos trabajaban duro para poder pagar el arriendo de la casa; tenían una panadería la que les quedaba a dos cuadras de distancia ellos estaban ansiosos por la llegada del nuevo miembro de la familia organizaron una fiesta en honor a ese bebé que les iba a cambiar la vida para siempre.

Se llevaron una sorpresa cuando nació un niño y una niña a los que llamaron julio y julia querían que se parecieran los nombres para que sus bebés llegarán a ser los mejores hermanos del mundo y para que se protegieran uno a otro.

Primero nació la niña así que ella era mayor que su hermano después de unos cuarenta y dos segundos nació julio, dos días después

Cuando su vecindad se enteró del nacimiento de los bebés llevaron muchos regalos ellos eran muy buenos vecinos incluso la vecindad de lo agradecida que se sentía por su forma de ser se encargaron de preparar la fiesta, Antonio (su padre) se encargó de hacer la torta para celebrar la primera semana de nacimiento de sus hijos.

Dos días antes de la celebración a María le llego un mensaje de la reina que decía así:

Necesito una torta para pasado mañana de chocolate para los herederos del castillo.

REINA CAROLINA

Por la noche hicieron una reunión familiar María  le contó a Fernando el mensaje y dijo Antonio:

-tenemos que aceptar María aunque no queramos por su des cordialidad ya se va a cumplir el mes del arriendo y en la panadería no me va muy bien sin ti

-Eso lo tengo claro pero lo que me preocupa es….

-¿qué te preocupa?

-la fecha se cruza con la fiesta de julia y julio

-si pero podemos hallar una solución nunca nos hemos rendido

-eso es muy cierto Antonio

Al día siguiente quedaron de acuerdo en que María hacía en casa la torta de sus hijos Antonio hacia la torta para los príncipes y princesa.

Cuando fueron a entregar la torta conocieron a los bebés eran muy parecidos entre ellos pero no duraron mucho porque se iban a la fiesta que le hicieron a los mellizos.

Iban a casa pensando cómo sería la fiesta se imaginaban los niños más grandes…

Cuando llegaron todos los saludaron y fue una excelente fiesta les dieron regalos y cuando sacaron la torta.

Los bebés se rieron por primera vez que se reían fue un día inolvidable.

Tiempo después…

El tiempo pasó muy rápido, los niños tenían siete años de edad estaban en segundo eran muy juiciosos, la mama los iba a recoger al colegio de camino a casa le contaban todo. Esos hermanos no eran perfectos tenían peleas y discutían pero a pesar de todo se amaban y querían. Cuando, llegaba el papá lo saludaban, le contaban todo lo que habían hecho y aprendido en el colegio

El día siguiente era sábado significaba que uno de los dos hijos iba al trabajo del papa y el otro salía con la mama a hacer cosas de la casa (compras), las dos cosas eran buenas pero tenían que decidir María se fue con julia y Antonio con julio. Saliendo de casa hicieron una oración muy linda se despidieron y prosiguieron a hacer sus tareas de los sábados.

Julia y la mamá se fueron a una tienda llamada molino y observaron que todo estaba muy caro a María no le alcanzaba para todo  lo que necesitaba comprar para la casa y para la panadería.

Antonio y Julio cuando llegaron a la panadería estaba llena saludo a las personas que había  contratado (Manuel y Susana) para no tener que estar hay tiempo completo le informaron de que se había clausurado de que era el día de los panes de mora, fueron a cocinar más panes cuando de repente la harina se acabó el muy preocupado llamo a maría

-halo – dijo María

– hola María ¿dónde estás?

– hola Antonio estoy en molinos pero está muy caro todo

– me lo imagine ¿ya viste a cuanto esta la harina?

– no de hecho estoy buscándola ¿Por qué?

– en la panadería ¡se acabó!

-no ya la busco voy para allá

María colgó el teléfono y fue rápido a averiguar la harina que fuera económica pero que también que trajera más harina encontró una que se llamaba las marinas la compro y compro lo necesario para la semana, cogió un bus había un poco de transito cuando llego todavía estaba llena la panadería entro y luego julia y julio se fueron al parque del frente a jugar mientras que María se quedó en la panadería con Antonio para ayudarle en la panadería.

Cuando julio y julia se cansaron de jugar entraron a la panadería eran las 3:20 pm  llevaban dos horas jugando…

Los niños se pusieron a jugar con el computador de trabajo se quedaron hasta las 6:00 pm  se fueron a una tienda de comidas rápidas como habían ganado dinero por el día del internacional de los panes de mora, julio y Antonio comieron hamburguesa y María con julia comieron pizza, luego se fueron caminando a la casa y hablando de que iban a hacer el domingo.

Se les ocurrió ir a el museo del mar ya habían llegado a la casa se colocaron las piyamas después se pusieron a investigar María con Antonio y julio y julia se pusieron a hacer un dibujo para agradecerles todo a sus papás estaban dibujando con las crayolas que les había regalado su abuelo tenían mucho valor para su mama (María)…

Antonio les dijo a todos:

-Familia nos vamos para un ¡parque dinámico!

– ¿a cuál? – dijo julia

– Al que acaban de inaugurar se llama arcoíris creo – dijo Antonio

– Que divertidísimo – dijo julia

-¿a cuánto son las boletas? – dijo María

– Los niños $6.500 y adultos $8.500 – dijo Antonio

– Bueno a dormir para poder aprovechar el día – dijo María

Al día siguiente la mamá los despertó a las 6:00 am  se arreglaron ellos estaban desayunando a las 7:00 am  mientras hacían cosas María  con Antonio hacían cuentas y se acercaron los niños y les dijeron:

-Papi y mami miren de que unos niños son muy raros quieren que todos se les inclinen y les digan majestades

Entre ellos dos se miraron y les dijeron:

-Niños lo que pasa es que años atrás nuestra panadería fue la mejor en todo el reino incluyendo la del castillo eso hizo de que los reyes no empezaran a coger envidia un día después del nacimiento de ustedes  la reina envió un mensaje en el que decía de que los príncipes habían nacido aceptamos pero  también teníamos que hacer a torta de su fiesta y ellos sabían y no les importo cuando se las entregamos no nos quedamos en la fiesta y eso los ofendió nunca hemos querido a esos reyes y estamos seguros de que los príncipes de pronto les generen rivalidades

– bueno padres no importa después de todo somos la familia perfecta…

Se alistaron y salieron al parque cuando llegaron compraron las boletas y entraron se montaron en varias cosas hay se podía notar de que julia era menos miedosa que julo de pronto era de que como era mayor (por cuarenta y dos segundos)

El papá le dio la idea de que se tomaran una foto para nunca olvidar ese momento tan especial, volviendo a casa terminaron de hacer el mercado compraron todo lo necesario para la casa luego se fueron a visitar a su abuela donde les tenía un exquisito plato con su postre llegaron a la casa muy tarde pero se sintieron satisfechos de ese fabuloso día.

Al día siguiente era lunes todos regresaban a sus oficios el papá salió temprano luego la mamá y los niños se fueron al colegio la mamá luego de allí se iba a la casa o a veces a la panadería

Tiempo después…

Era la graduación de bachillerato de julio y julia era una celebración muy significante habían preparado un gran banquete julia quería de regalo un unicornio y julio un carro volador estos deseos se los dieron  los reyes habían aprovechado la ocasión para darle fin a sus diferencias, luego se dio la gran coronación prefirieron que de los tres reyes gobernara el menor era finalmente el más noble.

Colorín colorado este cuento se ha acabado

Sara Jireh Torres Toro, Grado 7°, Centro Educativo Paulo Freire

21. Todos Los Cuentos Tienen Su Historia Triste

Había una vez una pequeña niña, con tan solo 1 mes de nacida. Tenia 2 hermanas y 2 hermanos,  sus padres le prestaban mucha atención a su bebe y sus 4 hermanos se sentían olvidados por lo que sus padres ya no le prestaban atención como antes. Así que decidieron que cuando su hermana fuera más grande, le iban hacer la vida imposible, pero pensaron mejor y dijeron:¿ por qué no darle la bebe a unos padres campesinos? todos estuvieron de acuerdo . Al día siguiente su madre los despertó para ir a la escuela, ellos se arreglaron, su madre les dijo que se fueran rápido que estaban atrasados, ellos salieron de la finca se escondieron y faltaron a clase. Cuando su madre se estaba bañando,  entraron y sacaron a la bebe y salieron corriendo; en el pueblo vieron una sesta de basura  y arrojaron a la bebe y salieron corriendo. Cuando su madre salió del baño noto que su bebita no estaba, entonces llamó urgentemente a su esposo quien estaba trabajando en los cafetales y le dijo: ¡¡ Mauro, nuestra bebita no está!!!! Mauro, muy, ocupado salió a buscarla y a informarle a la policía la desaparición de su bebita. Cuando los niños llegaron a casa, sus padres le dijeron que tenían una terrible noticia para contarles, su hermana había desaparecido. Luego llego al atardecer la policía, pues ellos estaban buscando.

Una familia humilde encontró en la sesta de basura a una hermosa bebe, entonces la cogieron y se la llevaron a su finca. Cuando llegaron a la finca, la nueva madre de la bebita estaba  muy feliz,  ya que nunca pudo tener hijos, mientras que la madre biológica  estaba muy triste. La pareja de campesinos, estaba muy alegre, entonces al día siguiente le pusieron un nombre: ¡se llamará Gabriela, Gabriela!!! Era una bebe muy adorable. Han pasado ya  6 meses de desaparecida, su madre biológica de la tristeza enfermo gravemente, su esposo mauro la llevó rápidamente a la clínica  y los doctores dijeron que se había enfermado por el estrés. Sus 4 hijos se sentían culpables, entonces se pusieron a buscar a su hermana pero no la encontraron. A los  5 días de su madre estar hospitalizada, esta falleció, sus hijos estaban destrozados y Mauro no sabía qué hacer, entonces Mauro de la tristeza se llevo a sus hijos para otra finca. Gabriela cumplió 6 años, era muy inteligente y ya tenía 1 hermana a quien quería mucho, su hermana se llamaba Antonela;  Gabriela solo le llevaba un 1 a Antonela. Vivian muy felices, mientras que Mauro se entrego a la borrachera, mientras que sus cuatro hijos Simón, Mariana, Tatiana y Fernando Vivian una vida amargada. Simón estaba en 5to grado, Tatiana en 4to, Mariana en 3ro y Fernando en 2do, su padre se volvió a casar con una señora muy apuesta, solo tenis 30 años y Mauro tenía 33. Sus hijos estaban muy enojados por lo que su padre se volvería a casar, pero cuando vieron a Juliana la esposa de su padre lo cariñosa que era, dejaron de estar enojados y  su padre no les dijo  que Juliana ya estaba embarazada, sus hijos se sentían raros de que su padre se volviera a casar, pero en realidad les alegraba un poco la noticia. A  los 7 meses de estar casados Juliana perdió a su bebe, Mauro la consoló y sus hijos también por que ya la querían como una madre; Gabriela cumplió 10 años y su hermana Antonela cumplió 9; su padre y madre ya no se llevaban bien, entonces decidieron divorciaren, Antonela, Gaby y su madre Érika decidieron irse para otra finca. Érika trabajaba de sol a sol por sus 2 hijas, Mauro le dijo a Juliana que dejara de malcriar a sus hijos, ella le respondió:¡¡ tus hijo merecen amor o ¿es que no los quieres? entonces Mauro le pego un puño en la cara. Pasaron meses y meses cada vez que Juliana hacia algo mal, Mauro le pegaba, entonces Juliana decidió denunciarlo. Le dieron 5 años de cárcel. Juliana decidió tomar sus cosa y marcharse, entonces antes de que lo metieran preso, decidió contratar a una señora que pudiera cuidar de sus hijos. Y Erika fue quien acepto el trabajo de cuidar  los niños, sus 2 hijas Anto y Gaby le preguntaron a sus mamá que para donde iban,  ella les dijo que como el señor Mauro se había divorciado de su esposa, no tenia quien cuidara de sus hijos, entonces ella se ofreció para trabajar allá.  Gaby vió la noticia, de los maltratos de Mauro a su esposa y dijo:¡¡¡ ese señor es un cretino como le iba a pegar así a su esposa!!!! Érica comenzó a trabajar allá, los 4 niños eran muy sociables rápidamente se hicieron amigos de Gaby y de Anto. Al día siguiente los 4 hermanos y Gaby y su hermana fueron a la escuela Gaby estaba en 1 y su hermanita en transición, a Gaby se le había  olvidado llevar algo, igual que su hermanita. Los 4 hermanos les compartieron. A pasado ya un año entonces Erika tenía que ir por la entrega de boletines, dejo por un momento a todos los niños solos en la casa, los niños se encerraron y se pusieron hablar, Gaby les pregunto que cual era su historia, que si Juliana no era su mama, entonces quien era; los 4 niños le comenzaron a contar le historia le dijeron que Vivian felices hasta que sus padres tuvieron una  bebe, nosotros nos sentíamos tan olvidados que cogimos la bebe cuando nuestra madre se estaba bañando, fuimos  al pueblo y la tiramos en una cesta de basura, nuestra madre estaba desconcertada cuando vió que nuestra hermanita no estaba, entonces a los  6 meses de estar desaparecida nuestra madre murió y desde eso no hemos visto a nuestra hermanita. Los niños le preguntaron que cual era su historia, Gaby  dijo: yo nací en un pueblo muy hermoso y pues ahora estoy con mi mamá y mi hermanita. Los niños le dijeron que si había tenido más hermanos aparte de Anto, ella les dijo que no, días después Érica le dijo a Gaby que le tenía que contar algo muy importante. Gaby estaba muy asustada. Érica le dijo  que en realidad era adoptada, la encontraron en una sesta de basura abandonada, entonces Gaby con lágrimas en los ojos dijo: entonces ¿quiénes son mis verdaderos padres?, Érika le dijo que no sabía, que cuando la recogieron de la basura no había ni una sola huella de su familia. Gaby se acordó que los 4 hermanitos habían contado que habían dejado a su hermanita en una sesta de basura, Gaby le dijo: Érica ya vuelvo tengo que ir hacer una cosa;  buscó a los hermanitos y les dijo que si era verdad que lo que le habían contado de su hermanita menor, ellos le dijeron que si era verdad entonces Gaby les dijo: entonces ustedes son mis hermanos. Los niños respondieron:     ¿por  qué lo dices? ella responde:  porque mi madre Érica me acaba de decir que soy adoptada y que me encontraron en un cesto de basura.

Los niños asustados le dicen: ¿estas segura?, ella les dice: es cierto. Luego de que su padre cumplió la condena, se enteró que Gaby era su hija y le dio un lugar en su casa como correspondía. Los niños ya querían a Érica  como una madre, así que su padre no la despidió, su padre había cambiado mucho, ya no era violento, sino que era mus respetuoso. Erika se fue enamorando de él y él de ella, Antonela se sentía muy sola, pero Gaby de todas maneras la quería igual o más que a sus  otros hermanos. A medida que pasó el tiempo, Érica y Mauro se hicieron novios y a los pocos meses se casaron. Todos   estaban muy felices, Los 5 y Anto eran muy felices y Érica y Mauro también.

Tania Fernanda Quinceno Arias, Grado 7°, Centro Educativo Paulo Freire

22. Cumbre Escarlata

La cumbre escarlata, tenía como costumbre realizar cada año un gran evento donde se invitaría a nuestra tradición oral, la narración,  la fábula, la ortografía, la silaba, y la producción textual y demás invitados especiales, los organizadores del evento  comenzaron a arreglar el lugar donde se iba a hacer la presentación de tan magno evento, llego el gran día y empezaron a llegar   los invitados y el anfitrión les dice: “Bienvenidos están cordialmente invitados al eventos que se celebra como es costumbre cada año en nuestro reino  habrá comida, bebida y hospedaje, cuando lleguen a la entrada del castillo deben darle la invitación a los guardas de seguridad para que los dejen pasar ellos  dibujaran  símbolos al respaldo de sus invitaciones, no se molesten ellos son muy bromistas y les gusta divertirse, luego de entrar al castillo deben resolver un acertijo divertido que dice así: “Un pato y un niño nacen el mismo día. Al cabo de un año ¿Quién es mayor?; Al pasar diez minutos la fábula responde el pato porque tiene un año y pico, y no sucedió nada cuando al pasar de dos minutos a lo lejos se escucha una risa que cada vez se viene acercando y entonces de las sombras sale un cerdito riendo y haciendo: “oing, oing, oing”. Todos asustados por el sonido después de ver a cerdito se tranquilizaron y una puerta se abrió dentro encontraron un aterrador y oscuro pasadizo, dieron un paso y a los laterales se encienden unas antorchas y cuando se encienden  todos se asustan y la ortografía dice: “típico del organizador de la cumbre, le gusta ser un bromista”. De repente se escucha un voz riendo diciendo: “Jajajajajaja, ortografía tu si me conoces, tú debes entrar por esta puerta, y llegaras a una sala después debes encender la luz y ahí estoy yo, la delgada , y los guardas”. Cuando ortografía entro en la habitación, las demás personas continuaron y llegaron a otra sala y miraron a su alrededor y no había nadie después miraron una puerta entraron y llegaron donde estaba el el organizador de la cumbre , la delegada y los guardas, los guiaron a sus habitaciones,   al día siguiente. Esta cumbre se va a demorar siete semanas, en la primera semana la tradición oral debía hablar de primeras. Y dijo esta es mi semana y delego a: la voz de la tradición, al texto con sustantivos, a las características especiales, las oraciones. La voz de la tradición dijo: “La voz de la tradición va a realizar su presentación  escuchémosla”. La voz de la tradición dijo: Les voy a contar una historia que se remonta a muchos años atrás y dice así: “cuando yo era pequeño recuerdo que un primo me contó la leyenda juan machete y dice esto: según la tradición oral y la cultura popular de los llanos orientales de Colombia, existió un pequeño campesino de nombre juan francisco, muy ambicioso que tenía una pequeña finca, mujer e hijo. Mi primo me decía que juan francisco vendió al diablo el alma de él, de su esposa y de su progenitor, por riquezas, fama, tierras, ganado, caballos, poder, éxito, inmortalidad y felicidad, después cuando llegó a su casa su esposa y su hijo estaban secos, apergaminados como si un vampiro se le hubiera quitado hasta la última gota de sangre, cuando juan vio eso los sepulto y se echó a roncar y después con la luz de la luna llena escuchó a un toro afuera y el salió y vio vacas, caballos y todos tenían en el cuero su marca, y eso es todo por hoy.

Al día siguiente hizo su presentación el texto con sustantivos, cuando llego el tiempo dijo: “En la película aparece este conejo cuyo nombre es “conejo blanco”, Alicia ve dicho conejo como se puede observar en la imagen, se puede ver que lleva una chaqueta y un reloj de bolsillo. Y Alicia decide seguirlo, ella lo siguió hasta una madriguera donde cayó y entro a un extraño mundo pero pierde al conejo blanco y se encuentra con un gato llamado Cheshire, según la película ese gato traiciono a la reina blanca e hizo que la mayor parte de la gente del país de las maravillas muriera y eso fue mucha tragedia, el día se terminó y llego la tarde la hora de la merienda, merendaron y entraron al centro de convenciones, bailaron un rato y se fueron a dormir.

Al día siguiente hizo su presentación las  características especiales  y dijo: había una vez un perrito que le gustaba jugar su nombre era payasito y todos los días a su amo le ladraba, movía la colita, corría, saltaba y hacía de todo para que lo sacaran a pasear, un día su amo le dijo al perro: “Eres juguetón, ruidoso, un poquito fastidioso pero aun así te quiero, el amo se puso a llorar, lo baño lo cuido más y todos los días sacaba un poquito de tiempo para sacarlo a pasear y vivieron felices. Se acabó el tiempo y fueron a comer y después a dormir. Al día Siguiente hizo su presentación las  Oraciones y dijo: “Instalado en la plaza pública, un adivino se entregaba a su oficio. De repente se le acercó un vecino, anunciándole que las puertas de su casa estaban abiertas y que habían robado todo lo que había en su interior. El adivino levantándose de un salto y salió corriendo hacia su casa, desencajado y suspirando, para ver lo que había sucedido. Uno de los que allí se encontraban, viéndole correr le dijo: -Oye, amigo, tú que te vanaglorias de prever lo que ocurrirá a los otros, ¿por qué no has previsto lo que te sucedería a ti?

El adivino no supo qué responder. Y preguntó ¿Cuál es la moraleja? Y las demás personas dijeron: “no hay que fiarse de aquellos que dicen que pueden adivinar el futuro de los demás. Tan sólo pretenden estafarnos y quitarnos nuestro dinero”. Oraciones dijo: “muy bien ustedes si ponen atención”. Y al día siguiente el organizador del evento  dijo estos días que quedan vamos a disfrutar y a conocer las instalaciones, los invitados  bailaron  e hicieron  otras actividades  más divertidas, bueno cuando llegó la tercera semana y a narración hizo su presentación  y dice: “Como esta va a ser mi semana delego a: reconociendo mis raíces, Comprensión lectora, y a la estructura de los textos narrativos”. Estas tres personas honorables van a ser quienes les cuente  un cuento, ese día a los invitados de la cumbre  le dijeron a los participantes  de la segunda semana: “Ustedes la semana pasada como fue su semana nos van a ayudar a lavar los platos”. Y ellos dijeron: “pero, ¿Por qué a nosotros?, y les respondieron: “les voy a decir porque, porque ustedes tomaron, comieron, y desorganizaron muchas cosas”, y las personas de la segunda semana dijo: “Esta bien nosotros les vamos a ayudar a arreglar todo esto”. Llego el primer día y pasó el primer delegado y dijo: “les voy a contar una historia puede ser pequeña pero con grandes valores. Y dijo: “Había una vez una personita que se llamaba Michael, y él pensaba que era débil, feo y cuando se veía en el espejo decía quisiera ser más guapo, más fuerte, pero la verdad es que él podía ser feíto, un poquito débil pero no dejaba que un  problema le quede grande, unos días después sucedió algo a él se le enfermó su mascota, la llevo a la veterinaria y la dejo allí y él se fue a la iglesia y dijo: “DIOS por favor ayúdame, ayuda a mi mascota que se recupere yo no quiero que le pase nada, yo quiero jugar con ella, y él se puso a llorar. A las dos semanas lo llamaron de la veterinaria y le dijeron: “¿Señor Michael? –el respondió: “¿Si, Que pasa?, el escucha: “Señor Michael es que necesitamos que venga urgente a la veterinaria”. El tomo las llaves del auto, se fue urgente a la veterinaria llorando para saber que pasaba, cuando llego le preguntaron ¿Señor Michael? –él dijo si, le respondieron: “es que su perrita Lupe se encuentra estable usted podrá venir por ella cuando se mejore para que puedan jugar.

            La gente que estaba escuchando la historia, todos estaban llorando y después fueron a comer y a dormir. Al día siguiente el segundo delegado dijo yo les voy a contar una historia y dice así: “Un determinado día comenzaron a abrirse los cascarones y fueron saliendo todos los patitos. Muchos animales del bosque se acercaron para ver a los nuevos miembros de la manada, todos fueron saliendo del cascaron poco a poco, eran grandes y muy hermosos… pero cuando nació el último de los patitos vieron que al contrario que todos sus hermanos este era muy pequeño, gordo y feo. Con el tiempo todo fueron creciendo hasta volverse unas aves muy bonitas, sin embargo el último de los patitos en nacer seguía sin mejorar su aspecto ni su tamaño, esta circunstancia hizo que todos sus hermanos lo llamasen “Patito Feo”. Finalmente, sus propios hermanos empezaron a avergonzarse de él por lo feo que era y empezaron a despreciarlo cosa que entristeció enormemente al patito. El patito se sentía muy desgraciado por esta situación por lo que decidió alejarse de allí. En su camino encontró una granja donde nadie lo rechazaba por lo que decidió quedarse a vivir, pero con el paso del tiempo todos empezaron también a insultarle y a burlarse de él, por lo que volvió a escapar para buscar otro sitio donde le quisiesen. Tiempo después llegó a un lago donde encontró unos hermosos cisnes que se alegraron cuando lo vieron, el patito se quedó muy extrañado ya que lo habían aceptado desde el primer momento cosa que lo alegró enormemente. Lo cierto es que no sabía lo que estaba pasando, pero de repente, al mirar al agua se dio cuenta de que se había convertido en un precioso cisne al que ya nadie más se reiría de él. A partir de aquí vivió feliz con su nueva familia olvidando a todos los que se rieron de él pues lo juzgaron por ser un pato cuando realmente era un cisne.

Ese es mi cuento, todos encantados aplaudieron y silbaron después fueron a comer, bailar y más tarde a dormir, al día siguiente  la tercera delegada y ella dijo: “Les voy a contar un poema que dice así: “El hijo de rana, Rinrín renacuajo Salió esta mañana muy tieso y muy majo Con pantalón corto, corbata a la moda Sombrero encintado y chupa de boda.-¡Muchacho, no salgas!- le grita mamá pero él hace un gesto y orondo se va. Halló en el camino, a un ratón vecino Y le dijo: -¡amigo!- venga usted conmigo, Visitemos juntos a doña ratona Y habrá francachela y habrá comilona. A poco llegaron, y avanza ratón, Estirase el cuello, coge el aldabón, Da dos o tres golpes, preguntan: ¿quién es? -Yo doña ratona, beso a usted los pies ¿Está usted en casa? -Sí señor sí estoy, y celebro mucho ver a ustedes hoy; estaba en mi oficio, hilando algodón, pero eso no importa; bienvenidos son. Se hicieron la venia, se dieron la mano, Y dice Ratico, que es más veterano: Mi amigo el de verde rabia de calor, Démele cerveza, hágame el favor. Y en tanto que el pillo consume la jarra Mandó la señora traer la guitarra Y a renacuajo le pide que cante Versitos alegres, tonada elegante.-¡Ay! de mil amores lo hiciera, señora, pero es imposible darle gusto ahora, que tengo el gaznate más seco que estopa y me aprieta mucho esta nueva ropa.-Lo siento infinito, responde tía rata, aflójese un poco chaleco y corbata, y yo mientras tanto les voy a cantar una cancioncita muy particular. Más estando en esta brillante función De baile y cerveza, guitarra y canción, La gata y sus gatos salvan el umbral, Y vuélvase aquello el juicio final Doña gata vieja trinchó por la oreja Al niño Ratico maullándole: ¡Hola! Y los niños gatos a la vieja rata Uno por la pata y otro por la cola Don Renacuajo mirando este asalto Tomó su sombrero, dio un tremendo salto Y abriendo la puerta con mano y narices, Se fue dando a todos noches muy felices Y siguió saltando tan alto y aprisa, Que perdió el sombrero, rasgó la camisa, se coló en la boca de un pato tragón y éste se lo embucha de un solo estirón Y así concluyeron, uno, dos y tres Ratón y Ratona, y el Rana después; Los gatos comieron y el pato cenó, ¡y mamá Ranita solita quedó!.

 Los días que quedan son para divertirse. Después de que pasaran lo días que quedaban comenzó la semana cinco Le tocó a ortografía y dijo: “como esta es mi semana delego a: La b y v, a Y y ll, y a S, Z y C, estos son mis delegados para la semana, y le toco hablar a La b y v, y dijeron: “Hoy os vamos a relatar un poema que dice así: “Quedarme en casa, sumergida en los pliegues de las horas, y no esperar a nadie. Que los ojos escuchen y se olviden del mundo. Que me arrope el silencio y respire en mi nuca su suave indiferencia. Que vivir sea esto, sin palabras de aguja ni rodillas de llanto, con el tiempo desnudo al borde de la cama y mi boca dormida en su tímido beso. Se acabó el día y comieron, durmieron y al día siguiente le tocó a Y y ll y dijeron: “¿vosotros queréis que os relatemos y poema?” y les respondieron: “SI” y responden: “Bueno os relatamos Os lego, amigos, sencillamente, los tres humildes quehaceres de siempre: vivir (y comer) con decoro cada día; si podéis, encauzar codicia y lujuria; pensar ( creer o dudar ) en la certeza y las hipótesis de la muerte de la carne y la vida nueva del alma No hay nada más que hacer; y ya basta. El resto es literatura. Muchas gracias por escucharnos. El día se acabó y todos se fueron a comer, después a dormir, al día siguiente les toco a la s, z y a las c, contar un cuento para la gente del reino que dice así: “Había una vez una mujer llamada Ana que tenía un negocio cerca a su casa y todo los días iba para mirar que había que hacer para que nada hiciera falta y no meterse en problemas, un día se le olvido llamar a una persona que le traía comida y ese día algo horrible pasó, lo que sucedió fue que no había que vender pero lo soluciono pidiendo a domicilio para no tener problemas. Después de terminan de contar el cuento preguntan: “¿cuál es la moraleja?, y los aldeanos le responden diciendo: “Si tienes un problema hay que solucionarlo no importa el costo sino que lo impórtate es dejar al cliente satisfecho”. Después de que se acabó el cuento  arreglaron todo y se fueron a comer, luego a dormir, al día siguiente le correspondió  a la silaba y dijo: “Como esta es mi semana delego a: afianzamiento, cuestionario. Luego de que los delegara, hicieron comida para todos, jugaron, hablaron y se fueron a dormir, al día siguiente afianzamiento dijo: “Atención todo el mundo, escúchenme por favor –La gente lo voltearon a mirar, y el continuo hablando y preguntó ¿a quién le gusta caminar?, y la mayoría de  los participantes  dijo: “A mí me gusta caminar”. Y se fueron caminando hacia el horizonte, cuando miraron que estaba anocheciendo se devolvieron al centro de convenciones, luego comieron, durmieron y al día siguiente Cuestionario habló y dijo: “Hoy es mi día y hoy vamos a relajarnos,  jueguen juegos de mesa, juegos de campo, lo que quieran”. Los invitados  le hicieron caso y se relajaron algunos jugaron y otros no, los otros durmieron, y al día siguiente la silaba habló dijo: “yo no traje tres delegados, como pueden ver solo traje dos. ¿Así que el organizador nos puede decir unas  palabras?, El  dijo: “por supuesto, con mucho gusto. Los días que quedan solo relájense y nos vemos la siguiente semana. La semana siete le corresponde la presentación  a producción textual, y dijo: “Hoy es mi semana y les digo que yo no traje delegados porque quise venir solo esta semana es para arreglar el desorden y solucionar todos sus problemas, ¿señor organizador  quiere decir algo? El encantado de hablar les dice: “Gracias a todos los están aquí por haber participado en esta cumbre, esta semana solo es para arreglar el centro de convenciones  y en los últimos dos días se hará una fiesta para clausurar el evento. Gracias por su asistencia y colaboración, y espero volvernos a ver pronto”

Cristian Alejandro Corredor Orduz, Grado 6°, Centro Educativo Paulo Freire

23. Los Tres Súper Hermanos

Un día tres niños huérfanos todos hermanos y Vivian en la casa antigua y abandonada de sus padres,  Un día llegando de un trabajo duro  el hermano mayor que tenía 12 años llamado Luis Fernando dijo a sus hermanos menores  María tenía 10 y Gustavo que tenía 7 años

-estoy agotado ¿hay algo de comer?

María contesto

-no hay nada de comer hermano el dinero  el dinero alcanzo hasta ayer

Luis dijo
– en el trabajo midieron 12.000 pesos

Gustavo dijo

-Nos alcanza para una pequeña pizza

Luis dijo

-bueno pediré el  domicilio

Gustavo dijo

-Luis estuve buscando en los escombros de la casa vieja en el cuarto de papa y encontré algo extraño  que brillaba tuve miedo de entrar porque hay  un pedazo de techo guindando encima de donde proviene la luz y medio miedo de que se callera

Dijo Luis

-vamos  a ver  qué es lo que hay

Corrieron los tres al cuarto que era de sus padres  cada vez que se hacer cavan brillaba más la luz  al llegar trataron de derivar  el escombró  des pues de haber caído el escombro callo sobre el escaparate  vieron más claro de dónde provenía la luz, era del escaparate donde  se hallaba la luz en una puertita pequeña donde  solo cabía Gustavo, sus hermanos mayores lo miraron fija mente  él dijo

-tengo que ir !verdad¡

Movieron la cabeza sus hermanas dijeron que si él fue temblando  haber  ha brido la puertita  vio un espacio más grande un interruptor salió y los llamo, ellos entraron y comenzaron a buscar rastro de sus padres María encontró una carta de sus padres que decía que ellos tenían súper poderes que los desarrollaría al tocar la mega perla en ese instante comenzaron a preguntarse muchas cosas y Gustavo dijo

-tenemos súper poderes

Luis respondió

-pero los tendremos cuando encontremos esa tal perla

María dijo

-pues busquémosla

Y todo comenzaron a buscar la perla, buscaba por todos lados y luego Gustavo dijo creo que el interruptor nos ayude y comenzaron a recordar donde estaba, Gustavo lo recordó estaba en la puertecita corrió ahí encender lo que encendiera eso.

Inmediatamente encendió una luz que brillo hacia una perla muy bonita y grande enseguida dijeron al mismo tiempo

-wau esa es

La tocaron al mismo tiempo y enseguida se sintieron más fuertes, veloces  poderosos e inmunes.

Enseguida probaron a ver si volaba y silo hacían  buscaron la ciudad problemas como lo superhéroes allí comenzó su historia combatiendo ladrones salvando personas y averiguando que les paso a sus padres.

Y de allí en adelante eran los súper hermanos

Leandro Enrique Rodríguez Arrazola, Grado 8°, Centro Educativo Paulo Freire

24. Mi Día de Suerte

Un día en un bosque muy lejano, vivía un hambriento lobo que se preparaba para salir a cazar su cena y mientras limaba sus garras, le sorprendió un golpe en la puerta.

“Oye conejo”, grito alguien  desde afuera, “estas en casa? conejo?” pensó el lobo, “sería una buena cena”. Cuando abrió la puerta vio a una deliciosa cabrita, la cabrita grito ¡Ho no!, en seguida el lobo arrastró a la cabrita hasta su cocina.

La cabrita lloraba y pataleaba y el lobo le dijo cumplirás mi ordenes porque hoy es mi día de suerte. La cabrita aceptó e hizo todo lo que el lobo le pidió.

Primero la cabrita tenía que meterse en la olla y luego el lobo le iba a poner vegetales alrededor cuando la cabrita dijo, “señor lobo no sería mejor que me bañaras porque estoy muy sucia? el lobo dijo, “es una grandiosa idea”, y se puso a recolectar leña y  llevo agua hasta su casa.

Luego el lobo bañó a la cabrita y esta quedo muy limpia. El lobo dijo “ahora si metete a la olla”, la cabrita obedeció, pero luego le dijo al lobo, “no sería mejor que me engordaras para tener más carne” y el lobo dijo “es una buena idea”.

Entonces el lobo se puso a recolectar tomates y lechuga y para preparar con  la cabrita unas deliciosas pastas y unas galletas. Después de haber terminado de comer, la cabrita se acostó en la olla y el lobo ya la iba a adornar con lechuga alrededor, cuando la cabrita dijo, “no sería mejor que me hicieras unos masajes para que mi carne no sea tan dura?”.

El lobo contestó, “porque no se me ocurrió antes”, entonces el lobo empezó a hacerle masajes a la cabrita. Cuando la cabrita ya no sintió más las garras del lobo, empezó a llamarlo “señor lobo, se encuentra bien?”, entonces la cabrita se dio cuenta que el lobo ya no la escuchaba porque se había quedado dormido del cansancio y por esta razón la cabrita pudo escapar de las garras del lobo.

Finalmente, la cabrita empezó a guardar algunas galletas que habían sobrado y se las llevo para su casa. Luego miro su libreta y dijo “a quién visitare mañana?”.

Mariana Jaime Bernal, Grado 6°, Centro Educativo Paulo Freire

25. ¡Cicatrices Fugaces!

Estoy lleno de cicatrices fugaces.

Cada una de ellas diferente pero parecida a la anterior, porque estoy en un mundo poco original que me lastima de la misma manera siempre, con infidelidades y decepciones o mentiras y falsas ilusiones.

Mis cicatrices se curan con el tiempo y las nuevas declaraciones de amor que las madrugadas traen, por eso las llamo fugaces porque siempre se superan aunque en el proceso me desmoroné. He sido herido por personas, que en la mañana se emocionan con mis cualidades pero en la noche se alejan, cuando de pronto les muestro algún defecto.

Parece que hasta mi tiempo se ve rasguñado por indiferencias y mentiras.                                               Me la paso llamando al amor, siempre preguntándole cuanto más se demorará en aparecer y me dice que está por llegar, que solo es el tráfico de emociones.

Soy paciente y me gustan las cosas difíciles pero no imposibles, a veces me harto de intentarlo, de resistir en vano y amar lo inalcanzable.

Quisiera levantarme un día siendo de metal, sintiendo únicamente lo que yo puedo soportar, demostrando poco y emocionándome menos. Estoy cansado de ilusionarme y sonreír aunque no quiera hacerlo, ya no puedo fingir algo que no soy pero tampoco puedo negar algo que en verdad siento.

Cada madrugada es peor que la anterior, las peleas conmigo mismo nunca se detienen sino que aumentan con el pasar del calendario. Y no me he vuelto a reconciliar como antes, ahora solo simulo que no existen tales peleas y mantengo conversaciones con mi conciencia aun cuando sé que todo en mi interior está mal, que hay abismos que no se llenan con miradas.

Envió mensajes de saludos educados aunque sea  de la melancolía del otro, estoy hecho de harina que se dispersa con suspirarle encima, intento mezclarme pero perdí mi esencia, soy tan parecido a los demás que me confundo en el intento.
Así que dejo de hacerlo.

Siempre doy más de lo que me corresponde, voy un paso más allá aunque me quieran un paso más atrás, me entrego por entero aunque al final de cada relación termine en trozos y fracciones.

Siempre amo a temperaturas diferentes, doy tanto calor que termino ahogando o acostumbrando a la comodidad pero nunca son justos conmigo.
A cambio de mensajes y fotografías me entregan cubos de hielo, hasta que un día me doy cuenta que tengo el alma hecha copos y entonces refuto sobre esto, pero me reemplazan por otro que ame a una temperatura parecida.

Supongo que soy tan descuidado que pongo mi amor en mejillas que están tan acostumbradas al llanto que se les olvido sentir.

Me llaman débil por amar con fuerza.

Porque es algo que está en mí.  Agarrar un sueño y no soltarlo hasta alcanzarlo.                Abrazar un corazón y no parar hasta vivir dentro de él.
Encontrar una canción y no dejar de escucharla hasta que la dedique.

El ciclo de la felicidad y el amor en mi vida se resume así:

Encontrar.
Valorar.
Amar.
Asfixiar.
Velar y llorar.
Sufrir.
Sonreír.
Seguir.

Hasta volverme a enamorar.

Me gusta creer que en mi vida las estrellas fugaces se disfrazan de cicatrices fugaces, solo que las estrellas dejan luz en el firmamento en cambio mis cicatrices pasan dejando dolor y manchas en la piel del corazón, sin embargo, soy tan positivo que me gusta verle el mejor lado a todo, incluso a lo que solo tiene incredulidad y frialdad dentro.

Así que, cada vez que me lastiman, pido un deseo con los ojos cerrados y como nunca se cumple busco la manera de encontrar otra cicatriz fugaz haber si de pronto tengo otra oportunidad.

Victoria Parra, Grado 8°, Centro Educativo Paulo Freire

26. Miradas

Soy Olivia Brooks tengo veintiún años y vivo en la ciudad de San Francisco.

 Me encuentro caminando por las calles de San Francisco sin algún rumbo fijo, Me fijo en los autos, en las casas, en la gente. Siento que alguien me mira pero no se desde donde me miran, Miro toda la calle por la que voy caminando y mi mirada se conecta con la mirada de alguien, miro fijamente sus ojos color Hazel, muy hermosos a decir verdad. Desvió un poco la mirada para ver por dónde voy caminando

Miro que voy llegando a la playa y vuelvo mi vista a los ojos del muchacho, pero resulta que el ya no estaba

Siento una decepción pero no entiendo porque si ni siquiera sé cómo se llama el chico

Llego a la playa y estaba medio llena, me senté en un lugar donde no había mucha gente. Cierro mis ojos y disfruto de la brisa y del sonido del mar, siento que alguien se sienta a mi lado pero no le doy importancia

-hace un lindo día ¿no crees?-dijeron a mi lado

Abrí mis ojos y vi la persona que tengo a mi lado y resulto ser el chico de ojos color Hazel

-si-dije en un susurro

Ese es mi defecto soy muy tímida y prefiero estar sola a estar con mas personas

-soy Tyler-dijo me extendió la mano y sonrió de oreja a oreja y le salieron unos hoyuelos que lo hacían ver lindo

Sonreí y cogí su mano con timidez

-Olivia-dije casi audible no creo que Tyler me haya oído

-lindo nombre-me sonroje leve y reí nerviosa

-gracias-mire para otro lado para esquivar su mirada

-¿a qué vienes a la playa?

-despajo mi mente-lo mire-¿y tú?

-igual-asentí y sonreí de lado

-¿quieres ir a tomar un café?-pregunto

Me mordí el labio un poco nervioso, creo que Tyler se dio cuenta de mi nerviosismo porque dijo

-si quieres nos conocemos y hay si vamos por el café ¿te parece?

-me parece

-me llamo Tyler Irwin, tengo veintidós años, me gusta leer y toco la batería-dijo y sonrió y le salieron sus hoyuelos

Me dieron unas inmensas ganas de apretarle las mejillas pero me contuve

-tu turno-dijo

-me llamo Olivia Brooks, veintiún años, me gusta dibujar y no se tocar ningún instrumento

-interesante-sonrió

-no lo creo…tu si eres interesante

El se rio-¿vamos ya por el café?

Asentí y me levante.

Llegamos a la cafetería Tyler pidió dos cafés y nos sentamos en una mesa vacía

-¿tienes hermanos?-pregunte

-si tengo dos ¿y tú?

-hija única-dije

-¿con quién vives?

-sola

-¿Qué haces acá?

-estudio arquitectura-trajeron nuestro pedido agradecí con una sonrisa y la chica  se retiro-mismas preguntas para ti

-vine de visita me voy en dos días y vivo solo

-¿de dónde eres Tyler?-dije cogiendo mi café

-Australia

-es tas lejos de tu hogar

-sí pero quería respirar otro aire-yo solo asentí

Nos pasamos como unas dos horas en aquella cafetería conociéndonos, Tyler muy amablemente se ofreció a llevarme a mi casa, le dije que no varias veces pero el insistió

-¿Qué harás mañana?-pregunto en la entrada

-iré a la universidad y luego vengo aquí

-¿estarás libre a las 8?

-si ¿por?

-tú y yo mañana en Gary Danko-dijo sonriendo

Trague duro

-¿en G..Gary Dango?

-si ¿Qué pasa?

-ese lugar es carísimo-dije sorprendida

-¿y?

-no puedo pagar la comida de ese lugar

-¿Quién dijo que ibas a pagar?-sonrió de lado

-no puedo aceptar que pagues

-vamos te estoy invitando

-déjame pensarlo

-está bien

-dame tu número y te escribo ¿sí?

-okey-dijo le pase mi celular y anoto su numero

Después de unos minutos me entrego el celular

-hablamos luego-dijo se acercó y me dio un beso en la mejilla

Sonreí-nos vemos Tyler

Cerré la puerta, suspire y fui a mi habitación

(…)

Son las siete y cuarenta de la noche y me estoy terminando de alistar para verme con Tyler

Si al final acepte ir

El timbre sonó me mire la última vez en el espejo y baje

Abrí la puerta  y hay estaba Tyler

-hola Oli-dijo sonriendo-te vez preciosa

Me sonroje y sonreí

-gracias Tyler ¿vamos?

-claro

Salí de la casa cerré y me subí al auto de Tyler

A los pocos minutos estábamos entrando al restaurante

Nos sentamos y a los pocos minutos llego el camarero tomo nuestra orden y se fue

-después de cenar quiero mostrarte algo

-está bien-le sonreí-¿a qué edad tuviste tu primera batería?

-a los ocho

-siempre he querido aprender a tocar la batería-

-todavía puedes aprender

-no lo creo

-yo te podría enseñar

-claro

Al rato trajeron la comida

(…)

-¿Tyler?

-si

-acabamos de salir de la ciudad-dije mirando por la ventana

-lo se

-¿A dónde vamos?

-no  te preocupes

-claro que me preocupo-dije impaciente

-ni que te fuera a secuestrar-dijo mirando la carretera

Lo mire asustada

-vamos Oliv no desconfíes de mí, ya me conoces

-te conocí ayer

-¿y?

-no sé si lo que me dijiste sea real

-¿tengo pinta de ser de esos tipos?

Lo mire

-no

-calma ya llegamos

Abrí la puerta y estábamos en un mirador

-wow-dije-Se puede ver toda la ciudad

-lo sé-dijo el

Tyler se sentó en la parte delantera del auto, lo imite y quede cerca de el

-me encantaría tener material para poder dibujar

-me adelante y traje material

-¿en serio?

-aja-dijo y saco un cuaderno y lápices

(…)

Después de dibujar me acomode en el pecho de Tyler

-¿sabes? Siento que te conozco de años-dije viéndolo a los ojos

-me pasa igual-

Después de eso nadie dijo nada solo nos mirábamos, no era incomodo el momento era agradable

Tyler se acerco y me dio un beso en la frente y yo sonreí

Cerré los ojos y me estaba quedando dormida

-vamos-susurro Tyler en mi oído

Suspire me levante y entre al auto

(…)

-este es mi último día ¿quieres hacer algo?

-no veamos una película-dije y me senté en el sofá

-está bien-dijo y me miro-¿Cuál veremos?

-¿insurgente?

-¿Qué es eso?

-¿es enserio?

-si lo siento

-¿te viste divergente?

-no

Suspire

-veremos divergente-dije sonriendo

Busque la película y Tyler se puso hacer palomitas

Cuando todo estuvo preparado nos sentamos en el sofá

(…)

A mitad de la película Tyler cogió mi mano y la acaricio

Lo mire y él me miro

Tyler se acercó y me beso

Yo le seguí el beso

Nos separamos y yo lo mire confundida

-lo siento-se disculpo

-no tranquilo-sonreí

Nos quedamos en silencio y seguimos viendo la película

(…)

-me encanto conocerte Olivia-dijo Tyler abrazándola

-lo mismo digo Ty

Llamaron el vuelo de Tyler y él me abrazo fuerte

-si me necesitas no dudes en llamar

Asentí

-en el poco tiempo que estuvimos creo que me enamore

-no digas cosas que no

-digo la verdad

Sonreí con nostalgia yo también sentía lo mismo pero me parece imposible enamorarse de una persona que llevas conociendo hace tres días

-creerme uno se puede enamorar en menos de nada-dijo y me dio un beso en la frente

-vas a perder tu vuelo

-antes de irme te dejo un recuerdo-dijo y me beso corto-volveré

Dijo y se alejo

(…)

Ya han pasado dos años desde que Olivia conoció a Tyler, no se han vuelto a ver y Tyler rompió su promesa

Nunca volvió, nuca atendía a ninguna llamada

Olivia sigue esperanzada de que Tyler Irwin vuelva a san francisco por eso todos los días va a la cafetería donde se conocieron mejor

  (…)

Me encuentro en la cafetería de siempre, tomando lo de siempre y esperándolo a el

-Creo que ya es tiempo de superarlo-susurre para mi

Me levante cogí mi bolso y deje la paga

Abrí la puerta y Salí pero choque con una persona

Levante mi mirada y era él, era Tyler, algo cambiado tenía el cabello un poco más largo y tenía un poco de barba

El no me reconoció

Lo mire a los ojos y el miro mis ojos

-Oliv-afirmo

Sonreí y lo abrace

-te dije que volvería-dijo abrazándome fuerte

-me iba a rendir ya no te podía esperar mas

-pero regrese

Natalia Borrero Piñeros, Grado 6°, Centro Educativo Paulo Freire

27. El Mágico Bosque Encantado

Había una vez hace muchos, muchos años, un hada en un bosque muy hermoso, frondoso y mágico y un rey avaro, sediento de poder y curiosidad por ver lo que detrás de esas ramas extrañamente bien ubicadas, vivía. El rey, en un arranque de ira y sed de saber, reunió a sus mejores hombres, tan solo eran 10 pero con eso le alcanzo, el rey fue hacia la barrera de aquel extraño bosque en el que jamás ningún humano ha entrado, y cortando las ramas, que parecían mágicas porque a su paso se abrían, pero al pasar el último de los soldados se cerraban y quedaban como nuevas, como si nunca las hubieran cortado se abrió paso hacia el bosque. En cuanto el rey cruzo con sus hombres aquella cerca, quedo maravillado con tal hermosura, al rey le pareció que era un lugar mágico, estaba rodeado de cascadas, flores hermosas que parecían gemas preciosas, se acercó a tocarlas y le parecieron tan pero tan hermosas y no solo al tacto, sino también su olor, así que corto algunas de aquellas flores para llevarlas a su castillo y sembrarlas, en cuanto el rey se levantó y se dio vuelta, sus hombres estaban todos como hipnotizados parecían estar en letargo de sueño del que no podía despertarlos, pero eso no fue lo que más le sorprendió, una chica, una hermosa chica estaba parada atrás de esos hombres mirando fijamente al rey, aquella chica era un hada, era quien reinaba aquel paraíso, al rey le pareció que aquella extraña chica volaba hacia el así que retrocedió, y salió corriendo por donde vino, pero el hada no iba a dejarlo escapar con sus más hermosas y esquitas flores no por su valor comercial, que en realidad ya era bastante alto, sino porque en su interior, habitaba la magia más pura y hermosa que nunca pudiera existir, el hada le ordeno al rey que parar y le pregunto- cuál es tu nombre– el rey se detuvo en cuanto el hada se lo ordeno y volteo encolerizado y dijo- quien te crees tú para darme órdenes, para detenerme, es que acaso no sabes quién soy yo? El hada sin ninguna sorpresa al recibir aquella respuesta en aquel tono dijo- claro que sequien eres, pero lo que no se es tu nombre, y creo que debería por lo menos tener el derecho de saber el nombre del rey que me está robando, no lo cree usted?– el rey enfurecido por la forma en la que le había hablado aquella hada, camino hasta quedar frente a ella y dijo- no te estoy robando, este lugar está entre las tierras que yo reino, así que solo estoy tomando lo que por derecho me pertenece– en ese instante el hada se puso furiosa encaro al rey y le pregunto- es que tú no sabes nada de los acuerdos que tengo con tus padres?, estas tierras no están dentro de tu jurisdicción, estas tierras me pertenecen, así que devuelve lo que robaste y lárgate de mí bosque– el rey, enojado golpeo al hada en la cara con su anillo de plata, por lo que el hada lanzo aun alarido al cielo y cayo desmayada ya que las hadas son alérgicas a la plata, el rey aprovechando su desmallo y salió del bosque, robando las mágicas y hermosa flores. En cuanto el hada despertó se juró que ningún otro humano podría jamás entrar ni salir de su bosque, así que puso un muy poderoso hechizo en las fronteras de aquel mágico lugar “ nadie podría entrar ni salir de aquel lugar a no ser de que tuviera sangre mágica” al pronunciar estas palabras el muro se cerró, para siempre.

Un par de años más tarde nació el primogénito del rey, su nombre era Emiliano, el príncipe siempre había soñado con conocer aquel curioso bosque, así que al cumplir 17 años el príncipe salió del castillo a escondidas rumbo al bosque, en cuanto el príncipe estuvo parado frente a aquellas ramas, se preguntó si debería cortarlas o simplemente treparlas, pero en el momento en el que tomo la decisión de escalar, las ramas se abrieron voluntariamente, dando paso al príncipe a aquel mágico y hermoso bosque aparentemente oculto a la vista de los seres humanos.

El día que ocurrieron los hechos era un día hermoso para aquella hada, estaba soleado, todas las criaturas de aquel mágico lugar bailaban, cantaban y jugaban entre si, hasta que de pronto un chico apareció por la frontera, las demás criaturas del reino al ver que el chico logro cruzar tanto la ramas y púas, como el poderoso hechizo del hada se sorprendieron, nadie sabía cómo logro entrar, en ese momento el hada repaso su hechizo en su cabeza “ningún humano nunca jamás podrá entrar en este bosque, ni quemando, ni cortando, ni trepando estas poderosas y fuertes ramas podrá ingresar… a no ser, de que por las venas de aquel humano corra sangre mágica” así que se lo quedo observando detenidamente, parecía un chico normal, común y corriente pelo negro, ropas finas, al parecer era de alta sociedad, pero lo que realmente atrapo al hada fueron sus ojos, eran tan pero tan azules que casi se podría ver reflejada en ellos.

En aquel bosque habitaban seres extraordinarios y mágicos ningún humano nunca ha cruzado aquella ramas y púas nunca antes, a excepción del rey, quien odiaba con todas sus fuerzas al hada, por no haberle vuelto a permitir entrar a disfrutar de aquel paisaje tan excelso, pero él se lo había buscado, había robado una de las propiedad que el hada más amaba y celaba contra cualquier cosa.

El chico paso su mirada sobre todo aquello lo rodeaba, los mágicos árboles, los pequeños duendecillos, los peces que brillaban entre las aguas más claras y puras que aquel chico avía visto jamás; así fue repasando cada criatura, cada pétalo de cada flor, cada hoja de cada árbol, hasta que su mirada se posó en aquella hermosa hada de cabello tan rojo como el fuego, sus ojos tan violetas, que creyó que le quemarían por tal esplendido brillo, luego bajo a sus labios, tan rojos y rellenos, luego se dirigió a su piel, aquel chico jamás había visto tal hermosura, quería tocarla, precia que fuera de porcelana, tan delicada que con tan solo un roce del viento se podría romper, por último se fijó en sus alas y en lo grandes que eran, parecían ser muy fuertes como si pudieran cargar el peso de 5 elefantes todos al mismo tiempo, eran de un color esplendido y para el chico inexistente eran rosas, moradas, blancas y negras todo junto, pero también tenían un brillo que le llamaba mucho la atención parecían diamantes rosas.

El chico dio un paso hacia el frente, quería tocar a aquella hermosa criatura, pero el hada no lo permitió, y con miedo retrocedió, todas las criaturas se habían escondido, solo estaban ellos dos, el hada con curiosidad le pregunto- como entraste, que haces aquí, cuál es tu nombre– el príncipe rio y respondió-  uno, cuando iba a escalar las ramas se abrieron mostrándome el camino hacia aquí, dos, estoy aquí, porque siempre quise saber que se escondía detrás de todas esas ramas, y ahora ya lo sé, y wauuuu esto es, simplemente mágico, y respondiendo a tu tercera y última pregunta soy el príncipe Emiliano hijo del rey Perseo– en cuanto el príncipe dijo esto último el hada se aterro y pensó que no podía ser posible que aquel muchacho hijo del hombre que tanto mal le había hecho a ella y a su pueblo pudiera contener sangre mágica, pensó que eso era imposible así que se lo dijo- no, eso no es posible tú, no puedes tener sangra mágica ¡TU NO PUEDES ESTAR AQUÍ!– El príncipe retrocedió unos pasos puesto que el hada se había acercado demasiado a él y casi tropieza, con la mirada llena de extrañeza y fija el el hada le pregunto- ¡¿PORQUE NO PUEDO ESTAR AQUÍ, QUIEN ERES TU PARA PROHIBIERMELO!? – ¡¿QUE QUIEN SOY YO?! YO SOY MARISA, LA REINA DE TODO LO QUE VES – El príncipe, sorprendido, retrocedió unos pasos le hizo una reverencia y dijo- discúlpeme, no lo sabía creí que este bosque estaba dentro de las tierras de mi padre, lo siento, no era mi intención importunar a  su pueblo, pero yo solo quería conocer que se ocultaba en este lugar…; am… puedo preguntar porque dijo que yo tengo sangra mágica? Marisa lo miro extrañada, y se preguntó si realmente él no sabía que por sus venas corría sangra mágica, y para comprobar el poder que por sus venas corría, sin previo aviso lo tomo por el brazo derecho e hizo una perfecta incisión dejando que cayeran sobre el prado un par de gotas de su sangre, cuando la sangre se fundió con el prado comenzaron a salir chispas de varios colores, el príncipe estaba paralizado por el corte sin previo aviso y asombrado por lo que acababa de pasar, del prado salían chispas de todos colores y de allí empezaban a crecer flores, unas hermosas flores parecía que fueran de gemas preciosas, parecía Haber rubíes, zafiros, diamantes azules, rosados, morados y blancos y unas negras que si fueron gemas preciosas el desconocía su existencia. Marisa se sorprendió porque solo la sangre mágica que proviene de la realeza puede crear esas hermosas y negras gemas llamadas ónice, la gema más preciosa jamás vista, ni tocada por el hombre, echa únicamente a la imagen y semejanza de una reina y y echa única y exclusivamente por los reyes, para que su Reyna portara en su corona la joya más preciosa en existencia; Marisa se sorprendió porque sabía también que únicamente el rey podía hacerla para aquella chica que quisiera, fura su Reyna o por la Reyna de la cual el príncipe estuviera enamorado, y eso la desconcertó aún más y se preguntó si Emiliano en realidad estaría enamorado de ella, pero la magia nunca engaña, ella también sabía que ese tipo de gemas solamente crecen frente a la chica la cual el chico quiere como esposa para toda la eternidad y no hay magia más pura que esa a excepción de las de las flores que el rey Perseo se había robado años entes, porque esa magia, salía del primer llanto y de una primera risa de un bebe, no hay nada más puro y verdadero que eso. Cuando la Reyna despertó de su ensoñación, el príncipe la estaba mirando encantado, deseoso de poder tocarla, deseoso de poder sentir su piel, sus alas y de poder probar esos labios rojos cual cerezas, así que se fue acercando a ella y en cuanto los dedos del príncipe perfilaron su mejilla, salieron chispas, se creó algo entre los dos, el príncipe juro que era lo más hermoso que había sentido nunca, habían creado magia juntos, magia salida del amor verdadero, la Reyna al darse cuenta de ello, se volteo y salió volando por los aires sin que el príncipe pudiera haber pronunciado ni una silba.

La Reyna estaba sobre un enorme árbol, llorando y preguntándose qué era lo que Emiliano quería hacer hace un rato – será que me iba a besar o solamente quería acercarse para tocarme estaba tan confundida como es que él se había enamorado de ella no se habían visto nunca, pero bueno algunos humanos creen en una cosa llamada amor a primera vista, será eso lo que nos sucedió? Porque si no es eso no entiendo cómo es esto está pasando ni tampoco entiendo cómo es que cruzo la barrera, quizá heredo la sangre de su madre y no la de su abominable padre – pensó el hada.

Emiliano ya estaba loco de tanto buscarla pero no podía encontrarla – este lugar es enorme jamás podre encontrarla – se dijo luego de unos segundos escucho como algo se movía sobre los arboles así que subió su mirada buscándola entre aquellos enormes y hermosos troncos, y allí la encontró recostada sobe uno de ellos y escalo el tronco hasta llegar junto a ella.

Marisa no se dio cuenta cuándo fue que Emiliano había escalado el árbol, hasta que abrió los ojos y lo encontró sentado frente a ella mirándola muy fijamente. El hada no se sorprendió mucho porque por más que quisiera negarlo tenían una conexión y podían sentirse el uno al otro, cuando le hada despertó de su pequeña sorpresa le pregunto – que haces aquí, porque me sigues, vete y déjame en paz – el príncipe triste y sorprendido abrió los ojos y le pregunto – segura que quieres que me vaya, la verdad es que no te ves muy bien – el príncipe estiro su mano queriendo acariciar su rostro y le pregunto – ¿porque lloras, nunca te dijeron que las niñas hermosas no debería de llorar? – el hada se sonrojo, nunca ningún humano le había dicho que era hermosa, ya estaba acostumbrada a los cumplidos por parte de sus súbditos pero no de las personas o seres fuera de su corte – gracias, por lo de hermosa quiero decir nunca nadie me lo había dicho al menos no un humano – el príncipe no podía creer que  nadie nunca le hubiera dicho lo hermosa que era – nadie nunca te ha dicho que eres hermosa, Como es eso posible?  – No, no es que nadie me lo hubiera dicho, si que me lo han dicho, pero nunca un humano, siempre me lo dicen mis súbditos o mis sirvientes solo gente que está aquí dentro, en mi corte, nunca nadie fuera de ella – el hada, avergonzada bajo la mirada no quería que se enterara de que él fue el primer hombre en todo el universo en decirle que era hermosa, eso tendría mucha relevancia en su relación, pero tal parece que los ruegos del hada no fueron escuchados, porque el príncipe con ternura la tomo por la barbilla levantando su rostro y dijo – no tienes por qué bajar la cabeza, No tienes de que avergonzarte, de echo me encanta ser el primer hombre que te dijera lo hermosa que eres – luego de esas palaras, se quedaron mirando muy fijamente el uno al otro, se fueron cercando muy lentamente, el príncipe, con el temor de que ella se volviera a alejar de él y el hada, con el miedo de saber, que con ese beso, se sellaba el trato, el trato de amor puro y único que concebían los seres mágicos al saberse parejas eternas, cuando sus alientos se mesclaban y sus narices se rosaban se besaron, el príncipe sin saberlo acababa de sellar el pacto a una vida eterna juntos amándose y entregándose el uno al otro de todas la maneras mágicas y físicamente posibles.

En cuanto se separaron solo se miraron a los ojos sin decir ni una palabra, cuando de pronto ambos sintieron un pequeño ardor en la parte interior de la muñeca y se miraron, el símbolo del amor, un corazón y el símbolo de lo eterno se grabaron a sus muñecas, luego aparecieron unas letras, en la muñeca de Emiliano aprecio el nombre de MARISA y en la muñeca de Marisa el nombre de EMILIANO. El príncipe no entendía como eso pasaba, solo sabía que lo que sintió con aquel beso nunca lo iba olvidar, luego de ser marcados ambos rieron y bajaron del árbol, en cuanto estuvieron en tierra firme sintieron un mareo y se desmayaron.

En cuanto el príncipe despertó ya no encontraba en el bosque si no en su habitación en el castillo, se incorporó y miro confundido a todas partes, encontró a su padre sentado en los pies de su cama observándolo fijamente, como si en cualquier momento se pudiera desvanecer en el aire – que me paso? – fue lo único que logro pronunciar el príncipe ya que le dolía mucho e cuerpo y tenía la garganta seca, el rey mirándolo contesto – mande a los guardias a buscarte para la cena y ellos te encontraron desmayado, no sabemos lo que te paso hijo, tu no recuerdas nada? – en realidad, el sí recordaba lo que había pasado, pero por alguna razón no se lo quiso decir a su padre así que simplemente negó con la cabeza, e rey se levantó y camino por la habitación, mientras estaba distraído Emiliano levanto su brazo derecho y admiro la marca que allí tenia le ardía un poco pero no lo suficiente como para que alguien se diera cuenta de que tenía una marca allí. El rey lo miro de nuevo, lo notaba algo extraño algo en él había cambiado, definitivamente sí, pero el rey no sabía exactamente que era, sus ojos azules brillaban más que nunca de eso si se dio cuenta y de que la insipiente sonrisa que trataba de ocultar no se borraba de los labios. El rey con extrañeza le volvió a preguntar – hijo, seguro que estas bien? – El príncipe despertando de su sueño lo miro temeroso de que se hubiera dado cuenta de que sonreía de que supera que estaba pensando en su hermosa hada, en Marisa – si papa estoy muy bien, solo me duele un poco la cabeza pero no es nada, con un poco de descanso se me quitara – el rey lo miro extraño porque él sabía que algo en él no estaba bien – de acuerdo hijo, te dejare para que descanses y si necesitas algo se lo pides a tus mucamasgracias papa, de verdad estoy bien solo necesito descansar un pocode acuerdo entonces me voy – el príncipe asintió viendo como su padre salía de su recamara , luego de que se aseguró de que su padre efectivamente se había marchado se recostó en la cama, y mientras admiraba nuevamente la extraña marca que la había salido en el brazo luego de besar a aquella hada, se quedó profundamente dormido.

En cuanto la Reyna despertó, se sintió un poco desconcertada, pero no se sorprendió de no estar en el árbol sino en su habitación ya que ella sabía que según la leyenda, en cuanto se sella el pacto con un beso de amor verdadero la marca que te obsequia ese amor es dolorosa y agotadora y por eso te desmayas y regresas a un lugar en el que te sientas más cómoda, pero según la legenda dolía aún más cuando se sellaba el pacto a la vida perpetua cuando la entrega por fin era total, completa y verdaderamente eterna.

Le ardía la muñeca, sonrió y vio en su brazo aquella marca símbolo del verdadero amor, no se quería imaginar si así era el ardor ahora que solo lo sellaron con un beso como será de intenso cuando sellen su amor para toda la eternidad. Cuando la Reyna despertó de su sueño, se dio cuenta de que estaban tocando a su puerta así que sorprendida dijo – pase – frente a la puerta se encontraba su asistente y dama de compañía personal, Cloe, ella era una mujer muy hermosa, tenía el cabello de un color parecido al chocolate, uno ojos cafés casi amarillos, su piel era morena linda, ni muy blanca, ni muy oscura, Marisa no entendía cómo es que aún no había encontrado a su alma gemela si era realmente bella y muy amable y servicial.

Cloe entraba con una bandeja – su majestad le he traído algo de comer ya que no ha salido de su habitación en toda la tarde, espero sea de su agrado – gracias Cloe, y si tengo hambre y esto se ve exquisito – Cloe la miro extraña, no sabía que le pasaba estaba diferente desde que aquel guapo muchacho cruzo la seguridad del reino, ella estaba un poco preocupada por ello así que le pregunto – su majestad se encuentra bien? La noto em… Un poco diferente – la Reyna sonrió para sus adentros y dijo – primero Cloe ya te he dicho que cuando estemos a solas puedes llamarme Marisa eres la persona a la que más confianza le tengo en este reino… así que, por favor dime Marisa si? – si majes… perdón, Marisa, es que no me acostumbro a llamarla por su nombre – rio – te entiendo Cloe pero por favor acostúmbrate por lo menos cuando estemos a solas si? – de acuerdo Marisa – perfecto, y respondiendo a tu pregunta si, me pasa algo, algo que tiene que ver con el chico que cruzo hoy la frontera – la Reyna sonriendo levanto su brazo derecho y le mostro a Cloe su marca de amor, Cloe sonrió y grito – ¡lo has encontrado, por fin has encontrado a nuestro rey! – Luego la miro extraño – pero no entiendo que tiene que ver el chico con que usted haya encontrada a su alma gemela, según vi es… un simple humano – Marisa la miro con un leve sonrojo sobre sus mejillas y luego sonrió entonces Cloe entendió que el chico era su alma gemela – no es posible – pensó en voz alta – perdón Marisa pero como es que un simple humano es tu alma gemela no lo entiendoCloe comprendo que no lo entiendas pero el chico no es un simple chico y mucho menos un simple humano él tiene sangre mágica corriendo por sus venas por eso logro cruzar las ramas, y respecto a lo de un simple chico él.. Es… Emmm… el hijo del rey Perseo – en cuanto Marisa dijo eso bajo la cabeza, no avergonzada, sino porque ella sabía que ni ha Cloe, ni a nadie, le iba a gustar mucho la noticia de la progenie del príncipe; se sentía triste porque realmente nadie iba aceptar a su alma gemela, a su futuro rey – nadie va aceptarlo, verdad? – hablo Marisa – nadie lo querrá, no realmente – claro que si lo vamos aceptar y querer Marisa, es nuestro futuro rey y tu alma gemela, esa es suficiente razón para que nosotros, tu pueblo lo aceptemos, Marisa sé que tú crees que lo que nosotros hacemos es por compromiso porque tú eres nuestra Reyna y todo eso pero no, Marisa en verdad te queremos eres hermosa, amigable, respetuosa, una excelente líder, no solo te queremos porque tenemos que hacerlo, no, te queremos y te aceptamos como nuestra Reyna y como nuestra amiga, por ser simplemente tú, no lo entiendes – si Cloe, por supuesto que lo entiendo, pero por esa misma razón no lo van a aceptar, por ser hijo de quien es – Cloe un poco molesta dijo – Marisa, que el chico sea el hijo del hombre al que más detestamos y odiamos en este mundo, no significa que el pueblo no vaya a querer conocerlo y descubrir quién es realmente. Mira, pronto será luna nueva y ya conoces la leyenda, es la luna de los cambios, de un nuevo comienzo, así que si quieres realmente mi opinión llámalo, cuéntale todo, y si luego de que sepa toda la verdad quiere quedarse, en dos días lo presentaras ante todos y dirás que en la siguiente luna nueva se convertirá en nuestro rey, así de sencillo Marisa, eres la Reyna, nuestra líder y gobernante y no tienes un esposo a tu lado para ayudarte y nosotros no tenemos un rey quien nos dirija en muchas cosas en las cuales tu más que nadie sabe que no puedes regir, necesitamos un rey Marisa, y tú a tu alma gemela. – luego de que Cloe se hubiera ido, Marisa medito todo aquello que habían hablado y llego a la conclusión de que tenía  razón, los hijos no tienen por qué ser iguales a sus padres, después de mucho pensarlo y meditarlo había tomado una decisión, llamar a Emiliano, contarle y explicarle todo y luego de saber la verdad, todo lo demás ya venía de que él decida, si quedarse o no a su lado para toda la eternidad.

El príncipe dormía plácidamente en su habitación y en cuanto sintió que le acariciaban el rostro muy delicadamente, con amor, como con miedo se despertó y vio que la que lo acariciaba era su hermosa hada solo la miro y sonrió – despertaste – dijo el hada – ven, levántate tengo algo muy importante que decirte – el príncipe sorprendido se sentó en la cama recostándose en su cabecera y la miro extrañado – está todo bien? Que es eso tan importante que tienes para decirme – pregunto el príncipe mirándola muy fijamente a los ojos – em… es que … no sé por dónde empezar – dijo nerviosa – no te preocupes respira, relájate y cuéntamelo – repico el príncipe – el hada respiro hondo, se relajó y dijo – ok, Emiliano esto que te voy a decir solo lo sabemos una cuantas personas y si te soy sincera ni tu madre ni yo queríamos que te enteraras de esto, pero bueno sucedió y las cosas deben seguir su curso y… bueno aquí voy, hace dieciocho años cuando yo ascendí al trono tenía una dama de compañía, no, ella era más que eso, ella era mi mejor amiga, Elena, ese era su nombre, era muy hermosa pero también muy traviesa – Marisa sonrió – y si te soy sincera también poseía cierto desdén por las reglas, casi nunca me hacía caso, casi nunca obedecía, pero era la chica más fiel y honesta que yo había conocido una tarde un hombre se acercó al muro de cerramiento de my reino justo cuando Elena estaba recolectando unas flores para mí, en ese entonces no existía la valla de cerramiento de púas solo era una gran pared de ramas enredaderas muy hermosas, según me conto, el chico se acercó a ella y le entrego una flor que muy seguramente se le había caído estuvieron hablando por lo que parecieron fueron horas, Elena me dijo que era un hombre muy guapo y muy caballeroso tenia pelo negro y según ella unos ojos tan azul que hipnotizaban – Marisa sonreía recordando cada una de las cosas que le había dicho su amiga – en ese entonces no supimos quiénes eran sus padres, ni quien realmente era él y él tampoco sabía mucho de este mundo o de quien era realmente ella, se enamoraron, y se amaban muchísimo siempre pasaban sus tardes en los jardines que rodeaban el claro, jamás se alejaban demasiado de la pared, ni se acercaban demasiado al castillo siempre era en medio de ambos lugares, una noche el chico vino a visitar a Elena, pasaron la noche juntos y luego ella quedo embarazada, no se vieron por una semana, no sé porque, quería conocerlo, así que le pedí a Elena que lo hiciera pasar a mi castillo, cuando lo vi entrar me sorprendió muchísimo saber que aquel chico era nada más y nada menos que el hijo del rey Carlos y la Reyna Priscila – en ese momento, Emiliano abrió mucho los ojos pues él sabía que aunque no los conocía esos eran los nombre de sus abuelos, así que dijo/pregunto – igual que mis abuelos? – Marisa sonrió – igual que tus abuelos, pero déjame terminar si? – lo siento, prosigue – ok, me sorprendió mucho verlo y saber quién era, yo ya lo conocía de antes, cuando el príncipe tenía 10 años, los reyes y yo hicimos un… tratado de paz se le podría decir ellos reinarían su reino y yo haría lo mismo con el mío sellamos el pacto con sangre y magia y juramos que así se quedaría por los siglos o hasta que yo decidiera dejar el trono a mis herederas. Elena falleció dando a luz a su hijo, ese chico creció apartado de este reino, creció criado por su padre que luego de 2 años del nacimiento del su primogénito ascendió al trono y su memoria de este mundo, de Elena, de mí, de quien en realidad era su hijo fue borrada, no fue por maldad u odio, simplemente fue por protección, así que un día hace 10 años el nuevo rey, lleno de curiosidad se acercó a la valla con algunos de sus hombres, y la cruzo, al ver la hermosura de mi reino quiso adentrarse más, pero no se lo permití, él debía respetar los acuerdos – Marisa empezaba a enojarse una vez más, recordado aquel suceso, fue levantándose de la cama y camino hacia la ventana por la cual se podía ver a lo lejos su reino – pero no lo hiso, no sé si es que no los conocía o simplemente quería… no lo sé retarme… tal vez, aparecí en el claro y lo mire escondida, quería saber que iba a hacer o si recordaba algo pero cometió el error de acercarse a mi más preciado objeto, unas hermosas flores las cuales en su interior poseen la magia más pura y hermosa que jamás haya existido, me acerque a él por detrás y le pregunte que que quería, y el me respondió preguntándome quien era yo, me pareció que en verdad no recordaba nada, asique le dije todo respecto a quien era con el temor de que al hacerlo también recordara a Elena y quien o que era su hijo, me reto, nos enojamos, el arranco una de mis flores y salió huyendo dejándome lastimada en el piso no sé si lo saber pero las hadas somos alérgicas a la plata y el llevaba un anillo de plata, el anillo del rey, la verdad no creo que recuerde nada – dijo la Reyna sonriendo un poco u acariciando con sus dedos el borde de oro de la ventana del príncipe – pero… – dijo el príncipe – no, por favor déjame terminar y te prometo que en cuanto termine contestare a cada una de tus preguntas y te hare yo a ti una, la pregunta más importante que tal vez nunca haya formulado en mi larga e inmortal vida – de acuerdo sigue entonces – dijo el príncipe – aún no te he dicho lo más importante, al Elena ser un hada y el rey ser humano, el niño que tuvieron es mitad hada y mitad humano, hace algunos días entro un chico muy guapo en mi reino, me sorprendí, pues en la vallas que cierran el paso hacia el interior hay un poderoso hechizo lo puse en cuanto el rey me robo, no quería que ningún humano volviera a entrar en mis tierras así que selle la valla a prohibí el ingreso de los humanos pero, las personas que en sus venas contengan sangre mágica si pueden pasar – la Reyna se detuvo y miro hacia Emiliano, se encontraba confundido y se preguntaba cómo es que el siendo humano pudo entrar a su reino así que pregunto – Marisa ese… ese chico soy yo verdad y toda la historia que me cuentas igual, verdad son mis padres, Elena es mi madre y el rey cuyo nombre no quieres pronunciar es… es mi padre verdad? – pregunto el príncipe Marisa no le contestaba así que volvió a preguntar – verdad?, respóndeme por favor necesito saberlo – la Reyna camino hacia el que dando a unos pasos de separación  – si Emiliano, esa es tu historia,… pero espera eso no es todo por favor déjame terminar si? – De acuerdo, termina pero hazlo rápido porque tengo muchas preguntas – dijo el príncipe – sí, me lo imagino – replico la Reyna – en… mi mundo hay una historia una leyenda dice que una Reyna o un rey hada solo se pueden enamorar una vez en la vida, porque una vez que se encuentra esa persona especial no se necesita nada más para ser feliz, esa persona será la que te de el aire para respirar, la que te haga sonreír todos los días, la que te proteja, te cuide, te ayude en todo lo que necesites la que este contigo en todo momento ya sean momentos buenos o malos siempre está contigo, te preguntaras como se reconocen estas almas gemelas y porque te cuento esto verdad? – el príncipe solo asintió ya que no podía creer lo que  estaba escuchando, ni porque se lo contaba a él, se preguntó si el seria su alma gemela – bueno pues cuando te conocí, me pareciste el chico más hermoso que nunca hubiera visto – el hada sonrió, y se acercó a él para acariciarle el rostro, mientras lo miraba con el amor más profundo y más puro del mundo – luego me confundiste, porque no era posible que simplemente fueras un humano común y corriente, cruzaste mi hechizo así que debes tener sangre mágica, y me lo confirmaste cuando me encontraste en el árbol, y luego hiciste que apareciera la gema – pero y que tiene que ver una simple gema en todo esto? – Le pregunto el príncipe – Marisa lo miraba con tanto amor, que creía que en cualquier momento se le podía salir de las manos y hacer algo que no correspondía en el momento – esa simple gema como tú la llamaste, solo la puede entregar el rey a su Reyna, es una muestra de amor incondicional solo para los reyes, el hombre se la entrega a la mujer para sellar un pacto de amor eterno – Marisa bajo la mirada y Emiliano abrió tanto los ojos por la sorpresa que pensó que se le iban a salir luego, con cuidado la tomo del mentón e hizo verlo a los ojos, Emiliano le sonrió y la beso, al principio Marisa no le siguió por la sorpresa, pero después si, era un beso lento, lleno de amor, luego se volvió apasionado por ambas partes Emiliano la empujaba caminando hacia atrás hasta que cayeron sobre la cama besándose muy apasionadamente, Marisa recordó que tenía que hacerle LA pregunta así que se separó un poco de él lo miro directamente a los ojos y dijo – Emiliano recuerdas lo de la pregunta que te dije antes – el príncipe solo pudo asentir ya que no le salieron las palabras estaba tan contento de que Marisa fuera su alma gemela que no podía pensar en otra cosa que no fuera ella entre sus brazos – recuerdas lo de las almas gemelas y que solo nacen para hacerse feliz la una a la otra? – Emiliano volvió a asentir – bueno, pues como deduzco que ya sabes que tú y yo somos almas gemelas y que no nos podemos separar, quería saber si después de saber todo lo que te he dicho quieres, convertirte en mi rey – Emiliano abrió muchísimo los ojos nunca pensó que esa sería su pregunta, estaba tan feliz que lo único que hizo fue tacar su boca con un beso profundo y apasionado, luego se separó un poco y susurro sobre sus labios – sí, sí quiero ser tu rey, tu alma gemela, si tu aceptas ser mi único y verdadero amor –  Marisa estaba al borde del llanto, solo logro asentir y volverlo a besar, esta vez fue un beso lento, lleno de promesas, de amor lleno de compromiso, de pasión lleno del más grande y puro amor.

No tardaron en notar que alguien tocaba a la habitación del príncipe así que se separaron y Emiliano dijo – entre – en cuanto Marisa vio que era el rey Perseo quien entraba se levanto de la cama y fue hacia la ventana, el rey al fijarse de quien era la persona que estaba en los aposentos de su hijo, con tono un poco brusco pregunto – que haces aquí, tú no puedes entrar a mi castillo – Marisa simplemente lo vio y rio – hice lo que dijiste busque, encontré y leí el documento de… propiedad que me dijiste tú no puedes entrar en mis terrenos, en mi reino – Marisa rio nuevamente y dijo – se puede saber en qué parte del documento dice que tengo permitido entrar en tu reino? Porque yo no lo recuerdo – el rey frunció el ceño enojado y se acercó a ella, la tomo por el brazo con fuerza, el hada salto hacia atrás soltando un gran alarido, pues la había agarrado con la mano del anillo, de inmediato Emiliano se acercó a ella y dijo – que te pasa estas bien? – bajo la vista hacia su brazo y vio que estaba tan rojo que parecía fuego – por dios, como te hizo eso, ni con toda la fuerza del mundo te quedaría tan rojo – extrañado se volvió hacia su padre y lo encaro – ¡que le hiciste, mira como esta que le has hecho! – ¡no! Emiliano no te te preocupes, mira ya está sanando – los tres miraron hacia su brazo y si, efectivamente ya casi no estaba rojo, Marisa enojada le dijo al rey – y tú, ¡no vuelvas a tocarme en toda tu vida, no puedo tocarte a ti directamente por una promesa que hice hace mucho tiempo, pero nunca dije nada sobre tu reino, así que atrévete a volver a tocarme con tu asqueroso anillo de plata o con cualquier cosa que contenga esta y atacare contra tu reino, lo juro Perseo no tendré compasión! – Marisa acariciando su brazo se volteo a ver por la ventana y por lo bajo dijo – no esta vez – como que no esta vez – dijo el príncipe – y como sabes mi nombre, jamás te lo he dicho de eso estoy muy seguro – dijo el rey, Marisa creyó que no la habían escuchado pero al parecer si lo hicieron así que respiro profundo y volteo hacia el rey y su hijo, y dijo – no importa cómo se tu nombre y… no importa lo que dije – miro a los ojos al rey y por lo bajo dijo – ya nada importa, no lo crees Perseo ya no interesa, esto – dijo señalándolos a ella misma y al rey – no importa ya no tiene ningún sentido que nosotros dos justo estemos aquí, parados hablando como si nada – el hada volteo nuevamente hacia la ventana y dijo por lo bajo – ya nada importa sin ella no sé a qué te refieres, no sé qué es lo que no tiene importancia para ti, no se a lo que te refieres señalándonos de esa manera es la segunda vez que te veo, no sé qué haces aquí ni que haces con mi hijo pero… – pero claro que no lo sabes, no puedes sábelo, ella no lo permitió, hizo todo esto para protegerlos y … yo no puedo cambiarlo, no sin ella – irrumpió Marisa – Emiliano estaba parado junto a su padre sin poder entender nada de lo que su hermosa hada estaba diciendo –  no te entiendo Marisa, a que te refieres y quien es ella a quien te refieres – pregunto Emiliano – Marisa cabizbaja contesto – me… me refiero a tu madre Emiliano, ella les borro la memoria a ti y tu padre a el – dijo señalando al rey – se la borro una semana antes de que nacieras, y a ti al momento en el que te sostuvo en sus brazos, no quería que sufrieran, no quería dejarlos pero tuvo que, un hada no puede tener hijos con humanos no es nuestra naturaleza, y en cuanto decidió tenerte, firmo su propia sentencia de muerte – dijo Marisa viéndolos a ambos – y estas segura de que no puedes hacernos recordar, que no puedes hacer nada? – dijo Emiliano – no Emiliano, lo siento no puedo hacer nada – dijo Marisa acariciándole el rostro – pero si eres la reina como es que no puedes hacer nada, tiene más poder que ninguna otra criatura de tu reino tienes, que poder hacer algo – Marisa cabizbaja respondió – no, lo siento, no puedo, ni con toda mi magia es posible romper un hechizo asíno te creo, no puedo creerte – dijo el rey, Marisa lo encaro mirándolo muy fijamente a los ojos – que, que no puede creer que le borraron la menoría, que por las venas de su hijo también corre sangre mágica o que un hada lo amara tanto, como para dejarse morir para que usted pudiera tener su tan preciado heredero – el rey, desesperado se puso a dar vueltas y vueltas la por habitación de su hijo mientras se pasaba las manos por el pelo con confusión al no saber si creerle o no a aquella hada que estaba para justo en frente de el – de acuerdo, supongamos que te creo, quiero que nos devuelvas la memoria, si no escuche mal mi hijo te llamo reina así que me imagino que tienes el poder suficiente coma romper el hechizo no?que no escucho lo que acabo de decir, no puedo, ¡NO PUEDO!, En un hechizo demasiado poderoso, es un hechizo salido del verdadero amor de un hada no puedo hacerlo, ya no tengo lo que se necesita para romperlo – dijo Marisa – que necesitas – se apresuró a decir Emiliano – podemos conseguir cualquier cosa en el mundo, solo dinos lo que es y lo tendrás amor, pero por favor solo, solo rómpelo si? Puedes hacerlo, yo lo se confió en ti – dijo Emiliano acariciándole la mejilla, Marisa lo miro a los ojos con todo el amor y la ternura del mundo – no, lo siento amor pero lo que necesito no lo venden precisamente en el mercado – dijo Marisa acariciándolo igualmente – lo que necesito el un flor, una flor muy especial, porque en ella tu madre escondió todo el amor que no pudo darte, lo encerró con un hechizo en un flor, y ya no la tengo – que pero como que no la tienes si nadie puede entrar en tu reino como es que simplemente ya no la tienes – dijo molesto el rey – si, como lo escucha, yo ya no la tengo la robaron – dijo Marisa mirándolo a los ojos – no te creo, cómo es posible que alguien en tu propio reino te robe, no que son todos muy unidos no lo entiendo –  sí, somos todos muy unidos como una gran familia, no fue mi  pueblo quien la robo – a no?, Y entonces quien fue – Marisa lo encaro mirándolo a los ojos y con una muy sínica sonrisa dijo – tu, o es que ya no lo recuerdasclaro que no, yo no te he robado nada – espeto molesto el rey – de acuerdo, entonces te refrescare un poco la memoria, cuando entraste en mi reino robaste una hermosa flor de color rosa pálido con azul y con unos pequeños diamantes creciendo en sus hojas – el rey la miro extraño y haciendo memoria recordó que si era cierto y que tenía aquella flor resguardada en un hermoso y secreto jardín, el rey resoplo y dijo – bien, es eso todo lo que necesitas para romper el el hechizo? – Marisa solo asintió – bien, entonces – dijo el rey mirando simultáneamente a su hijo y a Marisa – síganme.

Marisa y Emiliano extrañados lo siguieron, Emiliano estaba muy confundió, se preguntaba que pasaba, de donde se conocían su padre y Marisa y lo más importante de que flor y de que robo hablaban y hacia donde los dirigía su padre, siguieron caminando por los largos pasillos del castillo hasta que se pararon frente a una pared que tenía como una rosa en diamantes, Marisa rio y pregunto – ja lo encontraste – dijo tocando las hojas de diamante que tenían aquella puerta secreta – si tus padres – dijo viendo al rey – y tus abuelos – volteo hacia Emiliano – estuvieran vivos hubiera perdido una apuesta, cundo la encontraste – pregunto Marisa al rey mientras ella continuaba tocando los diamantes – como , tu sabias de ese lugar? – Pregunto el rey mirándola extrañado – jajaja es en serio? – Giro a ver la cara del rey la cual era de una completa extrañeza – Elena, tu madre, me sugirió que les diera un obsequio a los reyes luego de firmar los acuerdos, le pregunte que cual sería un buen regalo y me contesto más obvia que nunca pues un jardín encantado con algunas de las flores que tenemos en el reino, me pareció una gran idea así que – Marisa dejo derramar unas gotas de su sangre sobre el centro blanco de la flor de diamantes y luego lo empujó hacia atrás así abriendo la puerta secreta entrando en el hermoso jardín dijo – esa noche, luego de firmar, les dije que tenía un obsequio muy especial para ellos- dijo recorriendo todo el hermoso lugar con la mirada – les pregunte cual era el pasillo más lejano que tenían en el castillo, me trajeron hacia aquí con unas flores de diamantes hice la puerta – dijo volteando a señalarla – luego con esmeraldas hice el suelo – dijo señalándolo – luego con amatista hice las paredes y los bancos – dijo señalándolos – luego con zafiros de estrella hice el techo – dijo señalándolo prosiguió a tronar sus dedos para que luego todo se iluminara y del techo se empezara a formar una hermosa cascada cuya agua parecía  ser de diamantes – y luego plante algunas de mis flores aquí como lo pueden ver – dijo señalándolas – de hecho algunas tienen magia en su interior – se agacho a acariciar una en particular que le llamó mucho la atención era la flor de su amiga la tomo con gran delicadeza en sus manos y cerró los ojos sintiendo todo el amor que nunca pudo llegar a entregarle a su hijo, se levantó del suelo con la flor en las manos y se la acerco y entrego a un muy confundido Emiliano – cierra los ojos y solo siente – le dijo Marisa al oído – Emiliano izo lo que le dijo – Siente todo el amor, la pasión, las caricias, los consejos todo lo que estas sintiendo es todo lo que tu madre quería para ti, todos los susurros que escuchas, son todos los consejos que quiso darte, todos los besos que no puedo entregarte, todo ese amor es lo tu madre quiere que siente a cada segundo de tu vida – Emiliano abrió los ojos y lo primero que hizo fue lanzarse a los labios de su hermosa hada, las lágrimas que dé el brotaban se colaban por entre sus labios, pero eso no importo, ese beso era lo que el más necesitaba en el mundo en ese momento, todo lo que había sentido hace solo unos instantes fue muy fuerte para él, tan real y a la vez muy emocionante ya que nunca nadie lo había amado tano en tan solo unos segundos en cuanto se separaron por la falta de aire Emiliano dijo – y tú vas a darme eso, vas a amarme cada segundo de nuestras vidas, sin miedos, sin esfuerzo – sin mirar atrás, sin tiempo, sin medida, te prometo amarte con cada célula de mi cuerpo y sin faltarte ni un solo segundo, solo si tú me prometes lo mismo – lo interrumpió Marisa – prometo amarte cada segundo de mi vida con cada célula de mi cuerpo, sin medida, ni tiempo – juro Emiliano. El rey estaba muy confundido, no entendía que pasaba entre su hijo y aquella hada, pero podía ver a simple vista que realmente estaban enamorados, que de verdad se amaban el nunca sintió algo como aquello o por lo menos no lo recuerda – quisiera saber que se siente estar verdaderamente enamorado quizás si lo estuve solo que supuestamente la única mujer a la que he amado me borro su recuerdo de nuestro amor – pensó Perseo mjm se aclaró la garganta interrumpiendo a los novios – disculpen pero que pasa entre ustedes? – dijo el rey – papa, em… si cierto no te lo he dicho, ella es bueno como ya sabes es Marisa la Reyna delas hadas y bueno la historia es larga pero en resumen al mi mama ser un hada y tu un humano eso me hace ser mitad hada y al parecer soy su alma gemela – explico Emiliano – y también mi rey – en cuanto Marisa dijo eso, el rey abrió los ojos sorprendido y asustado porque ya no tendrá un heredero, pero como si Marisa hubiera leído su mente dijo – no te preocupes por tu reino, igualmente ascenderá al trono, será tu heredero si o si en eso no hay problemas ni discusión – esperen – dijo Emiliano un poco preocupado – ósea que seré rey de dos reinos? – pregunto Emiliano co los ojos muy abiertos Marisa dijo – amor no te preocupes – lo harás bien hijo – irrumpió el rey – aparte yo estaré a tu lado para ayudarte en todo lo que necesites – sí, claro, ok, si, perfecto me gusta la idea – dijo Emiliano un poco menos asustado – bien, ahora a lo que en realidad vinimos hasta aquí – Marisa tomo la flor en sus manos y sonriendo dijo – quien quiere recuperar sus recuerdos – Emiliano y el rey sonriendo respondieron al unísono – vamos – la última en salir fue Marisa que nuevamente al cerrar la puerta tras de sí derramo un poco de sangre en ella escondiendo así la flor de diamantes de la mirada de los humanos.

Luego de que salieron del mágico jardín se dirigieron a la biblioteca, al entrar el rey dejo órdenes expresas a su guardas de no irrumpir bajo ninguna circunstancia, y así cerrando la puerta tras de sí Marisa coloco la flor muy cuidadosamente sobre la gran mesa redonda que en el centro de la habitación de hallaba – pónganse a mi alrededor por favor – ordeno Marisa, los dos hombre haciendo caso se pusieron hacia sus costados, el rey a su izquierda y el príncipe a su derecha, Marisa cerro los ojos y visualizo a su amiga intento ver en su mente todos los recuerdos que tiene con ella desde los más felices hasta los más tristes desde los mejores hasta los peores risas y llantos peleas y alegría todo lo que le ayudara a llegar al corazón de la flor donde posiblemente se encuentre encerrada su magia más pura la cual será la única que rompa en encantamiento, una vez logrado el primer paso prosiguió con el segundo – muy bien, quiero que los dos cierren los ojos y se relajen respiren profundo y se dejen llevar por cada uno de los sentimientos que esta magia agá salir de ustedes de acuerdo, no quiero que repriman nada si quieren llorar, gritar, reír saltar, lo que quieran, es importante que lo hagan, bien – nuevamente al unísono respondieron – si – luego de la flor empezaron a salir como rayos de distintos colores los cueles iban golpeando al rey y a la príncipe simultáneamente en la cabeza y en pecho, el único sentimiento que ambos demostraron fue alegría, felicidad solo reían y eso a Marisa le pareció estupendo ya que eso quería decir que no tenía malos recuerdos de Elena en su memoria, en cuanto los rayos terminaron de golpearlos cayeron al piso desmayados, Marisa solo espero a que se despertaran pacientemente ya que eso era normal en la recuperación de una memoria, en cuanto despertaron estaba un poco desconcertados pero eso también era normal, lo primero que el rey hizo fue sentarse y recordar todos y cada uno de los momentos que había tenido con su esposa, así es recordó que estaban casados y que su amor era tan grande que en ocasiones sentía que se le iba a salir el corazón para juntarse con el suyo en un solo latido, también recordó que eran muy buenos amigos con Marisa y que ellos tres sabían desde el 3 mes de embarazo de Elena que Emiliano seria el alma gemela de Marisa, recordó que los tres salían juntos reían festejaban hacían casi todo los tres eran los mejores amigos, hasta que Elena le borro la memoria y no recordó o reconoció a Marisa el día en que entro al paramo, de repente se sintió mal por haberla tratado de ese modo así que se levantó y fue hacia ella – lo siento mari yo siento como te trate la otra vez, siento todo lo que te dije o hice en verdad, lo siento – no persi, eso ya paso no recordabas nada no me recordabas ni nada así que en realidad no fue tu culpa – dijo ella – pero, porque no me dijiste quien era no lo entiendo si éramos como los mejores amigos porque no me lo dijiste – lo lamento persi pero no podía, Elena antes de morir me hizo prometerle que jamás te diría nada ni a ti ni a… ni a Emiliano lo lamento pero no podía – Marisa dolida bajo la cabeza y camino hacia Emiliano – como estas? – yo… no lo sé no sé nada lo único que recuerdo de mi madre son sus palabras cuando estaba en su vientre y las caricias que le daba a la panza, ósea a mí  y luego recuerdo el día en que nací recuerdo que lo único que me decía era te amo y que nunca estaría solo porque ella siempre estuviera donde estuviera estaría cuidándome – Marisa sonrió – ja si eso suena como tu madre – también te recuerdo a ti hablándole a la panza me decías que me amabas y que pasara lo que pasara siempre íbamos a estar juntos que no ibas a poder soportar tanto tiempo sin mí – Marisa bajo la cabeza melancólica recordando aquellos momentos, ella sabía perfectamente que en cuanto Emiliano naciera, Elena moriría y que sus obligación era llevarlo con su padre e hipnotizarlo para que lo único que supiera es qué él es su hijo y que su madre había muerto al darlo a luz – si Emiliano todo lo que recuerdas todo lo que ahora sabes es real tu padre tu madre y yo eras los mejores amigos y supimos en cuanto tenías tres meses en la panza de tu madre que tú eras mi alma gemela, que tu seria mi único y verdadero amo, y mi rey por supuesto – dijo Marisa un poco triste pero al mismo tiempo feliz porque por fin podrá hablar con Emiliano sin ninguna miedo a que algo de le escapara y todo se volviera de cabeza – te amo – dijo de repente Emiliano – Marisa abrió los ojos creyendo que lo que acababa de escuchar era solo un pensamiento – ¿Qué? – Dijo ella – pues eso que te amo, mucho – respondió Emiliano acercándose hacia ella para besarla, fue un beso lento, lleno de amor pero al mismo tiempo fue un beso corto ya que Marisa lo corto y le dijo – ¿Emiliano quieres casarte conmigo, quieres ser mi amor incondicional lo que más ame en el mundo, quieres convertirte en mi rey? – Emiliano a eso respondió – solo si tú quieres ser mi amor incondicional yo quiero que seas la primera persona que ve al despertar y la última cuando me vaya a dormir yo acepto si tu aceptas amor mío – Marisa solo sonreía estaba tan feliz que casi no podía respirar – si acepto.

SEIS MESES DESPUES: la Reyna ya estaba lista para caminar hacia el altar, su vestido  era verde claro con algunos toque de blanco largo hasta los pies era como una bata gitana solo tenía un hombro el cual era una tira de diamantes y esmeraldas que caían por su espalda igualmente en la cintura también traía un pequeño tocado en diamantes y esmeraldas tenía una caída libre, sofisticada las zapatillas eran como de cristal tenían pequeñas mariposas por todos lados y una más grande en la punta y otra en el  taló eran realmente hermosos, las joyas erran hermosas, sofisticada pero a la misma vez sencillas el collar al igual que los aretes contenían miles y miles de pequeños diamantes formando hojas y en centro de algunas se hallaba una pequeñas perla, el peinado era suelto con algunas hondas las cuales hacían ver su cabello como si fuera una larga y hermosa cascada y claro que no podía faltar su corona era muy sencilla pero muy linda solamente unas pequeñas hojas de diamantes entrelazadas entre si creando así la impresión de ser una trenza, el maquillaje era muy simple un poco de delineados un poco de sombras en tonos café y dorados pestañina y para sus labios un color rosa muy pálido que lo único que hacía era resaltarlos.

Estoy muy nerviosa – dijo mirándose al espejo – Marisa cálmate ya veros que todo saldrá bien al fin encontraste al amor de tu vida, a tu alma gemela, a nuestro rey y créeme que bajo ninguna circunstancia voy a permitir que te retractes de tu decisión – dijo Cloe –  Marisa volteo y dijo – sí, tienes razón, todo saldrá perfecto al fin tengo a la persona con la que voy a despertar todas mañanas y con la que me voy a ir a dormir todas las noches – volteo de nuevo al espejo y mirándose a los ojos dijo – por fin tengo todo lo que siempre quise y ya todo está en su lugar, nada puede salir mal – volteo de nuevo hacia Cloe y dijo – ya tiene su corona recuerda que al finalizar la boda lo coronare de inmediato – Cloe sonrió – si Marisa no te preocupes por nada ya está todo listo y perfecto – bien, como me gusta, todo a tiempo y perfecto.

Mientras tanto del otro lado del castillo se estaba preparando el príncipe esta toan o más nervioso de lo que estaba Marisa –estoy nervioso – dijo mirándose en el espejo llevaba un traje blanco con chaleco, corbata y pañuelo grises claro zaparos banco con un pequeño detalle en plata y un reloj que su padre la había obsequiado al cumplir 17 años. Eso en entendible hijo te casaras y te convertirás en rey el mismo día – dijo su padre quien observaba por la venta de la habitación la hermosura de aquel lugar le parecía increíble que lo hubiera olvidado – Emiliano volteo a verlo y dijo – estas bien papa? Te noto algo distraído – si hijo, solo es que no puedo creer que olvidare esto, solo mira has visto alguna vez algo más hermoso que esto? Porque yo no, recuerdo que con tu madre nunca entramos decía que no era bueno que yo pasara y ahora entiendo porque – dijo su padre – jajá claro, si entrabas sin antes estar preparado te morías como paso con tus guardias si lo que no entiendo es porque no peso lo mismo la otra vez que entre – se preguntó el rey – jum no lo sé quizás mama te estaba preparando para que entraras y pues… no puedo enseñártelo – el rey vio su reloj y volteo, suspiro y dijo – si, quizás, estás listo es hora – el príncipe respiro profundo una última vez antes de caminar hacia la puerta y decir – sí, estoy listo.

La música empezó a sonar al ritmo de amaízing en el piano la primera que salió fue Cloe como dama de honor llevaba en vestido verde hasta las rodillas igual que el de la novia solo era de un hombro la cual estaba repleta de diamante y esmeraldas, mientras caminaba iba dejando pétalos blancos por el suelo, en cuanto llego le sonrió al rey y a Emiliano quienes le respondieron de igual forma,

De repente se abrieron las puertas y todos voltearon a mirar hacia allí, dios esta hermosa – fue lo único que logro pensar Emiliano – mientras Marisa caminaba hacia quien se convertiría en su esposo y en su rey se fijaba en lo hermoso que estaba todo habían pétalos de rosas por todo el suelo velas a los lados para iluminar su camino sillas a ambos lados del pasillo envueltas en seda to estaba muy hermoso.

En cuanto llego al altar Emiliano la tomo de la mano para ayudarla a subir en cuanto vio sus zapatos quedo anonadado eran de cristal se preguntó cómo era eso posible no se rompían?. La ceremonia comenzó y llego el momento de entregar los anillos eran muy lindos el de Marisa tenía unas hojitas pequeñas también en diamantes y el de Emiliano eran como hojas tranzadas y por dentro decía PANTOTE (siempre en griego)    a la hora de decir lo votos solo dijeron eso mismo PANTOTE ya que todo lo que se tenían que decir ya lo habían dicho en muchas otras ocasiones y no era necesario repetir lo que en sus corazones ya sabían. Termino la ceremonia y llego el momento de la coronación – estás listo? – le pregunto en u susurro Marisa a Emiliano – a lo que el respondió con si – bien, hoy estamos aquí para la coronación de su nuevo rey – dijo Marisa en ese momento todos aplaudieron y entro Cloe con la corona era muy simple nada especial como todas la joyas ya mencionadas era una corona de hojas que se apoyaba perfectamente en la frente

– repite después de mí, yo Emiliano acepto ser su rey – yo Emiliano acepto ser su rey – repitió Emiliano – acepto guiarlos respetarlo y aconsejarlos en todo lo que en mi poder este – Emiliano repitió – prometo cuidar de su Reyna apoyarla en todo amarla y respetarla por siempre – Emiliano repitió aquello y con eso Marisa fue bajando poco a poco la corona hasta situarla sobe su cabeza y luego dijo – y ustedes, aceptan a Emiliano como su rey? – todo el pueblo al unísono respondió – si, lo aceptamos como nuestro único y legitimo rey, entonces por el poder que me confiere mi pueblo te nombro nuestro rey – dijo Marisa sonriendo y mirando lo a los ojos luego se acercó a él y le susurró al oído – está listo, no podrás escapar de mi – no iba a hacerlo de igual manera, te amo – dijo Emiliano  muy feliz.

Termino la ceremonia y fueron hacia el lugar de la fiesta estaba igualmente precioso flores de toda clase por todas partes el rededor dela pista de baile estaba igual que en a iglesia tenia pétalos de rosas blancas y velas, el primero en felicitarlos fue el padre de Emiliano, luego vino Cloe y luego todos los demás presentes, – es el momento de el primer baile de los novios y par esta ocasión especial hemos elegido el vals del rey y la reina – anuncio Cloe por el micrófono, Emiliano se acercó hacia su esposa y dijo sonriendo– me concede esta pieza su majestad – a lo cual una muy sonriente Marisa respondió – con sumo placer se lo concedo su majestad, – cuando ya estaban en el centro de la pista, la música comenzó sonar y los reyes bailaron en círculos por toda la pista, en cuanto termino, hicieron reverencia el uno al otro y luego se besaron, cuando llego la hora de irse se despidieron de todos y subieron a la habitación de la Reyna, Emiliano sorprendido dijo – wow, es hasta más grande que la de mi padre– Marisa rio y se acercó a él para besarlo, y luego dijo – sí, eso es porque es la habitación de los reyes, si te sirve de consuelo la mia era tan grande como la tuya – ambos rieron y Emiliano dijo – te amo, te amo como nunca he amado a nadie, te amo más que cualquier persona o cosa, te amo simplemente porque, porque si  – Marisa sonriendo lo abrazo por el cuello y dijo – y yo a ti, te amo más que a nada en este mundo – se acercó a él estaban a los pies de su cama, se besaron y cayeron en un beso tan lleno se pasión, de amor, de promesas y de todo lo que en mundo real no existe, se separaron por falta de aire y Marisa dijo – olvide contarte el final de la historia, con un beso se sella el pacto al amor eterno, pero, con un acto de amor verdadero, se sella el pacto a una vida y muerte juntos, para siempre, ya no podrás alejarte de mí, ni yo me podre separa de ti – Emiliano sonrió  la beso y luego sobre sus labios dijo – es lo que más deseo en el mundo agapi mou (mi amor en griego) PANTOTE – dijo Emiliano viéndola a los ojos – PANTOTE – respondió Marisa sumida en un acto del amor más puro que jamas existió.

María Luisa Gonzáles Pinto, Grado 5°, Centro Educativo Paulo Freire

28. El Mundo Deseado

El día 1 del año 1 del mes 1, de la tierra empezó a crecer muchos tipos de seres, entre ellos las plantas, los animales, y por último los ‘’humanos’’ surgió un mundo nuevo, un planeta entre tantos donde allí se encontraba vida, agua y los humanos parecían muy amigables ante los animales, los animales y los humanos se respetaban entre ellos, se querían, los pocos seres humanos que habitaban este gran mundo querían explorar aprender sobre él, pero había un problema, sí, la comida sin embargo aprendieron poco a poco a cultivar y cosechar con ello se alimentaban, pero ellos decían ‘’esto no es suficiente para nosotros’’ en su mentalidad claro, en tal tiempo no sabían hablar, pero bueno usaban las señas, entonces decidieron cazar para probar el sabor de sus pequeños amigos los animales, lo que no sabían es que era un gran error, se fue una pequeña aldea a cazar ciervos todos estaban muy asustados porque no sabían cómo lo tomarían los animales, uno de ellos logro ver uno entre tantos árboles y maleza, muy asustado y con su lanza de piedra y madera la lanzo apuntando a el ciervo, desde ese momento empezó la gran guerra entre animales y humanos…

Pero claro los humanos pensaban que eso estaba bien por lo que era comida y lo necesitaban para sobrevivir pero no, tal y como fue predicho los animales se enojaron hasta el punto en que los más grandes y fuertes empezaron a atacarlos, los humanos muy contentos con su ciervo cazado no tenían ni idea de lo que se les esperaba, hasta que mataron uno de sus compañeros un gran león negro, furiosos por la muerte de su compañero se fueron con lanzas a matar leones negros, luego se enfrentaron tigres, los humanos preocupados y pensando en que podían hacer para salvarse, empezaron a construir aldeas, casas de paja y madera, armas con mayor filo espadas, hachas, lanzas de hierro, los animales tristes por el comportamiento de este ser llamado ‘’humano’’ decidieron hacerse con sus propios territorios  y vivir cada uno en manada para protegerse de esta nueva amenaza, pero lastimosamente los humanos atacaron para conseguir cada vez más comida, cada vez más eran más y más los humanos, empezaron a avanzar en armas y sus hogares más fuertes, a los animales no les quedo otra que rendirse y alejarse de sus terrenos para tomar otros, tan tranquilos los animales del mar ¿no?, pues no los humanos empezaron a diseñar algo que llamaron ‘’pesqueros’’ empezaron a diseñar redes para pescar, pescaban decenas enormes de peces para alimentarse y hacer armas, con sus escamas armaduras, lo peor es que no solo se enfrentaban a los animales de ese mundo, también entre ellos ignorantes y brutos empezaron a matarse por terrenos que no les pertenecían si no solo a los animales, y los afectados eran los animales de aquellas zonas que cada vez más se tenían que alejar más y más de sus hogares, empezaron a construir algo que llamaron ‘’fortificaciones’’ eran construcciones enormes que estaban amuralladas con piedra, tenían su propia política en cada fortificación un rey que controlaba el ‘’reino’’ y desde ese momento empezó la gran guerra entre humanos contra humanos.

Entrenaban hombres y las mujeres trabajan para los hombres, los hombres los entrenaban para luchar contra otro territorio y de esa forma tomarlo, pero todavía existía una pequeña población que fue creciendo con el tiempo que retomaban la época anterior ‘’los indios’’ pero claro también cazaban porque ya se fue convirtiendo en una gran costumbre del ser humano, estos indios empezaron a creer en ‘’dioses’’ distintos tipos según acontecimientos o lugares de la tierra, o sus elementos, el dios del sol, de la luna, del agua, la naturaleza, los animales, e.t.c, gracias a estas creencias empezaron a respetar más estos elementos para ellos las vacas eran sagradas según la tribu tenían un dios, pero el ser humano ignorantemente quería territorios y como los indios eran indefensos empezaron a atacarlos para tomarse con su territorio, entonces los indios se tuvieron que defender crear armas para luchar contra los ‘’guerreros humanos’’ usaban también a sus amigos animales contra los humanos, pero era inútil luego los humanos empezaron a avanzar en sus construcciones ya los humanos sabían hablar diferentes ‘’idiomas’’, empezaron a descubrir sobre la ‘’energía’’ pero esto fue un problema porque lo usaron principalmente para crear armas, bombas e.t.c, el mundo era un caos de guerra y de problemas entre animales y humanos, hasta que hubo personas que empezaron a pensar sobre lo que estaba pasando y se interponían en el maltrato animal y a los indios, el problema es que los indios ya no confiaban en los humanos y se convirtieron en el principal enemigo aunque claro los indios también eran humanos pero un tipo diferente, por medio de esto se creó el ‘’racismo’’ significa que los indios por ser negros los irrespetaban y los creían inferiores.

Por otra parte los humanos que no querían seguir el camino que estaba tomando la mayoría de la humanidad no eran racistas y respetaban, pues entonces los que no estaban de acuerdo con lo que hacia la humanidad formaban revueltas y los ejecutaban los asesinaban a los que se interponían, pero con el tiempo se fue tomando otra mentalidad ya los humanos respetaban las demás decisiones y pensamientos, fueron progresando en tecnología, con el petróleo generaban energía, diseñaron automóviles para que fuera más fácil la movilización en las ‘’ciudades’’ grandes poblaciones, con carreteras, aún seguían matando animales ya se había transformado en una necesidad en los humanos, así que construyeron grandes edificaciones a las que les llamaron ‘’fabricas’’ en donde a los animales los mataban y les sacaban su piel y su carne para alimentarse en gran cantidad y hacer ropa y zapatos.

Ya habrían pasado miles de años hasta este avance de la humanidad, pero cada vez más gente pensaba en la naturaleza, en los animales porque los humanos también destruían los bosques acababan poco a poco con el agua y los animales ya no tenían más hogar, los que no estaban de acuerdo rogaban que por favor pararan con la destrucción del maravilloso mundo que era su hogar,

Se creó algo que se llamó ‘’redes sociales’’ algo en donde se ingresaba a través de una maquina llamada ‘’ordenador’’ por esas redes sociales la gente empezó a correr la voz sobre lo que pasaba con el planeta, y cada vez más gente se unía a la protesta, empezaron a hacer empresas que cuidaban el planeta pero no era suficiente, seguían destruyendo hasta tal punto en que el sol empezó a calentarse más tenia erupciones y afecto mucho el planeta, por culpa del sol se secaban los ríos, se acababa el agua, pero ya ni había vuelta atrás solo podían mitigar los daños ambientales así que crearon campañas los que se interponían, pero a las industrias y fabricas les daba igual solo querían poder y dinero crearon edificaciones enormes, mas ciudades tecnología que traía radiación y afectaba más a el medio ambiente y los propios humanos, la ignorancia de la humanidad cada vez más era mayor, pero llego el punto en que el planeta no aguanto,

Los animales murieron de sed, los humanos morían por la contaminación, la radiación, el hambre y sed, y el planeta, quedo así: Desolado, destruido…

Los humanos quedaron siendo la peor amenaza para el planeta, con sus máquinas y edificaciones y fábricas, industrias etc., destruyeron lo que alguna vez se llamó:

‘’El mundo deseado, el planeta’’.

Kevin David Hernández, Grado 9°, Centro Educativo Paulo Freire

29. Inmortalidad Maravillosa

Kaída, un pequeño pueblo en donde no se vivía de lujos debido a la pobreza que azotaba aquella época. Mi nombre es Milena Gisade de 19 años, aunque todos los habitantes de Kaída me dicen Lady Gisade, ya que soy la hija mayor del presidente Kei Yokumora del año 1860. Tengo dos hermanas, Michaella de 18 y Chanell 16, y un hermano mayor, Joe de 24 años.

Mi padre es totalmente estricto y últimamente ha estado presionando a Joe y a mí para que busquemos parejas e intentemos expandir terrenos. No sé si mi hermano ya tenga a alguien, puesto que fue llamado por el príncipe Kevin Ceradez para informarle si piensa seguir como sucesor de mi padre o aceptar la invitación de mi Lord y ser un guerrero de Yukita. Pero de pronto, mientras pienso en la decisión de Joe, se escuchan carruajes y gente aplaudiendo. Salgo rápidamente de mi trabajo y me encuentro con mi padre, Michaella y Chanell. Ellos me dicen que mi hermano ha vuelto y que con él viene el príncipe. Instintivamente, entro a la casa y tomó un vestido para ocasiones como esta, porque no se me ocurriría recibir ni a mi hermano, ni a mi Lord con el traje de trabajo.

Vuelvo afuera y todos están reunidos en la plaza central esperando, porque Lord Kevin dará un discurso. En medio del montón de gente, una mano me jala, sacándome de inmediato. Es Joe, me dice rápidamente que esté muy atenta y que piense rápido, que en unos minutos llamarán a toda la familia Yokumura para saber quién se queda y quién no. Me confundo un poco pero segundos después captó la idea, fui a un estanque y revise que estuviera arreglada. Vuelvo y justo empieza el discurso.

Damas y caballeros, habitantes de Kaída. El príncipe Kevin Ceradez, dará un discurso a continuación.

Buen día, habitantes de Kaída. He venido a informarles que los hijos del señor Kei Yokumora, serán trasladados a la ciudad Yukita.

Quedo totalmente sorprendida, pero al ver a mi padre, notó que él está nervioso, feliz y a la vez triste. Pero no tengo el permiso de moverme.

Empezaré a llamarlos de mayor a menor, pasarán todos y según las condiciones que escuchen, pondrán la marca del sello en alguna de las dos casillas, acepto o no acepto. Luego de eso los que acepten se pondrán al lado izquierdo del altar y los que no, al lado derecho con el presidente Kei Yokumora.

Joe Yokumora, Milena Yokumora, Michaella Yokumora y Chanell Yokumora. Cuando todos pasamos por el altar, vi tres de nosotros se hicieron al lado izquierdo y solo uno al lado derecho. Joe, Michaella y yo, decidimos ir a la ciudad. Pero Chanell se quedó con mi padre. Fue entonces que mi padre subió al altar.

Buen día. Esta decisión ha sido muy de repente, hasta hace unos minutos me enteré, porque ha sido una decisión que tomo mi hijo mayor a último minuto. Al principio me negué, pero ahora me doy cuenta de que ha sido una buena propuesta. Además todavía me queda un sucesor mío quien dirigirá en un futuro este pueblo. Gracias.

El carruaje saldrá mañana por la mañana con algunas provisiones. Dice Lord Kevin. Despediros de vuestro padre y gente conocida. Podrán venir una vez a finales de año. Hace una reverencia y baja del altar.

Nosotros tres bajamos segundos después y mi padre nos informa que habrá una reunión familiar en la casa en diez minutos.

Yo salgo corriendo hacia el bosque, pensado en la decisión que acabo de tomar, puesto que teníamos solo dos minutos para decidir si no íbamos o no. Me detengo frente al cerezo en el que fue enterrada nuestra madre, después de su muerte. Se detiene el tiempo y me encierro en mis pensamientos que invaden cada vez más mi ser.

¿Estará bien la decisión que tomé?, ¿Es lo que mi padre quería?, ¿Para qué me necesitaran en la ciudad?, ¿Por qué nos llamarón a nosotros?… No podía responder a aquellas preguntas, fue entonces cuando se me vinieron recuerdos de mi infancia, cuando no teníamos que preocuparnos por nuestro futuro como sucesores o una vida en la ciudad. Noté como las lágrimas caían al suelo y una suave brisa acariciaba mi pelo.

Pasó el tiempo y regresé a la casa, en donde me esperaban ya todos.

¡Gisade!, gritó Joe, ¡¿Dónde estabas?!

Yo solo me retiré un momento…

¡Esa no es excusa para tardar una hora sin avisar donde estabas!

¡¿Una hora?! La verdad se me fue el tiempo, me disculpo por llegar tarde. ¿Ya están todos aquí?

Sí. Espera en la sala. Nuestro padre tiene que decirnos algo muy importante.

Mientras Joe fue a buscar a los demás por la casa, me pregunte en que momento había pasado tanto tiempo y además no entendía el afán que tenía el, apenas eran las seis de la tarde y el carruaje salía mañana como a las nueve. En ese instante entra mi padre con “la mujer mística del pueblo”. También baja Joe, Michaella y Chanell.

Hijos míos, ustedes deben ya conocer a Taliandawa “la mujer mística”, ella está aquí porque yo se lo he pedido. Ella les dará consejos que les pueden ser útiles en la ciudad, para su seguridad y futuro. Por favor denle la bienvenida y empecemos.

En medio de un unísono, dijimos: Bienvenida, le damos gracias por su presencia aquí.

Pequeños jóvenes, trátenme como si fuera de su familia, no sean tan formales. Se rió un poco. A continuación pasaré uno por uno indicando sus ventajas, información formal para el castillo, dándole objetos valiosos para que todos puedan estar seguros.

Nosotros siempre estuvimos de su lado y por lo que narran otras personas, ella siempre termina teniendo la razón, así que ya estamos acostumbrados sus objetos místicos y palabras extrañas.

Inicio con la hija menor, la única que decidió quedarse con su padre y seguir con sus obligaciones. Agarró sus manos y sus ojos se pusieron blancos. Chanell, tu futuro como presidenta es muy exitoso, las personas apoyaran tus ideas…Después de que diera su discursos hacia Channel y Michaella, me tocó a mí.

Lady Gisade, tú serás la encargada de las infiltraciones para el castillo, pero corres peligro al llegar allí, el que es conocido como “El dragón”, será tu mayor enemigo. Tú lo capturarás pero puede que tu futuro cambie a medida que pasé el tiempo, tienes que ser muy lista, saber improvisar y cuidarte de las personas que te rodean. Además conocerás a alguien que estará contigo por el resto de la vida, pero tendrás que sacrificarte para estar con él.

No faltaba más, mi futuro sonaba complicado, con muchas dificultades y mi cabeza estaba rodeada de preguntas, esa noche no dormiría. Fue entonces que me entrego una maleta, de las más grandes que había en pueblo. Y me dijo, apartándome de los demás –El libro que se encuentra aquí, son las instrucciones de todos los objetos que se encuentren. Obsérvalos cuidadosamente y antes de irte, colócate el collar y la pulsera y no te los quites jamás.

Luego de que todos pasáramos por los consejos de la mujer y de que nos entregara los objetos, fuimos a alistar nuestras cosas. Era el amanecer. Se hizo la noche y fuimos a descansar.

Al día siguiente, nos despedimos de mi padre y mi hermana. Cogimos las maletas y mientras nos alejábamos, la gente nos despedía con aplausos.

Después de como cinco horas, llegamos a la ciudad y yo quede asombrada, cada lugar de Yukita parecía tener una chispa de magia. Parecía que fuera el Edén, era muy hermoso y todos parecían convivir los unos con los otros. Desafortunadamente no tuve la oportunidad de mirar mucho, porque una vez que entramos a los límites de Yukita, no nos demoramos en llegar al palacio.

Se nos fueron indicadas nuestras habitaciones, que desempacáramos la poca ropa que traíamos, nos acomodáramos, aseáramos, comiéramos y fuéramos a ver al príncipe.

Después de que todo esto sucediera, el príncipe me dijo que yo sería su personal encubierto, ya que había visto que yo tenía habilidades especiales, que solo tenía que tener un poco de práctica con algunas armas. Pero me pregunto cómo sabía que yo tenía estas habilidades, él nunca vio como apuntaba o disparaba un arma. Tampoco sabía de mis habilidades para ser sigilosa, para ser intuitiva o algo parecido.

Mientras pensaba y procesaba la información de Lord Kevin, alguien tocó a mi puerta. Era una criada, me entrego un uniforme negro, estirable, entero, con el una nota diciendo que le entregará toda mi ropa a la señorita que me traía mi nueva ropa. Luego de ver que me había entregado, me di de cuenta de que toda era negra. Algunas de ellas muy formales y las otras muy cómodas a mi gusto, probé algunas prendas y al fin me quede con una, ya que tenía que volver a presentarme pero está vez en frente de toda la casa. Así que me puse más accesorios que me había entregado “la mujer mística” antes de salir.

Me presente ante todos ellos, pero hubo uno que me llamó mucho la atención, iba muy abrigado, también de color negro y no se acercaba mucho a nosotros, me pareció sospechoso. Luego cuando la celebración de bienvenida término, nos  llamaron a nosotros los Yokumora. Entonces nos dijeron – Ustedes han sido trasladados aquí porque necesitamos de su ayuda. El rey Apolo Ceradez los conoció cuando ustedes eran pequeños, porque era muy buen amigo de su padre y fue él quien le dijo que los entrenaría y que algún día servirían aquí. Como ven ese día ha llegado y como se han preparado durante mucho tiempo estarán listos para una misión clase S. Nos mostró los datos obtenidos hasta el momento. No pude deducir mucho al instante, pero nos advirtió que mañana saldríamos a buscar pistas con Hikota y Makaro, también investigadores del “El Dragón”. Me despedí y fui a descansar.

Pasaron tres semanas y logré observar que era una fuga de la casa, es decir, era alguien que trabajaba para la Cámara de Representantes. Todas las pistas concordaban hasta el momento, Hikota siempre se oponía, pero todos apoyaban más a lo que veían que a las falsas palabras que aquel hombre hablaba.

Cinco semanas después logramos vincular con Joe, que el sujeto había asesinado a más de 10.000 personas, además que era casado y tenía dos hijos. Me vine a dar de cuenta que el perfil que estábamos buscando siempre estuvo con nosotros, era el sujeto de abrigo negro en la celebración, el investigador que tanto desaprobó cada evidencia y teoría que proponía. Rápidamente el escuadrón se movió para intentar atraparlo.

Sin más pensarlo, me puse el uniforme que me habían entregado al comienzo, leí a una velocidad impresionante el resto del libro de instrucciones que me había dado la mujer y me coloque apropiadamente todos los accesorios, eran como unos veinte, pero yo no sentía que llevaba nada.

Salí y cuando recorría la calle de Eskita, lo vi cara a cara acabando de cometer un asesinato. Instantáneamente el me disparó pero no sufrí ningún daño, era evidente que todo lo que me puse, funcionaba, pero para mi sorpresa el traía también aquellos elementos que protegían al ser que los portaba. No vi exactamente como sucedió pero al segundo, ya no estaba allí. Fue entonces cuando me agarraron del estómago y me tapo la boca para que no pudiera  gritar. Cuando por fin me soltó, no podía creer lo que veía, era el príncipe. Sin pensarlo hice una reverencia y conteste:- ¡Kevin Lord! Con todo respeto ¿Qué está haciendo aquí, si sabe que es un lugar peligroso?

– Estoy consciente de eso, no hay problema, yo ya se cuidarme y saber en qué puedo ayudar. Además que hubiera pasado si yo fuera el otro sujeto ¿Estaría muerta tal vez?

– No mi Lord, como usted ya sabe estos artefactos me protegen de cualquier cosa.

– No se sienta tan segura, que pasa si se cae desde un lugar muy alto, veo que no tiene la marca de las alas.

– En eso acertó Lord Kevin, pero siempre he de tener cuidado y ya que usted está conmigo, tengo la obligación de llevarlo conmigo y protegerlo, ya que no puedo devolverlo, entonces “El Dragón” escaparía.

– Entonces continuemos con la persecución.

En ese momento salimos del lugar en el que estábamos y fuimos tras las pistas que se reflejaban a través de la “doble-visión”. Cuando por fin logramos llegar al lugar en donde se encontraba, estaba despidiéndose de su familia. Salto al techo en el que estábamos y por fin pudimos ver su cara. Entonces le dije al Kevin Lord que se fuera. Entonces él fue por la gente para que me ayudaran.

Mientras eso pasaba, estuvimos peleando por intentar tomar la vida del otro, fue cuando él me obligó a retroceder a un punto muy alto. Allí tome la espada que me regaló mi madre y tuve que pelear con esa porque agoté todas las municiones que tenía.

Hice una pausa porque note que 15 de los accesorios que tenía ya habían desaparecido. Mientras observaba eso, vi que una segunda arma me defendía. Era Lord Kevin, pero como era de esperarse de su falta práctica, logro arrebatarle de un solo golpe cualquier objeto que tuviera. Entonces le lancé todos los accesorios que tenía. Logro defenderse unos cuantos golpes, pero luego cayó al suelo y Hikota, no dudo en apuñalarle, solo que… No pudo porque yo me atravesé en medio de los dos. Sentí como su arma me atravesaba la espalda, el dolor que causaba era impresionante, también note la mirada sorprendida del príncipe que me decía << ¿Por qué?>>, sentí que era el final para la época, de pronto un balaceró lo mató y pronto cayó hacia abajo. Respiré y me sentí aliviada. Mire al príncipe y le pregunte si estaba bien, el solo movió la cabeza.

Intente levantarme pero no pude, solo que grité del dolor que sentía. Pero entonces él tomo mi mano y me dijo: – Gracias. Sonreí y logre pararme por un segundo porque luego caí a los brazos de Lord Kevin, con solo unos minutos para morir, el empezó a llorar y decir entre su llanto: – No mueras. Y luego dijo: – Me prometiste que siempre estarías a mi lado. Yo abrí los ojos como si hubiera visto algún demonio pasar frente a mí. Recordé que lo conocí cuando tenía nueve años y él fue quien me salvo de un perro totalmente agresivo. En aquel entonces  también tuve una herida grave y también estuve a punto de morir. Él me dijo: – Si te salvé la vida, no es para que mueras ahora. Haz un esfuerzo y prométeme que te quedarás a mi lado para siempre. Fue por su deseo que el rey nos entrenó y le dijo a mi padre que cuando creciera serviría allí. Entonces mi padre sabía que ocurriría algo peligroso y nos trajo objetos de la ciudad que nos cuidarían.

Ahora estoy aquí, viendo como me llora. Le puse la palma de mi mano en su cara y le dije:- Si, yo te lo prometí, ¿pero quién pensaría que moriría a mis 19 años?

El gritó muy fuerte: – ¡No! Si mueres aquí también lo haré yo, porque… eres la única persona que he amado. Entonces me besó como si siempre hubiera estado esperando para hacerlo.

Recordé una leyenda de mamá, que decía que cuando una mujer se sacrificaba por un hombre importante y que esté siempre estuvo enamorado de ella, se expandiría una luz, no solo curando la herida de la chica, sino que también aclararía sus dudas, haciendo que vivan felices para siempre.

Fue cuando lo que era conocido como una leyenda, pasó. Una suave brisa nos levantó, una luz blanca nos rodeó y el entendimiento vino a mí, el era la persona con la que me casaría en los siguientes días, con el que formaría una familia y con la que envejecería, hasta el día de mi verdadera muerte.

Volví a aterrizar y parecía un sueño, todo era más brillante y se nos era concedido el poder de ser ángeles, pero nosotros preferimos ser unidos por los que es llamado “El poder de Dios”, viviendo así por la eternidad felices por siempre.

Jessika Daniela Niño Bernal, Grado 11°, centro Educativo Paulo Freire

30. El Tren Sin Retorno

María Azucena del Portillo había soñado la madrugada del 31 de diciembre de 1998 con una montaña, erigida como la más poderosa de todas, pero que terminaba por derrumbarse  sobre ella, y el polvo al caer, súbita y aterradoramente, se convertía en fuego. María no sabía lo que el sueño significaba, pero le había confirmado que debía marcharse. Ocho horas más tarde fue a comprar su boleto de partida, segura de que volvería. Al recibir aquel papel blanco, cuadrado y pequeño, sintió un leve temblor que estremeció todo su frágil y bien moldeado cuerpo. Se había sentado en la tercera fila, en el vagón de los viajes misteriosos, justo detrás del joven de no más de 19 años que miraba extasiado por la ventanilla como diciendo adiós orgullosamente a la tediosa vida que dejaba atrás; pero tras una larga meditación, teñida más de indecisión que de razonamientos, María se decantó por el cuarto: el vagón de los viajes pacíficos. Sin embargo, había una peculiaridad en aquel  vagón. Quienes se sentaban allí, sabían que nunca volverían a casa. “Quien prueba La Paz, nunca la deja”, decían por ahí. En este tren, que salía sólo una  noche desde parís, en vísperas de  año nuevo, a cada viajero se le ofrecía un servicio personalizado. Estaban los viajes apasionados, los viajes religiosos, los misteriosos y los pacíficos.  Sentadas a la izquierda, en el vagón de los viajes religiosos, se encontraban dos monjas de expresión austera y cansada, como quien busca escapar, como la del explorador agotado en busca de agua, o el individuo aplastado por las desgracias que sólo desea descansar. Francesca, la monja más joven, estaba entre los 50 y 60 años de edad; era italiana, igual que su compañera. En efecto, ambas querían escapar; los problemas en su religión las tenían agobiadas. Pero en un tren lleno de deseos: deseos de amor, deseos de descansos, y deseos de escapes, los problemas y las carencias eran lo más normal, de otro modo ¿para qué entrar allí? En el vagón de los viajes apasionados, un solitario y veinteañero ruso llamado Vladímir contemplaba a través de la fría  ventana, con la ancha frente pegada al vidrio y viendo como su aliento lo empañaba; también estaba diciendo adiós, pero sin orgullo, a la vida triste que había llevado, sin María Azucena, aquella colombiana de hermosa apariencia que había conocido el verano pasado pero que lo había abandonado tras una noticia, mala, pero que él desconocía.  ¿Qué era? ¿Qué era lo suficientemente malo para que María Azucena lo dejara?

Muchos habían escuchado de aquel tren. Era misterioso y mágico, sólo entraban en él quienes sentían el llamado. Viajaban en vísperas de año nuevo, a las 7:00 p. m. desde la estación ubicada en París. Cada pasajero iba al lugar de sus sueños. Podía elegir en qué vagón iría y en 24 horas estaría en su hogar de nuevo, con memorias persistentes y claras del viaje en el tren. Pero nadie conocía a alguien que hubiese viajado en él.  Pasó  a convertirse en una leyenda urbana, de esas que todos temen pero ninguno cree. En este viaje, María, el joven, las dos monjas y Vladimir, descubrirían el secreto tras el viaje desconocido e inhóspito del tren de año nuevo.

Los 2 grados centígrados de parís se sentían febrilmente en el tren, y hacían tiritar a los más débiles al frio. Las ancianas buscaban sus abrigos, los sacaban de sus pequeñas e irrisorias maletas, cuya única función era aparentar que realmente viajarían, en vez de solo tomar unas horas de descanso. Vladímir no estaba tiritando; su vida era ya bastante fría desde hacía unos meses. María Azucena, por su parte, vestida con un largo pedazo de tela negro funeral, que parecía más una sábana que un vestido, temblaba con solo pensar que la temperatura descendería aún más. Bueno, decir que temblaba se quedaría corto, teniendo en cuenta que la mujer no era de clima frio. El destino del tren era incierto, siempre lo era. Los pasajeros miraban su reloj pulsera, determinando si aún tenían tiempo de escapar.  El aire estaba cargado de ansiedad. Los nervios eran el plato principal y las dudas eran los pasabocas que se servían más de dos veces por pasajero.

Afuera, los transeúntes veían el tren, preguntándose si iba camino a Niece o a Ruan. Únicamente aquellos sentían el llamado, sabían que el destino del tren no era unívoco, no era nacional o internacional, y que era mucho más emocionante que un simple viaje a Niece. Quien dirigía el tren jamás había sido visto. Las monjas hablaban de un hombre de talante pétreo y áspero, tosco al hablar. Afirmaban que el hombre debía ser una figura mítica con poderes. Pero nadie les creía, pues sabían que el hombre siempre cubría su rostro con un pañuelo negro que hacía borrosos sus rasgos. Era él quien hacía el llamado, y era él quien elegía quiénes viajarían. A las 7:00 p.m. de París, el tren  partió. La partida, para Vladímir, tenía forma  de piel canela,  ojos grandes y cabello negro como la noche. Para María Azucena tenía forma de descanso, de Lagos pacíficos y de clima cálido… De salud. Para las monjas, aquel viaje era una redención con los espíritus. Desconocían a qué ubicación geográfica llegarían, pero ya podían percibir el sabor de La Paz interior. María Azucena dijo adiós a aquella tierra fría, que le había traído dicha y desgracia. Había olvidado asistir a la quimioterapia de aquel día y no le daba importancia. La quimioterapia era tan agresiva como el cáncer detectado hace unos meses, el cual ya había inundado su cerebro. “¡Ya he durado demasiado! Es hora de partir”, pensaba María Azucena al entrar a la estación de tren unas horas antes. En efecto, era hora de partir, pero no al sepulcro, sino a la vida.

El tren era un armazón enorme, y el resultado de la combinación de numerosos metales, que se movían gracias a las fórmulas de los ingenieros mecánicos que habían detallado meticulosamente cada parte de aquel monstruo andante. Este tren tenía la particularidad de que cada vagón estaba pegado al otro y dividido tan sólo por un vidrio, de modo que los pasajeros de cada vagón podían verse. Pero en la penumbra, nadie notó al viejo decrépito  y  de expresión inhóspita, sentado en el último vagón. Tenía un libro en la mano, de pasta dorada, como si estuviese hecha de oro, y lo leía con extrema atención. Allí, en libro del centinela, estaban escritos los destinos de cada pasajero. En aquel libro dorado, decía a donde iban a parar las vidas de Vladimir, Maria Azucena, el joven, y las dos monjas. Durante una hora y media, cada pasajero tuvo la oportunidad de reflexionar sobre su vida. Tantos años transcurrido en vano, tantas lágrimas derramadas sin razón, tantas alegrías artificiales que dejaban un marcado vacío, tantas pérdidas… ¿Qué harían al regresar? ¿Qué haría María Azucena en aquella tierra pacifica? Todos tuvieron el suficiente tiempo para pensar que un escape no era la solución. Todos desearon regresar a casa, e idear una solución definitiva a aquello que los atribulaba. Pero ya era tarde. A las 8:30 p. m. el camino comenzó a tornarse negro, en una densa e impenetrable oscuridad, donde no había más luces ni señalizaciones.

-Aquí viene.

Dijo Vladimir, antes de cerrar los ojos y sentir como un profundo calor le llenaba, a él y a todos los pasajeros del tren. El calor aumentó y aumentó. Todo se iluminó y la densa oscuridad desapareció, de modo que todo fue luz y calor: todo se convirtió en fuego. El desconcierto los inundó, hasta que todo era cenizas, cenizas en las que los pensamientos y sentimientos no tienen cabida.

El 1 de enero de 1999 los periódicos dijeron que el zumbido de París había vuelto: un misterioso sonido, vibrante y que daba la sensación de un quemón temporal en los oídos, se escuchaba todas las vísperas de año nuevo, a las 8: 31 p. m.

María Azucena, enferma de cáncer; Vladímir, enfermo de amor; las dos monjas, traicionadas por su propia fe, y el joven, cansado de su rutinaria vida, nunca más fueron vistos. Desaparecieron sin dejar rastro, como el humo de la vela que se apaga.  La montaña de hierro y metal se  había derrumbado y convertido en fuego.  Los rescatistas, sospechando que el zumbido era el eco de un fuerte incendio ocurrido en las vías del tren, las encontraron intactas. No habían señales de que un tren hubiese transitado en la vía la noche anterior, no habían cenizas ni restos chamuscados. De nuevo no había explicación para el zumbido, o las desapariciones.

El 31 de diciembre de 1999, el tren se encontraba estacionado, con el viejo del libro en la última esquina, y listo para partir con nuevos pasajeros… que nunca retornarían a casa.

Karolay Meléndez, Grado 11°, Centro Educativo Paulo Freire

31. La Semilla Tibetana

Aturdida por aquel ruidoso y punzante sonido, se despertó abriendo rápidamente los ojos, apagó el despertador y acto seguido advirtió la hora: 6:45am. Se pasó las manos lentamente por su rostro y pensó <<…nuevamente tarde, este despertador está dañado. >>

Se levantó lentamente, en el esfuerzo de ponerse en pie, pensó en todos las vivencias  que tuvo el día anterior, dándose cuenta que nunca antes había vivido tales extraños y estimulantes sucesos.

Fue directo al baño, cerró la puerta, abrió la llave de la bañera y en ese instante empezó a oírse el agua estrellándose contra el plástico anti resbalante, sonido que le trajo más recuerdos del día  anterior. Cerrando la cortina de la tina, se dispuso a bañarse.
En el proceso recapituló todo lo que aconteció en su previo día…

<< Eran las 1:00 pm cuando sucedió. Saliendo de su clase, como todos los martes por la mañana, se dirigía hacia la biblioteca a encontrarse con Sandra y Nicolás para seguir desarrollando el proyecto historia. Caminando hacia la biblioteca, pasaba por un extenso pasillo de árboles robustos, frondosos, altos, con hojas largas y grandes.

Le encantaba pasar por ese pasillo; le hacía recordar las anécdotas de los viajes de su padre, en las que siempre había pasajes por bosques, cuyos árboles eran magníficamente altos, frondosos y robustos. Mientras andaba lentamente, escuchando el viento pasar por sus orejas y sentir el aire frío rozando la piel de sus brazos, recordaba aún más las horas tan exquisitas que pasaba escuchando a su padre. En ese momento entre pensamiento y pensamiento, escuchó el extraño ruido de un objeto resquebrajándose, como una losa al romperse. Además de este sonido, detectó movimiento desde su vista periférica derecha.

Asustada, volteó el rostro lentamente hacia la derecha para ver qué sucedía.
Al girarlo completamente se percató de que Sandra se encontraba agachada recogiendo los pedazos de algo, junto con un extraño acompañante al que no podía reconocer.

Se acercó hacia ellos para ver si todo andaba bien.

Al Acercarse hacia ellos, pudo reconocer el rostro del extraño, pero no pudo identificarlo perfectamente.

Llegando junto a ellos, le preguntó a Sandra ‘‘¿está todo bien?’’

– Sí, todo está bien. Solamente fue un pequeño tropiezo que terminó en desastre…

…Oye mag ¿ya te presenté a Andrés?-

Magda se quedó en silencio por un momento, intentando recordar el posible lugar de donde lo conocía.

En ese instante, antes de poder recordar algo, Sandra la interrumpió:- ¡Mag!

Nuevamente te quedaste  pensando, te pregunté: ¿si te lo presenté antes?-

Saliendo de sus pensamientos, un poco confundida,  respondió  -Perdón… No, no me lo habías presentado-
Extendió su mano para saludarlo, y dijo:-  Mucho gusto Andrés-

-Mucho gusto-  respondió Andrés tomando su mano.

A continuación se dirigieron hacia la biblioteca para encontrarse con Nicolás. Una vez allí se sentaron, sacaron sus cuadernos y computadores, y cogieron algunos libros de la biblioteca, empezando así a realizar el trabajo. Pasadas tres horas, Nicolás se levantó junto con Sandra para devolver los libros que habían utilizado. Magda y Andrés organizando los papeles de encima de la mesa tuvieron un breve tiempo para conversar.

-Me pareció curioso que hayas estado con Sandra esta mañana, pues ella nunca trae a nadie a la universidad, que no pertenezca a esta. Y por esto quiero preguntarte ¿de dónde conoces a Sandra?’’ – le dijo Magda

-La conocí en el muelle un día que estaba viniendo de pesca. Mi jefe le estaba explicando los requisitos de trabajo, pues Sandra estaba interesada en conseguir un puesto en la tripulación en un barco pesquero, así que cuando arribe, mi jefe me la presentó, me indicó que le mostrara el barco y consigo le presentara a los tripulantes-

En ese momento Magda lo interrumpió: -¡Mmm fue ahí donde se conocieron!- guardó silencio por un momento, este se interrumpió cuando  Andrés preguntó – Me parece haberte visto antes en alguna parte… ¿Nos conocimos anteriormente en algún lugar? –

En ese momento llegaron Nicolás y Sandra, interrumpiendo la conversación. A continuación alistaron sus cosas y salieron de la biblioteca.

Mientras se dirigían a la salida de la Universidad, Andrés le daba vueltas la cabeza, pensando en qué decirle a Magda para invitarla comer, él quería hablar más con ella, para así poder recordar si el lugar en el que la había visto era real, o era uno de sus tantos sueños, además le encantaba ver su cabello rizado que se movía con el viento, era tan hermoso que le recordaba las armoniosas olas que transportaban su barco a lo largo del extenso y espléndido mar.

Al llegar a la salida Sandra y Nicolás, al ver que su transporte se acercaba hacia ellos, se despidieron rápidamente  dejando así solos a Magda y a Andrés. En ese momento Magda con un beso sobre la mejilla, tibia y de color canela, de Andrés y un pequeño abrazo se despidió de él. Entonces, con un aliento de valor y coraje, Andrés le dijo: -me encantó conocerte, fue muy grato el tiempo que pasamos juntos… me gustaría compartir más tiempo contigo, pues me parece que eres una persona muy interesante…-

 Magda sonrojada respondió con un: – gracias-.
Andrés añadió -… ¿podríamos reunirnos en la tarde en el muelle a cenar? Conozco un buen lugar.-

Magda se quedó en silencio un momento pensando si tenía algún compromiso en el resto del día.

Después de meditarlo recordó que no había nada importante que hacer, así que  accedió a acompañarlo; además, a ella también le interesaba conocer más a Andrés y así  podía recordar mejor cuándo y en dónde lo había visto.

Se dirigieron a uno de los parqueaderos de la Universidad donde se encontraba el auto de Andrés y se subieron, se dirigieron a la salida y tomaron rumbo, al mismo tiempo Magda inició la conversación felicitándolo por tan elegante auto y le dijo que la pesca daba buenos frutos.

Después de su comentario, Andrés le dijo: -sí, aunque la pesca es buena, pero no es mi favorita… Este auto no lo compré con lo que gano en la pesca… De hecho me lo regalaron…-

Intrigada le preguntó – Mmm y… ¿quién te lo regaló?-

-Mis papás, hace dos años, al cumplir 20 años.-

– ¡Genial!- respondió Magda.

A continuación Andrés le contó que sus padres eran dueños de la empresa de pescados más grande del país.

Y continuó diciéndole que trabaja como pescador, ya que  era uno de sus requisitos  para poder asumir el cargo de la empresa; primero tenía que pasar por varias pruebas que su padre le exigía para llegar a dirigirla.

Continuaron hablando de varios aspectos de sus vidas mientras llegaban al muelle. A su llegada, Andrés parqueó el auto, y se dirigieron a la punta del muelle, caminando. Al llegar a la punta, Magda advirtió la hora: 6:45 pm.

Durante el trayecto los dos experimentaron una sensación especial, de haber estado en ese lugar reunidos anteriormente… Aunque en ese momento ninguno de los dos lo recordara.

Dieron 7:00 de la noche, se dirigieron al restaurante aparcado en el muelle, tuvieron que esperar unos minutos en la fila para entrar.

Una vez adentro se dispusieron a mirar la carta y a pedir lo que querían comer.
Mientras esperaban, Magda observó que Andrés tenía un collar, parecía una especie de amuleto con la forma de una semilla de Asia, que estaba incompleta.

En ese momento recordó que una de las características de esa semilla es que puede dividirse en dos partes exactas, las cuales se unen nuevamente cuando uno lo desee, viéndose así llamativa y elegante.

Sabía las cualidades de la semilla porque le recordaba a la mitad que yacía en su casa, que guardada en su lugar especial, donde ella podía contemplarla durante horas sin notarlo.

Fue tanta su curiosidad que le pidió a Andrés que le dejara ver su collar, en el momento en el que se lo estaba entregando, Magda y Andrés recordaron dónde se habían visto anteriormente… “…Sí, él fue el de aquella vez…” se dijo así misma Magda, “… ¡lo encontré…!” >>

Mientras cerraba lentamente la llave de la ducha, su mente regresó y dejó de recordar lo sucedido la noche anterior. Salió de la ducha, se secó el cuerpo y sonrió por la suerte que tuvo de finalmente, después de doce años, poder encontrarlo…

Mientras se vestía sus pensamientos regresaron nuevamente al instante en el que Andrés le entregaba el collar para observarlo en detalle…

Su mente se traslada en ese instante al día anterior.

<<… Si, el collar que Andrés le pasó era la mitad exacta del que tenía ella en casa guardado. Ella identificó esa mitad e inmediatamente recordó esa tarde de Abril.

<<  Ese día, mi padre regresó de su largo viaje de investigación en el Tíbet, del cual trajo muchas cosas,  entre ellas una extraña semilla en forma cóncava, que al final terminaba punta en forma de tres espirales.

Tenía diez años sentí mucha curiosidad, y le pregunté a mi padre de qué se trataba.

Mi padre feliz por mi pregunta respondió: -este es un regalo, de uno de mis viajes más largos por el Tíbet. Para obtenerlo fue necesario pasar por varias pruebas que los monjes me pusieron, para encontrar la paz interior-

“Una vez logradas las dificultades, y los obstáculos que se presentaron, llegué a un santuario ubicado en un pequeño risco.
Entré a ese santuario, y haciendo a un lado la cortina de bambú, pasé el marco de madera roja de la puerta, e ingresé sintiendo una paz enorme.”

“Allí me encontré con un monje, me estaba esperando mientras meditaba. Al acercarme, se dispuso a hablar conmigo. Me preguntó sobre mi travesía, y dialogamos un rato. Posteriormente meditamos durante varias horas. Al finalizar nuestro encuentro, me entregó esta semilla diciéndome que se te la obsequiara diciéndote que representa muchas cosas entre las cuales se encuentra amor y paz. Dos energías que cuando se unen son muy poderosas, tanto que pueden crear nuevos destinos, guiar a muchas personas, y lo más importante, ayudar a ser mejor a una o dos personas que la posean…”

-¡Increíble!-  le dije.

Él prosiguió: -Así que te la entrego a ti mi pequeña Mag, para que algún día encuentres la paz en tu interior y el amor, para que este te acompañe toda tu vida y te ayude a ser mejor persona de lo que ya eres.-

Esa tarde, sus padres salieron a comer y a pasar un rato juntos, dejando a la pequeña Mag con su tía.

Y no regresaron.

En la ciudad se rumoraba que había sido el alcohol lo que produjo que un conductor se saliera de su vía y estrellara a tres autos, destruyéndolos totalmente; y en uno de esos autos reconocieron los cadáveres del Señor y la Señora Castilla, los padres de la pequeña Mag.

La tarde siguiente se realizaron las honras fúnebres cerca del muelle, donde asistió gran parte de la ciudad, pues la familia Castilla era muy reconocida en ese lugar por los aportes que habían hecho.

Después del entierro, Magda se dirigió a la punta del muelle, donde lloró durante mucho tiempo, sola, recordando los gratos momentos que pasaba junto a su padre escuchando las maravillosas anécdotas de sus travesías y la magnífica compañía de su sabia madre, que todo lo sabía, y lo que no se lo inventaba… Era muy buena en eso.

Estando allí se acercó a la punta del muelle un niño, que también lloraba, Magda al verlo llorar, se acercó  con curiosidad y le preguntó por qué lloraba.

Y entre sollozos, con la voz temblorosa le respondió  -Es que mi mejor amigo murió, era un pero extraordinario.- Cerró sus ojos, y continuó: – Yo realmente lo amaba… Compartimos muchos momentos felices juntos… En mis tristezas siempre me acompañó… También me amaba mucho… No tenía que decirlo, yo lo sentía… fue muy duro verlo sufrir antes de su partida, y acompañarlo en su muerte fue muy doloroso, sentí que el corazón se me salía… No puedo resistir más… Me siento solo…-

Magda conmovida en medio de su dolor, entendió que había otra persona sintiendo lo mismo que ella, su soledad y lágrimas eran compartidas, en ese momento saca de su bolsillo izquierdo la semilla que su padre le había regalado, y dividiéndola en dos le dijo: – Mira esta semilla me la regaló mi padre, y me dijo que si la tenía conmigo no me sentiría jamás sola…  Tómala te obsequio esta parte.-

El pequeño tomó la mitad de esta semilla,  la guardó y le dijo enjugándose las lágrimas: – gracias, la conservaré.- >>

Mirándose fijamente, Magda percibió que aquel niño que se acercó a ella esa tarde de Abril era Andrés. Y a su vez Andrés advirtió que aquella hermosa chica del muelle era Magda. >>

Terminándose de cambiar, sonó el timbre de su casa y se sintió emocionada, porque dentro de sí esperaba que la persona que llamaba a la puerta fuera Andrés.

Poniéndose rápidamente los zapatos, bajó las escaleras corriendo.

Al abrir la puerta con emoción vio que era Andrés.  Con una sonrisa en la cara, se miraron fijamente, reconociéndose y agradeciendo a la vida por la presencia el uno del otro.

Francisco Javier Fonseca Gálvez, Grado 9°, Centro Educativo Paulo Freire

32. Carta de Adam

Ella era hermosa, en todo el sentido de la palabra, Su cabello caía como cascadas encima de sus hombros, Sus hombros estaban cubiertos de  pecas, las cuales parecían estrellas, Que decoran la noche oscura y fría,  su piel era la más suave, Tal como el pétalo de una rosa, sus ojos parecían dos hermosos zafiros, Zafiros que habían sido seleccionados cuidadosamente, los más bellos de todo el universo, Su labios eran, la muestra de la perfección,  de un color rosa, pero no cualquiera, era como el rosa De un coral marino, sus mejillas ruborizadas a toda hora, parecían sutiles pinceladas del mismo Da Vincci, como si ella fuera el retrato más bello que jamás hubiera existido, sus dientes los más blancos y relucientes, eran de un tamaño perfecto, ni muy grandes ni muy pequeños, su nariz  parecía sincerada por los mismos ángeles, su estatura perfecta, con una pequeña cintura hecha a mediad, su porte era digno de gracia y elegancia, como si fuera hija del mismísimo rey, sus palabras eran como la miel al paladar, su bondad era la más pura, su honestidad, cortante como daga pero su consuelo era la poción más esplendorosa para aliviar el dolor, jamás imagen que un corazón y alma tan pura pudiera amar a alguien como yo, alguien que no le importaba a quien lastimaba, alguien que cambio mi mundo, al lado de ella no sentía temor su mirada era mi refugio, no sentía frio sus manos eran mi fuente de calor, ella era mi inspiración, ella era mi vida, como he podido ser yo tan ciego, tenía a la persona más perfecta, hermosa, bella, la tenía en frente de mis ojos, como he podido ser yo tan ciego que tu debiste de quitarme la venda que no me dejaba verte, como poder vivir ahora sin ti, como poder respirar sin ti, como podrá mi pobre corazón latir sin tu mirada, fuste, eres, y serás lo mejor que me ha pasado en la vida, tu tomas mi mente, mi alma y mi cuerpo como el viento toma a una vela, como un océano a la arena, como una botella vacía a la lluvia, dime algo más, dime que todo estará bien, dime que estaremos a salvo, daré mi vida por la tuya si es necesario, pagare el precio más alto que exista, hare lo necesario para que te quedes a mi lado, prometo que serás mi prioridad por el resto de mi vida, juro que te amare como jamás he amado a alguien, solo quédate a mi lado.

Inspirado en: Si Decido Quedarme y Lo Que Fue De Ella

Melisa Colorado Origua, Grado 8°, Centro Educativo Paulo Freire

33. Mirando a Través del Espejo

Había una vez una familia muy humilde, donde el padre ganaba 3 monedas diarias para sostener a su esposa y su hija llamada Amanda. Esta era una familia muy unida, aunque no tenían riquezas materiales si contaban con el amor que existía entre ellos. Un día los padres toman una decisión que cambiaría la vida de Amanda por completo. Una noche le cuentan a Amanda que harán un viaje con el fin de poder cerrar un negocio que prometía mejorarles la vida, Amanda no estuvo de acuerdo al comienzo, pero luego se dio cuenta que sus padres ya habían tomado una decisión. A la mañana siguiente los padres parten en un barco hacia Asia y la madre de Amanda le entrega algo muy valioso y es un pequeño espejo  y le dice:” Cuida de este espejito con toda tu vida y siempre que nos extrañes ábrelo y así nos recordaras”. Ahora mientras los padres de Amanda viajan su tía la sr. Evangelin cuidara de ella. Pasan días, meses y no hay noticias de los padres de Amanda, ella los extraña y desea que vuelvan pronto ya que su tía era cruel y la trataba con desprecio, Amanda miraba todos los días el espejo que su madre le regalo y eso hacía que su recuerdo se mantuviera. Una madrugada tocan a la puerta y la sr. Evangelin sale muy disgustada a abrir la puerta, cuando la abre no hay nadie pero habían dejado 2 pequeñas cartas una para sr. Evangelin y la otra decía: Para nuestra hermosa hija con amor de papá y mamá. La sr. Evangelin abrió el sobre que decía su nombre y al abrir su carta se da cuenta que decía que su hermano y su cuñada habían fallecido a causa de que el barco donde viajaban se había hundido y que solo encontraron cuerpos sin vida, la sr. Evangelin sube las escaleras hasta en cuarto de Amanda abre la puerta y se da cuenta de que Amanda está llorando y le pregunta a su tía  si lo que dice esa carta es que nunca más volverá a ver a sus padres y la sr. Evangelin respira profundo y dice: “si” en ese instante Amanda sale de la habitación corriendo y baja las escaleras luego abre la puerta y sale de la casa y grita y llora toda la noche. Así pasan años y años, todas las noches Amanda mira el espejo que su madre le dio y lo abrasa, cada noche duerme abrasando el espejo recordando a sus padres y lo felices que eran. Un día Amanda camina por un hermoso jardín, se detiene a la orilla de una laguna a descansar, se acuesta en sobre las flores y mirando hacia el cielo azul decide sacar y mirar el espejo, pero esta vez lo mira muy detenidamente y cuando se ve en el de repente sale una pequeña  abeja del espejo, Amanda se asusta y deja caer el espejo pero rápidamente lo recoge del suelo y decido volver a mirar sobre él, y muy curiosamente toca su reflejo plasmado en el espejo y al tocarlo su dedo traspasa el espejo y en ese momento Amanda va metiendo su cuerpo sobre el pequeño espejo. Luego Amanda llega aun mundo desconocido llamado Foterwaker este era un mundo donde lo principal era ser valiente y bondadoso, no cualquier persona podía entrar en él, solo personas dignas que tuvieran esas cualidades y por muchos años las criaturas mágicas que Vivian ahí buscaban una reina que tuviera esas cualidades. Amanda decide explorar este mundo donde los animales grandes como el elefante eran pequeños y los animales pequeños eran grandes en este mágico mundo. Llena de asombro Amanda decide preguntar a un pequeño unicornio que camino podía seguir para poder salir de ese lugar y el unicornio le dice: esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar, Amanda le dice: no me importa mucho el sitio, entonces el unicornio le dice: entonces tampoco importa mucho el camino que tomes. Amanda al ver que no conseguía una respuesta decide seguir adelante y el unicornio le dice que hay alguien que si la puede ayudar. Caminan un largo tiempo y llegan a una casita donde hay una mesa larga llena de comida, una tortuga, un saltamontes y un caballo tomando él te. Amanda no sabía que ocurría pero a su alrededor las plantas, las flores, los árboles y los diferentes animales susurraban su nombre, En ese momento el caballo pregunta: ¿Quién  eres tú? Y ella responde: soy Amanda y no sé dónde estoy, el caballo la observa y le dice que esa no es la respuesta correcta, el caballo vuelve variar veces a hacer esa pregunta y Amanda responde siempre igual. Pasa el tiempo y el caballo sale a caminar en compañía de Amanda y le pregunta si sabe quién realmente es ella, Amanda responde: solo soy una persona que perdió a sus padres cuando era pequeña y que desde ahí no ha podido ser feliz, el caballo se da cuenta que Amanda es una persona triste y muchos miedos y decide que ella tiene derecho a saber quién realmente es ella y quienes son realmente sus padres. Llegando a un estanque el caballo le revela una verdad a Amanda que cambiaría su vida; se sientan y el caballo le dice a Amanda que ella es la heredera del reino Foterwaker y que sus padres eran reyes de ese lugar, pero que decidieron criarte como una niña normal porque no querían que nada malo le sucediera a su pequeña hija ya que en aquella época había una persona que causaba mucho dolor a la personas felices. Amanda no podía creer lo que estaba escuchando esto quería decir que si sus padres eran reyes ella era un princesa heredera del trono de aquel pequeño reino mágico, Amanda se cuestionaba porque sus padres nunca le dijeron la verdad, pero el caballo le dijo que todo era para protegerla. Ahora Amanda teniendo tantas preguntas decide hacer una: ¿Qué pasó con ese ser mágico que causaba dolor y tristezas? El caballo le respondió que ya había muerto, Amanda le hizo otra pregunta ¿cómo murió? El caballo le revela otra noticia y es que su padre el rey compartía el mismo corazón que este ser causador de dolor, Amanda se pregunta cómo es eso posible y la razón de esto es que el rey y este ser malvado  eran hermanos, Amanda quedo en shock por un momento y luego cayó al suelo y dijo: entonces al morir mi padre mi tío murió también y la maldad salió y la tristeza  de este pequeño mundo desapareció, y el caballo asentó con la cabeza y dijo si, ahora Amanda no sabía lo que tenía que hacer así que decide correr y pensar en todo lo que le acaban decir. Luego de un par de días analizando todo y en lo que sucedería en su futuro dependiendo de qué decisión tome si seguir con su vida normal o convertirse en lo que realmente es una reina, esta decisión no sería fácil pero había algo más que ella no sabía y era la causa de porque su tía era tan infeliz así que decide preguntarle al caballo si sabe la respuesta, después de caminar y caminar encuentra al caballo y le hace la pregunta de porque su tía siempre estaba de  mal humor y el caballo responde que la sr. Evangelin era una criatura mágica pero cuando el rey salió de Foterwaker ella también le toco salir del mundo mágico y para ella fue  muy triste, ella no quería dejar Foterwaker, pero su hermano se lo pidió para que Amanda creciera cerca de alguien de su familia. Cuando Amanda escucha esto entiende a su tía ya sabe lo que tiene que hacer pero antes de esto tiene que responder una última pregunta que el caballo le tenía que hacer, Amanda estaba dispuesta a responderla, el caballo pregunta: ¿Quién eres? Ahora Amanda sabe que responder y dice: Soy Amanda Hugueth tengo 18 Años, mis padres eran reyes y los amo  y ahora soy la heredera del reino de Foterwaker y tomare mi lugar como reina. Cuando Amanda termina esta de decir    sus palabras decide ir a buscar a su tía y traerla de vuelta a donde pertenece siendo un hada mágica del reino mágico. Esa misma tarde se hace una ceremonia donde coronan a Amanda como la nueva reina de Foterwaker, sus súbditos la aclaman y su consejera será tu tía la sr. Evangelin que ahora es feliz otra vez, antes de concluir la ceremonia el sr Evangelin le entrega una carta que sus padres le habían dejado donde decía: Quería Amanda siempre serás nuestra Amada hija, reina de lo que es nuestro y aunque no sé si estaremos contigo el día en que te conviertas en reina si sabemos que gobernaras y que regresaras la felicidad a Foterwaker, con amor mama y papa. Al concluir la carta había lágrimas de felicidad alrededor del palacio y al interior del también, ahora es coronada reina Amanda y todos vuelven a ser felices recordando que tenemos que ser valientes y bondadosos para ser realmente felices.

Vanessa Medina Hugueth, Grado 11°, Centro Educativo Paulo Freire